Botellita de jerez, todo lo que dice Andrés, es al revés

Por Enrique Kiki Kao

Octubre 03 del 2019

Están en todo su derecho de no estar de acuerdo conmigo, pero yo siento y veo a un presidente fuera de control, empecinado en imponer un gobierno a su gusto mientras el país hace agua en varios frentes. Pero el presidente dice que vamos bien.

Crece la inseguridad y crecerá mucho más, el presidente debe dejar de decir que el problema es culpa de anteriores administraciones que la dejaron crecer porque la atendieron mal al aplicar estrategias incorrectas. Hasta ahora, la estrategia del presidente de darle becas y empleos a los jóvenes para que no sean tentados a cometer ilícitos no ha servido para gran cosa, el pedirle a los delincuentes que piensen en sus madrecitas, mucho menos. Pero el presidente dice ¡al carajo la delincuencia, fuchi, guácala! 

El número de homicidios violentos sigue creciendo, y es que el problema con la delincuencia es que si no se le hace frente, repunta. Y para los que piensen que la estrategia del presidente López Obrador es la correcta, entonces que nos expliquen por qué en el primer semestre de este año han ocurrido más de 17 mil homicidios, y estos son datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Pero el presidente dice abrazos no balazos.

De la solidaridad y la compasión por los países centroamericanos estamos pasando al agotamiento de nuestro país. Guatemala, El Salvador y Honduras recibirán 30 millones de dólares al año para impulsar sus economías y buscar la creación de por lo menos 20 mil empleos en cada región. Son 90 millones de dólares que saldrán del Fondo de Yucatán, el cual está en el Presupuesto de Egresos de la Federación, y aunque dicho fondo está previsto para acciones en Centroamérica y ha sido usado en otros sexenios, los recursos que se han destinado a estos países en el primer año del gobierno de López Obrador representan el 70% del total de recursos que el gobierno de Peña Nieto otorgó en todo su sexenio que fueron 129 millones para apoyar a 11 países. Pero tenemos un presidente “de lujo”, dicen los centroamericanos.

Y mientras tanto en nuestro país, en los primeros tres meses de este año con cifras que pueden ser consultadas en el portal del INEGI, se reportan un millón 805 mil 205 mexicanos desempleados. Pero el presidente dice tener otros datos.

Con machete en mano se recortó el presupuesto al sector salud. En el enorme “marco” que justifica la austeridad republicana del presente gobierno, al inicio de su administración la Secretaria de Hacienda y Crédito Público congeló cerca de 800 millones de pesos al presupuesto ya asignado a distintos hospitales, institutos y centros de alta especialidad, programas como los de prevención de adicciones; obesidad y diabetes; salud materna y reproductiva; atención a pacientes con VIH y vacunación fueron recortados en sus presupuestos de manera significativa, además ordenó el despido de más de 10 mil médicos, enfermeras y técnicos especializados. Pero el presidente dice que ya firmó un acuerdo de cooperación con Cuba para la llegada de médicos cubanos.

Estas medidas acentuaron el desabasto de medicamentos en el país y la falta de personal médico para la atención de beneficiarios y derechohabientes del IMSS y del ISSSTE así como de aquellos pacientes que sin contar con seguridad social recibían atención de manera gratuita a través del seguro popular. Cómo olvidar la desoladora advertencia que hizo German Martínez al presentarle su renuncia como director general del IMSS al presidente López Obrador, “si no cambian las cosas, la gente se va a morir en las calles”. Pero el presidente dice que en tres años tendremos un sistema de salud como el de los países nórdicos.

La educación debe de ser una prioridad que se refleje en las políticas sociales y educativas de un “gobierno educado”, pero ¿qué se podía esperar de alguien que siempre ha despreciado a las instituciones? Del presupuesto para la educación nos dijo que sería el mayor que se haya asignado jamás, pero realmente asignó el menor presupuesto a la educación como proporción del PIB en los tres últimos sexenios representando sólo 2.8%. Pero eso sí, de la Reforma Educativa no quedará ni una coma, nos había advertido el presidente López Obrador y lo cumplió.

En pruebas internacionales que evalúan la calidad de la educación de distintos países, el nuestro está colocado en los últimos lugares y con la “contrarreforma educativa” acordada previamente entre el presidente e integrantes de la CNTE y aprobada por la mayoría de los legisladores de su partido, ya no habrá evaluaciones al magisterio que lo obliguen a nada, la evaluación para su ingreso, promoción y permanencia en las aulas ya no se realizará; en cambio, se les harán “mediciones con carácter diagnóstico” pero sin que estén obligados a presentarse para “ser medidos y diagnosticados” y claro, sin consecuencias. Pero el presidente dice que esto no es un pago por adelantado a la coordinadora nacional a cambio de favores electorales.

En el año 2000 que iniciaron las evaluaciones internacionales educativas, en las que salimos reprobados, solo Finlandia se ha mantenido en los primeros lugares y esto, gracias a las rigurosas evaluaciones a las que se someten los maestros para ser seleccionados para poder dar clases en cualquier nivel educativo. Mientras que Jesús Ernesto López Gutiérrez estudia en la Escuela Manuel Bartolomé Cossío que basa su enseñanza en el modelo pedagógico de Célestin Freinet, su papá el presidente dice que con la “contrarreforma educativa”, se superarán los rezagos de la pobreza, la marginación y la exclusión, abriendo una mejor calidad de educación para los niños y jóvenes en México.  

Es tiempo de que el presidente deje de decir y se ponga a hacer, que deje de culpar a las administraciones pasadas de su propia incapacidad y que deje de mentirle a los mexicanos manipulando la información con “sus datos” a los que diario les hace propaganda en sus conferencias mañaneras. Se gobierna para atender y dar soluciones a las dificultades de una nación, de un estado o de una comunidad; para conducirla hacia la prosperidad, el bienestar colectivo, la tranquilidad y la paz. Los gobiernos que no vayan en esa dirección, merecen el rechazo ciudadano.

Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.