Gracias diputados de Morena por dejarnos sin una ley de movilidad

Gilberto Bonilla Rodríguez   @koimetherion

Quizá, el asistir en estos momentos (10:33 pm) al Congreso del Estado se acercaría mucho al sentimiento que cunde entre la población sudcaliforniana… un recinto vacío y silencioso…

Así nos sentimos los ciudadanos, que hoy, nos hemos quedado solos, sin nadie que nos represente en ese recinto legislativo, hoy, somos ciudadanos que nos hemos quedado vacíos de representación en esa institución que, en otros tiempos, muy lejanos, fue orgullo para los sudcalifornianos. Hoy, los ciudadanos nos hemos quedado en silencio, porque aquellos que debieran alzar la voz de la mayoría, se han quedado con la boca llena de… pretextos y han defendido intereses lejanos a la población; hoy los ciudadanos estamos vacíos, solos y en silencio.

Un congreso dividido, donde al final un solo diputado fue la diferencia entre que se aprobara o no, la Ley de Movilidad que hace poco más de un año enviara para su análisis y dictaminación el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis.

Vale la pena hacer un poco de memoria, hasta la llegada de Mendoza Davis, el tema de transporte se manejaba y se negociaba desde las oficinas de la Secretaría General de Gobierno, ahí se le daba un tratamiento, digamos, político, intereses de ambos lados eran los que estaban sobre la mesa y así se dejaba de lado el funcionamiento óptimo del transporte y por ende el beneficio al grueso de la población.

Partiendo justamente de ahí, el mandatario tomó la decisión de sacar el tema del transporte de dicha secretaría, y justamente con el propósito de darle un tratamiento más técnico-operativo se tomó la determinación de pasar la Dirección del Transporte a la Secretaría de Planeación Urbana e Infraestructura, la que anteriormente había pasado la Dirección de Ecología a la ya desaparecida Secretaría de Desarrollo Económico.

La responsabilidad recayó sobre los hombros de José Luis Escalera Morfín, quien organizó foros de discusión y mesas de trabajo a lo largo y ancho de la entidad, y la cual dio como resultado la Ley de Movilidad que fue entregada el pasado mes de octubre de 2018 al Congreso del Estado.

De igual forma se habilitó una plataforma donde fueron recibidas diversas propuestas, unas del sector transportista y otras de los ciudadanos, quienes lo único que hicieron y siguen haciendo es justamente, exigir un mejor servicio de transporte, servicio que brilla en la actualidad, sí, pero por su ausencia.

Estas acciones no fueron del todo bien recibidas por el gremio transportista, antes bien, hicieron paros, lo que paralizó a la ciudadanía… otra vez; algunas marchas se suscitaron, los transportistas hicieron gala de su organización y mostraron el musculo… y nuevamente, la ciudad se paralizó.

Es importante señalar que, algunos líderes y cabecillas de grupos de transporte tras la entrada de la plataforma digital Uber, buscaron el diálogo con el gobierno del estado y solicitaban apoyos para brindar un mejor servicio, en respuesta, Escalera Morfín previamente se había trasladado a la Ciudad de México y a su regreso estuvo en la posibilidad de ofrecer créditos blandos con intereses laxos y plazos bastante cómodos, a los que los transportistas simplemente dijeron que esos no eran los apoyos que querían, que ellos no tenían dinero para ejercer un crédito para cambiar sus unidades por modelos más recientes, ¿Qué querían entonces? Seguramente querían que se les regalara el dinero como en su tiempo lo hizo la alcaldesa priísta Esthela Ponce Beltrán, dinero que en realidad no sirvió para realizar mejoras substanciales en las unidades que los usuarios diariamente usaban y que siguen usando hasta ahora.

Incluso, un grupo de youtubers los supercívicos, fueron invitados a grabar un sketch donde ironizaban el transporte de La Paz, ya que al utilizar el servicio de peseros iban ataviados con indumentarias de los 70´s y 80´s y en tono burlón aseguraban que habían hecho un viaje en el tiempo ya que las unidades coincidían por completo con las ropas que usaban en ese momento.

El tiempo pasó y en el mes de mayo de este año se suscitaron hechos violentos en el municipio de Los Cabos, el destino turístico quedó mal parado ya que algunos turistas pusieron al descubierto la cacería que los transportistas habían emprendido en contra de los choferes de la plataforma digital Uber, ante esto, el gobernador hizo un fuerte llamado para que los diputados dictaminaran de una vez por todas la Ley de Movilidad que había propuesto… los diputados se hicieron sordos, se volvieron mudos y no hicieron nada ante la demanda del gobernador y ante el clamor de la ciudadanía, hasta el pasado 29 de octubre en el que con el congreso divido al 50% más uno, se determinó desechar la ley.

En las redes sociales circuló el mensaje del mandatario sudcaliforniano, donde exhibió la poca empatía de los diputados de Morena hacia la ciudadanía y puso de manifiesto que el daño que se está causando no es para su persona, mucho menos para su administración, sino para los ciudadanos, y sentenció pues, que en su actuar, los diputados que obedecen a intereses perversos, deberán asumir las consecuencias presentes y futuras.

Por otro lado, la diputada presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Daniela Rubio Avilés, lamentó la falta de oficio político por parte de los abanderados de Morena, quienes ni siquiera discutieron la ley, lo cual hubiera sido bueno para determinar si le hacía falta, o si le sobraba algo en su contenido, se fueron por lo mas fácil, desecharla sin más ni más.

Lo más grave es que, ni siquiera han dado la cara para sustentar su decisión y han dejado con un palmo de narices a la ciudadanía que esperaba a que, entre los diputados de Morena, hubiera un atisbo de empatía con aquellos que todos los días utilizan el pobre transporte que se tiene para cubrir sus necesidades y derechos elementales de, justamente, movilidad.

Antes bien, los diputados que desecharon la ley, se han escudado en que los puntos que propusieron no fueron tomados en cuenta y que por ese motivo no aprobaron la ley, incluso dijeron que supuestamente se trabaja en un plan de ordenamiento urbano y territorial que ya contempla incluir la movilidad, todo esto, con el afán de expiar culpas.

Al respecto, surgen muchas preguntas ¿acaso en este año que transcurrió no pudieron hacer una propuesta de ley que diera forma a este plan que señalan?

Por otro lado, ¿ya se les olvidó que previo a esto, hubo una socialización del tema, donde se tomó en cuenta la opinión de la ciudadanía y de los diversos actores de la movilidad en todas sus ramas?

¿Por qué no retomaron estos documentos? ¿Acaso se sienten orgullosos de que, al no aprobarse dicha ley, el transporte en el estado se siga rigiendo por una ley obsoleta que data del siglo pasado, y que su última modificación fue en los 90´s? ¿Acaso los diputados son tan… ciegos que no se dan cuenta que las condiciones del estado y las necesidades de la gente son totalmente diferentes a las de cuando se promulgó y modificó esta ley? ¿Acaso están de acuerdo con las escenas de violencia que han protagonizado los taxistas en Los Cabos, y que han dejado mal parado el destino turístico ante los ojos de los turistas extranjeros y nacionales? ¿Será que no son capaces de vislumbrar los efectos negativos que estos actos violentos traen consigo? ¿De qué lado están diputados? ¿De qué maldito lado están?

Si, ya lo sabemos, ninguno responde…

Tres horas y media fueron suficientes para mandar al traste una ley que beneficiaba al grueso de la población, pero, ¿qué pasó? Se decidió apoyar al gremio de transporte, una turba enardecida misma que el jueves 24 de octubre pasado, en el primer intento por dictaminar la ley se apostaron a las afueras de las instalaciones del congreso y decidieron agredir a compañeros de la prensa que solo cubrían la fuente, los mismos que en un arrebato de furia incontrolable tomaron las vallas y arremetieron en contra de los policías estatales que intentaban resguardar el orden.

¿En manos de ellos estamos?

Son ellos -los transportistas- quienes trasladan a nuestros hijos y seres queridos o incluso a nosotros mismos a nuestros destinos, vaya seguridad que pueden proporcionarnos un grupo de personas que al no coincidir con sus intereses se transforman en energúmenos capaces de lo que sea.

La respuesta en redes sociales no se ha hecho esperar, los usuarios de estos medios han reaccionado y ha sobresalido entre las opiniones aquellas que dicen “ojalá que esos diputados pasen por mi casa pidiendo el voto, para recordarles que no aprobaron la ley de movilidad”, “son de Morena, recuérdenlo”, dice otra persona al calce de la nota que ha salido en una de las páginas de noticias.

Esto es un artero golpe, uno muy duro para quienes habían encontrado en las plataformas digitales una forma segura, rápida y cómoda de trasladarse, y es que, para ser honestos, lejos han quedado los tiempos en que subirse a un taxi representaba un lujo y no por el costo, sino por la calidad que se le brindaba al pasajero, autos impecables, limpiecitos, olorosos a vainilla, choferes, bien peinados, aperjumados, atentos y serviciales.

Hoy, aquello solo queda en la memoria, lo único que permanecen son las unidades viejas y humeantes con bodrios de música y con choferes sudorosos y malencarados, solo algunos, los mas viejitos alcanzan a salvarse de esta descripción.

En definitiva, los usuarios tienen el derecho a decidir en qué medio movilizarse, en otras ciudades como Aguascalientes, los medios de transporte son más baratos y conviven diariamente sin andarse agrediendo, allá los radiotaxis transitan presurosos por las avenidas y calles llevando y trayendo a las personas sin mayor complicación, prestos y veloces atienden el llamado que por el aparato de radio les hacen llegar el próximo servicio; a la par, conviven con Uber y otras tres o cuatro apps de transporte, para todos hay, todos ganan, pero también… todos trabajan.

José Luis, un aguascalentense trabajador del volante con mas de 25 años de servicio, lo dice claramente, pa´que me voy a pelear oiga, pos si de aquí todos comemos, que ellos (los de las aplicaciones) trabajen, porque yo trabajo lo mío, con este aparatito yo me muevo todo el día y a todas horas, no necesito el aparatito este (muestra el celular), yo me dedico a chambear.

Por otro lado, sin lugar a dudas Uber y Didi, que son las aplicaciones más populares para transporte no se quedarán con los brazos cruzados, de su lado tienen a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que ya ha declarado la total legalidad de su servicio, seguramente pronto tendremos noticias de ellos y de su equipo de abogados quienes sentarán precedente en el tema.

De hecho, en días posteriores al rechazo que se dio a la ley, la plataforma digital Uber, envió vía correo electrónico una misiva a todos los usuarios de la app, la que presentamos íntegramente a continuación:

Entendemos la preocupación generada por la votación que se llevó a cabo en el Congreso del Estado sobre el proyecto de Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Baja California Sur. Al no haber sido aprobado por el Congreso del Estado, seguimos sin contar con un marco legal que regule a las empresas de redes de transporte, pero ello no implica ningún cambio en nuestra operación. Por ello, te reafirmamos que seguiremos aquí en Baja California Sur, y continuaremos trabajando para que tu experiencia con la app de Uber sea la mejor posible.

Gracias por confiar en nosotros. Equipo Uber

Por otro lado, casi como una burla, pareciera que los transportistas estuvieron esperando este momento para que un grupo de lideres, nuevamente se apersonaran en el palacio municipal para hablar con Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, ¿el tema a discutir? El aumento al costo de transporte, escudados en un estudio que mandaron a hacer, los concesionarios del transporte están solicitando que se les otorgue un 40 por ciento de aumento, lo que dejaría el pasaje general en 14 pesos y el de estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados en 7 pesos, esto representaría un severo golpe a la economía de las familias paceñas quienes diariamente usan el transporte para llegar a sus escuelas, casas y trabajos; ¡ah! y eso que se vieron buena onda, porque incluso, según ellos, dicho estudio demuestra que podrían estar en condiciones para cobrar hasta en 20 pesos el pasaje general, dicho tema será estudiado con el primer edil de La Paz, durante la instalación del Consejo Municipal de Transporte el próximo 11 de noviembre, ¡vaya, que suerte, sin Ley de Movilidad y con aumento en el costo de transporte!

Los esfuerzos han sido constantes por parte de la administración estatal; sin embargo, mientras se continúe privilegiando el interés de unos pocos en lugar de todos los sudcalifornianos, seguiremos con un servicio de transporte y movilidad pésimo, donde los ciudadanos… seguiremos perdiendo.

Ya lo señaló el gobernador en el mensaje que envió a través de redes sociales, en la memoria de la ciudadanía quedará grabado quiénes son los que negaron la oportunidad de contar con un servicio de transporte cómodo, seguro y económico, vaya pues, que en su salud lo hallen, señores diputados de morena, miembros de la penosa cuarta transformación…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .