La millonaria deuda con CONAGUA, el eterno problema de SAPA La Paz

Por Bertoldo Velasco Silva

Casi para concluir su administración, Víctor Guluarte Castro (qepd), ante la precaria situación que vivía el Organismo Operador del agua municipal, solicitó un crédito para contrarrestar un poco dicha situación, se sabe pues, que en aquel entonces, el Congreso del Estado aprobó dicha solicitud, pero fue enfático en cuanto al destino de dicho recurso, en declaraciones hechas por el propio Guluarte Castro, su administración alcanzó a ejercer muy poco de ese recurso debido a la terminación de su periodo como alcalde de La Paz y responsabilizó abiertamente al ahora coordinador de delegados del gobierno federal Víctor Castro Cosío.

Hasta ese punto todo iba mas o menos bien, sin embargo, el problema surgió cuando a la llegada de Víctor Castro Cosío, este, usó el recurso para otros fines que no eran los que había estipulado claramente el Congreso del Estado en el momento de la aprobación del crédito, lo que significa un desvío de recursos; pero, ¿Qué trajo esto? Nada más y nada menos que la negativa de recursos federales por el orden de casi 149 millones de pesos a lo largo de estos 16 años, recurso que pudo utilizarse para la modernización del sistema operador de agua paceño, lo que ha dado como resultado una distribución cada vez más ineficiente del recurso hídrico.

La cuestión en todo esto es clara, mientras la administración actual no subsane ese adeudo, la capital del estado continuará sin obras de mejoramiento en el tema del agua, ya que la federación ha vetado por completo la disposición de recurso para el municipio, esto a petición de la Auditoría Superior de la Federación, ante la falta de claridad en cuanto al manejo del recurso.

Según observaciones hechas por la Contraloría General del Estado, al término de la administración de Víctor Manuel Castro Cosío, la deuda con CONAGUA era de más de 42 millones de pesos.

La falta de maquinaria, infraestructura, mejores redes de distribución, automatización de procesos y demás, ha traído como consecuencia que la ciudadanía, como siempre, termine pagando los platos rotos. Incluso hace aproximadamente un año, el presidente municipal entrante, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez dejó entrever la posibilidad de aumentar las tarifas de cobro del agua para pagar el millonario adeudo, lo que afectaría la economía de los paceños, esto hace pensar que pareciera que es más fácil hacer que la ciudadanía pague a que los responsables de este desfalco sean llevados ante la ley.

Pero, y el responsable de esta situación ¿qué pasará con él? ¿Será que siga despachando desde las oficinas del boulevard Las Garzas y Colosio? Hasta el momento, todo parece indicar que sí.

Administraciones han ido y venido, y han hecho declaraciones similares, pero al paso de un tiempo, el tema ha quedado olvidado, mientras el adeudo permanece y el municipio sigue sin acceder a recursos que mejorarían de gran manera la distribución del agua.

Ante tales acusaciones, Castro Cosío indicó en su momento que, la situación por la cual pasaba el Ayuntamiento que administraba, tuvo que hacer uso de ese recurso para el pago de nóminas, sin embargo, eso no cambia el hecho del desvío de recursos, ante lo cual, “el profe” se ha mantenido en una posición soberbia, como si un manto de impunidad le protegiera de la acción de la justicia… y del pago del adeudo.

Antes bien, podemos verle posando en “fotos pal´feis” con otros actores políticos, o en reuniones donde según, da a conocer los diferentes programas federales de apoyo, lo cual da mucho que pensar ya que pareciera que anda haciendo proselitismo usando recursos federales y siendo acompañado por todo un séquito de personas que han dejado las aulas para convertirse en redimidos servidores de la nación.

La pregunta está en el aire, ¿Hasta cuándo se realizará una investigación de verdad para dar con el destino real de ese recurso que no le fue pagado a la CONAGUA?

¿Cuánto tiempo más pasara la población a expensas del tandeo de agua, para tener un poco del vital líquido en sus casas?

¿Cuántos pesos más se habrán de pagar a cambio del aire que resopla en la llave de paso que hay en las casas de los paceños?

Todo pareciera que mientras exista el manto de morena sobre algunos actores políticos, los paceños seguiremos teniendo sed… de justicia hídrica.

Deja un comentario