Micrópolis / Libertad… y respeto

Independientemente de cómo inició labores la actual legislatura -hace un año-, no se puede negar que en este periodo ordinario de sesiones -el cual empezó en septiembre pasado-, ha registrado el mayor número de propuestas para reformar o crear leyes, si acaso el punto negro de la mayoría de sus integrantes, es que hayan votado en contra de la Ley de Movilidad -una normatividad que sigue demandando urgentemente la población sudcaliforniana-, pero en lo general, ahora con la mayoría de diputados -no de Morena, por supuesto-, el Congreso va saliendo adelante con su labor, y en este sentido, mucho ha tenido que ver el diputado Ramiro Ruiz Flores, de la fracción Parlamentaria “Juntos Haremos Historia por Baja California Sur”.

Al Congreso, ha regresado, por fin, luego de un año negro, la libertad, el decoro, aunque aún haya rescoldos, como los de Morena, que se oponen a esa independencia de políticos ajenos a la actividad legislativa, como lo fueron en su momento -y parece que siguen tercos-, el ex gobernador Leonel Efraín Cota Montaño y el profesor Víctor Castro Cosío, este último que tiene un bastión con algunos diputados a quienes ordena qué hacer y hasta cómo hacerlo. Por eso destaco la independencia de varios legisladores que no querían seguir siendo sumisos a esos llamados externos.

Por eso y por la soberbia de esos diputados que llegaron al Congreso sin saber cómo es que llegaron, pero están ahí, por obra y gracia del voto lopezobradorista, que no de ellos, y que se sentían tan en las nubes que les importaba muy poco al respeto entre sus pares a quienes trataban con desdén, valga la redundancia, con desprecio; aunado a ello, los niveles de corrupción con los que se manejaban, con la sarta de mentiras de la famosa trilogía “no mentir, no robar y no traicionar”, olvidándose también de aquella frase “honestidad valiente”, que de eso, pues ni se acordaron cuando en lo oscurito hacían de sus triquiñuelas para hacer y deshacer en el congreso, pero eso, tuvo un costo político muy alto para ellos: dejaron de ser mayoría y ahora carecen del poder, y la soberbia, aun con remanentes, creo que los ha ido obligando a medio entrar en razón.

Cómo olvidar a la trilogía de diputados de Morena, Milena Quiroga Romero, Esteban Ojeda Ramírez y Homero González Medrano, quienes con esas ínfulas con las que llegaron al congreso, quisieron someter al resto de los diputados, incluyendo a los morenistas y sus aliados, para hacer lo que ellos quisieran, incluso, faltarle al respeto a los otros dos poderes, como aquella frase “no votaremos esa ley porque viene del gobernador, de un partido contrario al nuestro”, o de la pretendida intensión de uno de ellos que a fuerza o por su poder, quiere ser presidente municipal, aunque lo invente, para crear el sexto municipio, pero le echaron en cara la alcaldesa cabeña Armida Castro Guzmán y el tesorero general cabeño, Rigoberto Arce Martínez, quienes como dicen en mi rancho “con los pelos de la burra en la mano”, ya le dijeron que no se puede; o como el diputado Esteban Ojeda, que tuvo un conflicto de interés con su cuñada, quien en pocos meses le surtió al congreso, de manera ilegal, insumos de computación y muebles de oficina con sobreprecios, ganando con ello, más de 2 millones de pesos, y que aún desconocemos el por qué, no se ha actuado para castigar esa ilegalidad.

Pero ya no tienen el poder ni lo tendrían en los tres años. Ya no son mayoría.  Ahora se encuentra estable la actual legislatura con la diputada Daniela Rubio en este periodo, y para el siguiente, será otro diputado o diputada, según lo elijan en estos días, pero hay un control político a base de consensos, de diálogo, y en ese sentido, ha tejido finito el diputado Ruiz Flores.

Precisamente, sobre é, su labor no ha sido se conciliación entre los diputados sino también en un trabajo de gestión y de atención a la población a quienes frecuenta para escucharlos y darles respuesta, sino también ha encabezado movimientos importantes para defender los intereses generales de los sectores afectados por decisiones centralistas, como el reciente caso de oponerse a los intereses de un diputado federal de Morena, llamado Maximiliano Ruiz Arias, de un distrito electoral federal de Sinaloa, en su nefasta intención de legislar, aprovechándose de la mayoría parlamentaria de ese partido en el Congreso de la Unión, para liberar el Dorado a la pesca comercial, cuando existe una ley que lo protege para que se aprovechable en la pesca deportiva, donde este genera más recursos financieros para quienes practican esta actividad no solo en Los Cabos, sino en los principales destinos turísticos del país.

Y en este sentido, encontró el eco no solo de los diversos prestadores de servicios turísticos de Los Cabos, -donde la actividad de la pesca deportiva genera 25 mil empleos directos e indirectos y una derrama económica de 1,800 millones de dólares y la presencia, tan solo de este segmento, de más de medio millón de turistas-, a la que se han sumado los secretarios estatales de turismo del país como lo es la ASETUR, la Universidad Autónoma de Baja California Sur, y hasta diputados federales y senadores sudcalifornianos como la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros, el diputado Federal Rigoberto Mares Aguiar -ambos del Partido Acción Nacional, así como un grupo de diputados federales del Partido del Trabajo, encabezados por Alfredo Porras Domínguez, para frenar esa intentona de Maximiliano Ruiz Arias.

De la respuesta del Rector de la UABCS, Dante Arturo Salgado, afirmó al respecto, que “por ningún motivo se debe modificar la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables en su Artículo 68 y con ello eventualmente abrir a la pesca comercial la especie de pez dorado. Si esto se llega a hacer traerá fuertes afectaciones a la economía de Baja California Sur, ya que esta especie como reservada a la pesca deportiva es muy importante para el desarrollo de la actividad turística en los municipios de La Paz, Los Cabos y Loreto”,  lo comentó el investigador de la UABCS, Doctor Miguel Ángel Ojeda Ruiz de la Peña, en un intercambio de puntos de vista sobre este tema que ha estado en la opinión pública estatal en los últimos días que sostuve este viernes con él y con el Rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Dante Salgado González.

Es decir, el diputado Ramiro Ruiz Flores, está haciendo su chamba. Cosa que no observamos en los legisladores locales de Morena en este sentido, porque siguen optando por defender intereses particulares o de pequeños grupos que defender los intereses de las mayorías, en este caso, sudcalifornianas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .