Artículo del día / ¿Es broma?

Por Bertoldo Velasco Silva

Todo mundo tiene derecho a aspirar a ser algo o “alguien”. Eso, a nadie se le puede negar. Querer, puede ser. Tratar de serlo, también. Pero la realidad política nos dice otra cosa. Lo decimos por el presunto “destape” del comundeño y ex alcalde de Los Cabos Arturo de la Rosa Escalante, quién en días pasados, allá en su tierra natal, anunció de sus aspiraciones de ser el candidato a la gubernatura por el Partido Acción Nacional. Obvio, la pregunta de este título lleva razón ¿Es broma?

Partimos del hecho de que, primeramente, dentro del PAN, existen, aunque no definidos aún, dos fuertes aspirantes a ese cargo, uno dentro del actual gabinete estatal que es Isidro Jordán Moyrón, y por “fuera”, pero dentro de las filas albiazules, Francisco Pelayo Covarrubias. Es cierto, aún no han hecho públicas sus aspiraciones, pero de que quieren ocupar la silla que dejará vacante en el 2021 Carlos Mendoza Davis, ni quien lo dude, y por ende, le llevan una amplia ventaja al ex edil cabeño.

Por otro lado, y es aquí donde vuelve a surgir la pregunta ¿Es broma?, cuando en las pasadas elecciones del 18 de julio, donde Arturo de la Rosa buscó la relección como alcalde de Los Cabos, los resultados no le fueron nada favorables, pues de acuerdo a los números de esa contienda electoral que dio a conocer en su momento el Instituto Estatal Electoral de BCS, tanto Armida Castro Guzmán, la actual alcaldesa surgida de Morena y de Ernesto Ibarra Montoya del Partido del trajo, lo relegaron a la tercera posición.

Con 204 mil electores que tenía en esa contienda del 2018 el municipio de Los Cabos, el entonces candidato por el PAN, o sea Arturo de la Rosa, obtuvo 23,815 votos; Ernesto Ibarra, del PT, logró 25 mil 179 sufragios (1364 más que Arturo); y Armida Castro de Morena, ganó con 32,484 votos, es decir 8,669 sufragios más que el comundeño. Es decir, en esa realidad, el panista lleva todas las de perder en ese municipio, y si tomamos en cuenta en ahí gobernó tres años, en La Paz, apenas si lo conocen, y en su tierra natal, pues…, no se diga en Loreto y Mulegé, la situación se le torna muy complicada, en lo que sería frente a otros aspirantes no panistas.

Dentro del PAN, pues su anunciado destape, lleva, por lo que analizamos, una pretensión sobre un dicho en política “tírale a lo más alto, para ver que te cae”, y en ese sentido, si manifestó su deseo de aspirar a ser candidato panista a la gubernatura -puede que alcance a que le den, por sus números, que no son muy buenos-, cuando menos una candidatura a diputado federal o a buscar una diputación por el principio de mayoría relativa a nivel local.

Siempre he sostenido que los números son muy fríos, como también que los votos obtenidos en una elección, no son un cheque al portador para que los presuma para una próxima elección, pueden eso sí, servir de base para analizar sus perspectivas, pero no para fincar un triunfo, como le sucedió a Don Crisóforo Salido Almada, cuando en aquel proceso electoral de 1993 cuando como candidato panista compitió con el priista y a l postre gobernador Guillermo Mercado Romero, que además de impugnar la elección, al siguiente proceso se volvió perredista y presumió como carta de presentación a Porfirio Muñoz Ledo, en aquel entonces dirigente del PRD nacional, una cantidad de 54 mil votos, y que con ello le aseguraba a Muñoz Ledo, ganar, pero la verdad, apenas y logró pasados los 15 mil votos.

La historia nos confirma esta situación, y la otra, que no por madrugar, amanece más temprano, y peor si no cuentas con el respaldo de las mayorías, cuando menos, del partido al que perteneces.

Sin embargo, la otra lectura que nos da ese pre destape, son esos rumores de su pretendida salida de Acción Nacional e irse a engrosar las filas de otro partido, si no le cumplen su capricho de ser él, el candidato panista a la gubernatura, lo cual, dudamos mucho, aunque la rumorología, diga otra cosa,

En la nota periodística que publicó el colega Comondueño, Arturo Corona el 4 de enero de este año en el diario El Sudcaliforniano, que dio motivo a este Artículo, de la Rosa Escalante señala; “Vamos a construir las condiciones para lograr llegar fortalecidos al proceso electoral del 2021”, luego de sostener un diálogo con el dirigente municipal del PAN, al maestro Benito Ramírez, a quien por cierto felicitó, “por el gran trabajo que viene realizando muy cercano a la gente, en el municipio de Comondú”.

En esa reunión, a la que se hizo acompañar de algunos políticos comundeños como Edson Gallo Zavala, Venustiano Pérez Sánchez, Guadalupe Ramírez Núñez y Benito Ramírez, entre otros; Arturo dela Rosa dejó plasmadas sus intenciones políticas; “Ya era el momento de manifestarles a mis amigos y simpatizantes mis aspiraciones políticas, vamos a comenzar a trabajar en nuestro proyecto político encaminado rumbo a la próxima gubernatura, y lo haremos sumando no solamente a la militancia del PAN, sino también de muchos ciudadanos que quieren un cambio”.

Y remató, “Sabemos que hay otros compañeros de Acción Nacional que tienen la misma aspiración de un servidor, pero hasta el momento no lo han manifestado públicamente, a todos ellos mis respetos y quien logre el mayor consenso será el próximo candidato a gobernador”.

Por eso vuelve a saltar la pregunta, ¿Es broma, o va en serio?, y sí, Arturo debe ubicarse en su realidad política, pues ante la percepción ciudadana, la Senadora Panista, Guadalupe Saldaña, va muy arriba de él, en las preferencias electorales, y eso, que el año electoral aún no inicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .