¿No son estos terroristas a los que los Estado Unidos venden armas y sus ciudadanos compran droga?

Olgafreda Cota
ofcota@prodigy.net.mx

Los cárteles mexicanos serán considerados por el gobierno de los Estados Unidos como grupos terroristas, declaró el presidente Trump.

Sabemos que nuestro buen vecino, acostumbra atacar militarmente a las organizaciones que considera terroristas, sin el permiso del país donde se encuentran. Se siente autorizado para intervenir dónde y cuándo lo considere conveniente para salvaguardar sus intereses o los de sus aliados, dicho de otra manera, cuando se le pegue la gana, simplemente porque puede y quiere. No perdamos de vista que este país no da paso sin guarache y yo agregaría: no da la mano sino la retira llena de dólares.

Actualmente el terrorismo es su argumento para la intervención. No siempre ha sido así, muchas veces sus motivos apestan a petróleo vestido de democracia.

Valdría la pena mencionar la llamada “Doctrina Carter” de 1981, surgida a raíz del interés de los Estados Unidos por el petróleo del Golfo Pérsico y que dice: “Cualquier intento de parte de otra fuerza de obtener el control del Golfo Pérsico, será considerado como un ataque a los intereses vitales de los Estados Unidos y será rechazado por todos los medios necesarios incluyendo los militares”. ¡Así se las gastan!

Muchos mexicanos nos hemos preguntado que tan serias pueden ser las declaraciones de Trump. Sabemos que no es una persona equilibrada y que además de racista tiene un aborrecimiento especial a los mexicanos lo cual lo hace peligroso, especialmente si tomamos en cuenta las costumbres de nuestro vecino; así que, vale la pena dar una revisada a su historial intervencionista.

Se requiere impulsar la CTI para la lista a continuación incluye a la gran mayoría de los países invadidos y va desde los 1800 hasta la actualidad. Estos son: Argentina, México, Nicaragua, Uruguay, Paraguay, Haití, Chile, Cuba, República Dominicana, Guatemala, Panamá, Granada, El Salvador, Congo, Laos, Vietnam, Camboya, Líbano, Libia, Irán, Irak, Kuwait, Somalia, Bosnia, Sudán, Afganistán, Yugoslavia, Yemen y Siria. Algunos países como Nicaragua han sido invadidos cuatro veces.

Actualmente tiene 200 000 militares distribuidos en 180 países y territorios alrededor del mundo. Sus operaciones incluyen bombardeos, asesorías y coordinación con fuerzas terrestres locales. Su intervención en Níger (2017), era prácticamente desconocida por la sociedad norteamericana porque pensaba que sus efectivos sólo daban entrenamiento y asesorías.

Volviendo a nuestro país, dice el gobierno norteamericano que nosotros somos el problema porque de México llegan las drogas y punto. ¿Qué sucede entonces con las compañías farmacéuticas que han elaborado medicamentos con opiáceos que se recetan a diestra y siniestra aumentando el número de adictos? ¿Con tanto poder, con DEA, CIA, FBI y anexas no pueden controlar el paso de la droga? Porque ellos son los principales consumidores.

Las declaraciones de Trump, ¿son un distractor por el juicio que se le está abriendo o tiene fines políticos? Ambas cosas creo yo, lo que sí es claro es que nada tienen que ver con la familia LeBarón, ya que según sus palabras tiene 3 meses analizándolo.

Sin embargo, hay una pregunta que deberíamos hacernos: en este momento, ¿qué tengo yo que mi vecino quiera? Y al parecer la respuesta es litio. Este metal tiene numerosos usos siendo el más importante desde el punto de vista económico, la fabricación de las pilas para teléfonos celulares.

Trump declaró que el litio es uno de los 35 minerales cruciales para Estados Unidos. En tres países se concentra la mitad de las reservas mundiales conocidas: Argentina, Bolivia y Chile; también hay en Australia y China. Y como somos suertudos, en México se encontraron yacimientos de litio (ninguno en fase de explotación) en: Baja California, Zacatecas, San Luis Potosí y uno especialmente importante que empezará a ser explotado el próximo año en la sierra de Sonora, en el municipio de Bacadéhuachi,

Y aquí me viene a la mente la frase atribuida a Porfirio Díaz: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Deja un comentario