Editorial Octubre 2019

Recién, algún sector de la población de La Paz, se enteró de que el presidente municipal Rubén Gregorio Muñoz, rindió su primer informe de labores. Pero la ciudadanía no escuchó en la le tura que hizo de ese documento lo que debería, mejorar la prestación de los servicios públicos como la regularización en la distribución o “tandeo” del agua; en la recolección de basura, en instalar las luminarias en aquellas colonias populares aún en penumbras, en mejorar sus parques públicos, en mejorar la seguridad con acciones preventivas, anuncios como el ahorro en el gasto corriente, transparencia en el manejo de los recursos financieros que la ciudadanía aporta a través de sus contribuciones, en que ya no habrá más imposiciones fiscales municipales para el 2020, en obras de mejoramiento urbano como el bacheo, p de que ya el alcalde, no recurrirá a hacer turismo político o “ecológico” en plena contingencia, etc, etc.

Qué más quisiéramos escuchar que el problema del bacheo, la falta de agua en las viviendas de muchas colonias populares, del olvido al medio rural, ya no se ventilarán en los medios de comunicación como en las redes sociales, donde constantemente “los memes” o las burlas o ironías que hacen de la actividad del presidente municipal, que son a cada instante, ya no aparecieran. Pero no, no se pueden ocultar esos pequeños detalles que la ciudadanía señale con el dedo índice.

Qué más quisiéramos que la capital del estado retomara esa imagen de ciudad blanca que en el pasado se tenía, por su limpieza, por su seguridad, por la suficiencia en la dotación del servicio del agua potable, como cuando no fallaba la recolección de basura, o de que los empleados municipales no solo recibieran sus salarios a tiempo, y sobre todo, que no se le engañara el pueblo con falsas promesas de que “las cosas, van a mejorar”.

Fue precisamente hasta esta administración municipal, cuando los principales servicios a los que está obligado un ayuntamiento, empezaron a fallar.

Es en esta administración municipal de La Paz, donde no existe transparencia en los recursos financieros que el pueblo aporta vía impuestos o contribuciones fiscales.

Es en esta administración, cuando no se conoce cuánto ingresa de recursos y en qué se gasta cada peso.

Es en esta administración, donde no hay certidumbre hacia dónde vamos como ciudad.

Es en esta administración, donde los funcionarios municipales no los conoce la ciudadanía.

Es en esta administración, que esos funcionarios municipales, no tienen libertad para comunicar a la ciudadanía lo que el ayuntamiento realiza o deja de realizar, porque se les obligó a quedarse callados y no hacer declaraciones.

En esta administración, cuando se han planteado ideas irrealizables como las famosas “albercas con agua de mar en los balnearios (playeros) de La Paz, y como querer imponerle a la población, de manera engañosa como se pretendió hacer, que fuera la ciudadanía la que pagara el alumbrado público de sus ciudades y pueblos.

Es en esta administración municipal, cuando se incrementaron, sin justificación alguna, las tarifas de agua potable, mientras que el servicio, es totalmente deficiente.

La ciudadanía paceña, no escuchó una respuesta a sus reclamos constantes por mejorar los servicios públicos de agua potable, de seguridad, de alumbrado, de recolección de basura, solo proyectos “de que se van a mejorar”, proyectos convertidos en promesas como las que vertió cuando era candidato y que hasta la fecha, no ha cumplido.

Eso sí, fue una ceremonia que no pecó de económica, no porque fuera en la explanada de palacio Municipal, pero si ostentosa a la hora de festejar el haber rendido el primer informe de gobierno. Y que la ciudadanía no entendió ¿Qué se festejaba con una fiesta cena baile en el Casino Bellavista?

Tampoco entendió ese viaje de casi 10 días a Brasil, del cual hasta la fecha se desconoce cuánto le costó a los contribuyentes de La Paz, ni qué beneficios representarán para la capital del estado.

La población de La Paz, ya está cansada de promesas, quiere resultados, hechos palpables, concretos, que se vean, que se sientan y se note que la capital, es una ciudad aunque pequeña, pero cosmopolita.

¡Ya no queremos más promesas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.