Micrópolis / La Caballada, no está flaca

A escasos dos años de que en BCS se lleve a cabo el proceso electoral, en donde se habrá de renovar el Congreso local, los cinco ayuntamientos, la gubernatura y las dos diputaciones federales, se observa  que el único partido puede y tiene cuadros políticos para contender a cada uno de esos cargos de elección popular, es el Partido Acción Nacional, y no es por minimizar a otras opciones políticas, ya sea de Morena, del PRI, del PRD, y del resto. Pero, deben operar para conjuntar los esfuerzos a fin de que no se fracture la unidad interna en Acción Nacional. Ya que todos o los que se sienten que pueden ser candidatos, a uno u otro cargo, deben de valorar y ponderar su realidad política. Es decir, no porque haya realizado dos o tres reuniones se sienta con el derecho de decir “yo voy a tal cargo”, porque no son momentos de protagonismos unilaterales o personales, si no momentos de unidad para primero, mantener el poder, porque en el segundo escenario sería entregar el poder.

Ya lo dijo el gobernador Carlos Mendoza el pasado 18 de agosto durante la asamblea estatal del PAN, no es el momento de distraerse, “porque mucho trabajo le ha costado estar donde está, que ha sido un camino duro, lleno de desafíos, de problemas, pero lo hemos enfrentado siempre juntos, porque la unidad, sin duda alguna, es lo más valioso que tenemos”. Y partiendo del escenario nacional en donde se privilegia más que la capacidad es la honestidad, palabras dichas por AMLO, que por supuesto no estamos de acuerdo con esos valores, porque ambos llevar una empatía como sucede en Baja California Sur, donde este gobierno de bandera azul, se ha caracterizado precisamente por rendir cuentas claras, resultados tangibles, reconocidos por los principales organismos no gubernamentales que han calificado a BCS, ocupar los tres primeros lugares en eficiencia, honestidad, en el manejo de los recursos.

En base a lo anterior, podemos señalar que el próximo candidato a la gubernatura tenga un perfil en el manejo eficiente y responsable de los recursos que el pueblo le confiere, y aparte, con mal llamada austeridad republicana, en donde la federación está castigando a los estados en la asignación de recursos, con el pretexto igual, de combatir la corrupción, por lo que quien habrá de encabezar los destinos del estado, invariablemente tendrá que saber sortear, como hasta la fecha lo ha venido haciendo el gobernador. Tarea, nada fácil.

Precisamente, por culpa de esa “austeridad republicana”, a los recortes presupuestarios a los programas sociales (en los sectores agropecuario, pesquero, de salud, de educación de ciencia y tecnología, en el deporte, en el turismo, etc., etc.), so pretexto de “combatir la corrupción y la impunidad”, los que pretenden ser candidatos “a” en el 2021, por parte del Movimiento de Regeneración Nacional, tan solo en estado, a sus aspirantes, que se cuentan con los dedos de una mano y sobran dedos, se mantienen en la incertidumbre si alcanzarán a llegar a finales del 2020, porque su gobierno flaco favor les hace con esas determinaciones.

En lo que fue la alianza Morena-PT-PES, ya no será la misma, pues primero hay que señalar que los mismos integrantes del Partido del Trabajo, en reiteradas ocasiones soterradas han sostenido que no irán en dicha alianza en el 2021, por ni AMLO ni Morena, les ha cumplido los compromisos y acuerdos contraídos desde antes de las elecciones del primero de julio del 2018, por lo que de entrada, ya están divididos, como dice el dicho, “partido que se divide, pierde”, aunado a que como partido, el PES no puede contender en el 2021, porque perdió su registro ante el INE.

Aunado a lo anterior, se observa una baja muy sensible en la percepción ciudadana a favor de aquellos que están en Morena, debido fundamentalmente, en el caso de Baja California Sur, no han dado resultados, y esto, no lo perdona la ciudadanía. Y en este sentido se encuentra perdiendo posiciones el profesor Víctor Castro Cosío, que desde el primero de diciembre pasado, y se sentía en candidato natural a la gubernatura por Morena. Sin embargo, el descontento popular y el enfrentamiento interno con el propio Leonel Cota Montaño, el inmiscuirse en asuntos del congreso en donde tenía sometidos a sus caprichos a los que se sentían dueños del congreso, o en el de atentar contra la autonomía universitaria, el encabezar movimientos a favor de las minorías, y a no defender los intereses de los sudcalifornianos ante su jefe nato, que es el Presidente de la República, para acabar con los apagones, el despido injustificado de trabajadores del gobierno federal, de no apoyar la construcción del cable submarino, reducir el IVA del 16 al 8 %, como trato igualitaria con la zona fronteriza, por decir algunos casos importantes que han afectado seriamente la economía y el desarrollo del estado. Con todos inconvenientes, tanto económico como sociales, les guste o no les guste, el gobernador Mendoza Davis, ha tenido la capacidad de mantener el rumbo y el bienestar de los sudcalifornianos.

En base a lo anterior se han fortalecido figuras políticas como en este régimen estatal, que estarían a la altura para continuar con el desarrollo económico, político y social del estado, como Álvaro de la Peña Angulo, Isidro Jordán Moyrón, Guadalupe Saldaña Cisneros, Genaro Ruiz Hernández, Luis Humberto Araiza López, Francisco Pelayo Covarrubias, Arturo de la Rosa Escalante, por decir de algunos, en el caso de la sucesión gubernamental. No se diga para los cargos de diputados federales, locales y para presidentes municipales, por tanto, se ve que esta caballada, que comanda Carlos Mendoza, deberán rendir buenos frutos en la jornada electoral del 2021.

