Trazos y retazos Ni muy muy, ni tan tan

César de Jesús Ortega Salgado

Me pidieron hacer un resumen del primer informe Constitucional del presidente Andrés Manuel López Obrador y se me vino a la mente una expresión: NI MUY MUY, NI TAN TAN.

Para el presidente, es el tercer informe según sus propios datos, considerando que informó primeramente al haber cumplido 100 días en la presidencia de la República Mexicana, el 10 de marzo del 2019, en acto formal también en Palacio Nacional y luego un segundo informe en la explanada del Zócalo de la Ciudad de México el 1 de julio, cuando celebró un año de haber sido electo.

Una post-verdad que construye el presidente diariamente en cada conferencia “mañanera”, refiriéndose a circunstancias en que las convocatorias a la emoción y a las creencias personales, tienen mayor influencia en la formación de la opinión pública, que los hechos y en donde lo que es cierto o falso, así como lo que es demostrable o irreal, es nuestro reto ciudadano y marca la agenda nacional.

Independientemente de que a través de diferentes medios de comunicación hayamos seguido el desempeño del presidente López Obrador, el sitio web https://verificado.com.mx, ha realizado el análisis del discurso público en las conferencias de prensa matutinas, logrando identificar 202 frases verificables y de estas, 81 son ciertas, 62 son engañosas y 59 son falsas, que confirma lo cuestionado de las acciones del gobierno federal.

En esencia este primero de septiembre siguió siendo el “Día del Presidente” y en donde conocimos a través de un festival de datos verdaderos, engañosos y falsos, una realidad nacional con buenas y malas noticias para la ciudadanía.

Destaco brevemente algunos aspectos económicos, sociales y políticos.

En los económico, las finanzas pueden considerarse sanas al no presentar endeudamientos en donde a diciembre de 2018, la deuda era de 8.8 billones de pesos, de acuerdo a la misma SHCP y al segundo trimestre de 2019 el endeudamiento es de 10.5 billones de pesos, con un peso mexicano estable en el tipo de cambio ya que, en diciembre de 2018 el dólar costaba 20.35 pesos, en comparación con los 20.03 al 30 de agosto de 2019. Aunado a que, en julio la inflación anual fue de 3.8 por ciento, muy baja considerando el incremento del salario mínimo que pasó de los $88.36 a $176.72 en la zona limítrofe de la frontera norte y $102.68 en el resto del país.

En contraste, el Producto Interno Bruto se mantuvo sin crecimiento durante los primeros dos trimestres de 2019, de acuerdo con la información expuesta en el boletín del 23 de agosto pasado emitido por el INEGI, en el que se señala un crecimiento de -0.2 por ciento del PIB en el primer trimestre y del 0.0, en el segundo trimestre. Ambas cifras, reflejan la ausencia de crecimiento y el estancamiento de la economía mexicana.

En lo social, resalta una inseguridad disparada considerando que de enero a julio de 2018 se cometieron 16,625 homicidios dolosos en México, y en el mismo periodo de 2019 se han registrado 17,164, un alza de 3%, por lo que en materia de seguridad no ha habido avances, de acuerdo a números oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema nacional de Seguridad Pública.

Son temas recurrentes el desabasto de medicinas, el excesivo gasto asistencial directo sin evaluación otorgado a través de becas y apoyos a diferentes grupos, los recortes presupuestales sin criterios definidos en el marco de una ambigua austeridad, así como un pretendido combate a la corrupción sin mayores resultados de responsables ante la justicia.

En lo político, un país polarizado entre buenos y malos, según lo aprecie el propio presidente López Obrador; claro, con fuerzas opositoras totalmente disminuidas que no atinan a encontrar armonía partidista interna con una estrategia coherente, pero se aprecia que solo él goza de una alta aceptación ciudadana, no así quienes integran el gabinete presidencial.

Vivimos en una Baja California Sur de diferencias, donde estamos opinando todos abiertamente, porque formamos parte de una ciudadanía más informada, en la que la opinión es aguda e inmediata, despiadada y sin límites, en el que la acción política obtiene respuesta ciudadana esperando los tiempos electorales en donde es muy complicado hacer pronostico alguno y donde el excesivo desprecio a las formas políticas traerán consecuencias en el 2021 cuando se elijan gobernador, ayuntamientos y diputados federales así como locales, en donde no aparecerá en las boletas López Obrador y muchos resultados no serán tangibles, lo mismo que sus errores serán engrandecidos.

Un pantalón de mezclilla gastado y camisa desfajada, así como un pantalón impecable y camisa sin arrugas, son estrategias que deberán repensarse por quienes pretendan ser candidatos.

Ni muy muy, ni tan tan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.