Bien lo dijo el líder moral de los panistas sudcalifornianos, llegará el tiempo de la política y saldremos juntos a conquistar la victoria. En política no ayuda madrugar, ayuda trabajar. En política, solo se triunfa si se tiene templanza y paciencia, la primera ayuda a mantener la unidad, la segunda a aprovechar la oportunidad, sin unidad no hay oportunidad, por eso hoy solo es válido estar unidos en tormo al trabajo, en torno a nuestro partido, hoy es el momento de la entrega, de la honradez, de los resultados, de seguir trabajando juntos, promoviendo el interés colectivo sobre el personal que cada uno de nosotros tiene.

Con buenos augurios van los “12”. Esta historia oficialmente aunque ya se había ejecutado inició en el primero de septiembre del presente año, al presidir la mesa directiva del primero periodo del segundo año legislativo la diputada Daniel Rubio Avilés, y Perla Flores Leyva, al frente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, quien por cierto, en este caso, no pudo asumir el cargo dado la irresponsabilidad de la anterior presidente, Milena Quiroga Romero -de Morena-, quien sin ser invitada y ni tener la representación del congreso y mucho menos el cargo que ostentaba, acudió al Informe del Presidente López Obrador que ese mismo día, rindió en palacio nacional.

A lo mejor, para ella, lo más importante fue acudir a esa ceremonia anual, pero la vida democrática de Baja California Sur, y para el Congreso del Estado en particular, el primero de septiembre de cada año, es importantísimo, sobre todo, porque Milena Quiroga, tenía que entregar los bártulos o la estafeta del cargo que ostentaba hasta el 31 de agosto, como presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política. Ahí nota, la noñez y la falta de tacto política, ante tan relevante ceremonia protocolaria.

Además se le suma, el que aparte de no entregar el cargo en la fecha estipulada por la Ley Orgánica del propio Congreso, dejó secuestrada la oficina donde se encontraba la información para entregar el cargo, por tal acción la diputada Perla Flores protestó su cargo el día primero de septiembre, y hasta el martes 3 de septiembre, asumió tal responsabilidad. La legisladora Flores Leyva, hay que decirlo, pecó de diplomática, porque el cargo le da la facultad de llevar a un notario público y a un cerrajero, para abrir la oficina y obtener los documentos correspondientes. Pero ahí le vio oficio político a esta legisladora. Pero este tipo de acciones, no deben ser recurrentes.

Con este ejemplo de civilidad política se inició el periodo legislativo en donde el grupo de los “12”, se conjuntó en torno al equipo como debe funcionar este cuerpo legislativo en favor de los sudcalifornianos, porque ya lo dijo el diputado Ramiro Ruiz Flores, quien el día 3 de septiembre rindiera su primer informe de labores legislativas y de gestión ante el propio congreso, al llamar a sus pares a dejar atrás individualismos, protagonismos y estridencias que en nada benefician a la sociedad, y los convocó, a dejar el encono, la división y dar la bienvenida a la suma para de cada individualidad, hacer un colectivo que les permita avanzar y darle mejores resultados a la comunidad. Eso es en sí, la esencia conque debe transitar la labor legislativa.

¿Qué característica tiene el grupo de los “12”? Es que en los acuerdos, se toma la opinión de cada uno de ellos, caso contrario era la anterior fracción de Morena, en donde únicamente contaba la opinión que les enviaba el coordinador de los programas federales, Víctor Castro Cosío, a través del grupo de los tres que integran los mal llamados “8 fantásticos”, pero que encabezaban los diputados Esteban Ojeda Ramírez, Milena Quiroga Romero y Homero González Medrano (aunque no es morenista, pero se siente como tal).

Esta nueva conformación en el organigrama del Congreso, permite visualizar que en la labor legislativa se a va a ponderar a las mayorías por encima de las minorías, y no porque no sean importantes las minorías, porque al fin y al cabo cuentan también, sino porque se legisla para todos y no para unos cuantos, para someter a las mayorías como la ley del matrimonio igualitario, o en su defecto, frenar la ley de Movilidad porque “afecta a las minorías”.

Esa es, la gran responsabilidad del grupo de los “12”, como ya lo señaló también, la diputada Daniela Rubio, en su toma de protesta como presidente del primer periodo del segundo año legislativo, de que “se vislumbra un periodo legislativo de trabajo muy intenso en los que los diputados, estamos obligados a dar resultados, privilegiando los entendimientos y buenos oficios para sacar adelante las leyes y acuerdos que le convienen a Baja California Sur y sus familias”.

Y en esa misma ceremonia, en donde concurrió el Secretario General de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo con la representación del Ejecutivo Estatal, cuando, refiriéndose a los legisladores, sostuvo que “la responsabilidad que hoy detentan quienes están en cargos públicos requiere visión y altura de miras y se debe ser ejemplo de unidad y compromiso por el bien de sus representados”. En ese entorno, el grupo de los doce, tiene la obligación de lograr consensos entre sus pares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.