EN PRIVADO / El libelo y los francotiradores

Por Dionicio LARA

No es necesario caminar muchas leguas para darnos cuenta que los desencuentros, los desacuerdos y las disconformidades entre Víctor Castro Cosío, hoy flamante y omnipotente delegado nacional, y Alberto Rentería Santana, ex dirigente de Morena en el estado, no tienen nada nuevo.

De ninguna manera. Porque esas discrepancias, que por consiguiente han ocasionado ruptura, y que siguen provocando distanciamiento y discordia entre ambos, surgieron hace pocos años; es decir, apenas en agosto del 2015, cuando Alberto Rentería se “destapó” como aspirante al liderazgo del Movimiento de Regeneración Nacional. Asumiendo el cargo el sábado 3 de octubre de ese mismo año.

Pero, ¿por qué el encono? Simplemente porque Víctor Castro tenía su “gallo”. Y obviamente jamás estuvo de acuerdo con el nuevo dirigente de Morena. Y según se observa, detrás de Castro Cosío, estarían los exgobernadores Leonel Cota Montaño y Narciso Agúndez Montaño. Lo cual explicaré más adelante.

Es un hecho que Alberto Rentería, respaldado por todos los integrantes del Sindicato de Gastronómicos, habría de sustituir en ese entonces a Benjamín Anguas, quien fuera el primer dirigente de Morena en Baja California Sur, a quien por cierto nadie recuerda, y cuyo gris personaje pasaría por ese liderazgo sin pena ni gloria.

Un poco después de que Rentería asumió el liderazgo, es decir el 5 de octubre de ese mismo año, Víctor Castro sería designado Enlace Nacional de Morena, después de haber competido por la gubernatura del estado bajo las siglas de ese mismo partido. Fue entonces cuando los desencuentros se fortalecieron. Toda vez que Rentería poco tomaba en cuenta a Víctor Castro en las actividades que realizaba. Y más aún, el líder de Morena no perdía oportunidad para mofarse respecto a la responsabilidad que ostentaba el profe Víctor. Me consta, toda vez que como reportero de Diario El Independiente, yo cubría entonces ese partido político. Lo saben ambos personajes.

El tiempo pasó. Y para agosto de 2017, las cosas se tornarían aún más álgidas, tras de que se recibe una formal notificación del inicio de proceso interno por parte de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ), en contra del actual Presidente del Comité Ejecutivo Estatal, es decir, Alberto Rentería.

¿Por qué se tornan más álgidas? Simplemente porque todo hace suponer que quien acusa a Rentería es nada menos que el profe Víctor Castro, toda vez que el comunicado, anónimo, por cierto, afirma que: “Tras comparecer ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, el enlace nacional del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Víctor Manuel Castro Cosío, reafirmó la existencia de acusaciones de violencia y robo contra el dirigente en la entidad, Alberto Rentería Santana”.

Leamos algo del mencionado comunicado: “El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Baja California Sur (BCS), informa que se recibió el día  miércoles 16 de Agosto del presente año (2017 la notificación del proceso en contra del actual Presidente del Comité Ejecutivo Estatal, Alberto Rentería Santana de parte de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ), mismo que se responderá de acuerdo a los estatutos y dentro de los tiempos establecidos que marca nuestro movimiento, pero sobre todo de manera institucional”.

Es entonces cuando se hace un llamado a toda la militancia a mantenerse dentro de la vida institucional de la incipiente organización política. Y al mismo tiempo: “se hace hincapié en que, esta situación no debe distraer las tareas de la organización para la visita del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, Andrés Manuel López Obrador, al norte del estado los días 26 al 28 del presente mes; así como a todas las actividades y responsabilidades que deben de cumplirse para la organización del pueblo sudcaliforniano para lograr el fin superior que es la transformación de México en el año 2018”.

Bajo esas diferencias enmarcadas, surge a la palestra otro personaje: Pedro Jesús Margallón Juan-Qui, en su calidad de Colaborador Estatal del Instituto Nacional de Formación Política de Morena, quien hace llegar una bien documentada inconformidad A la opinión pública. Y a través de la cual advierte sobre un posible complot orquestado por LCM-VCC y NAM.

Dice Pedro Jesús Magallón que a propósito de la reciente campaña orquestada en contra de Alberto Rentería Santana, Presidente Estatal de Morena, “recientemente se ha venido planeando una estrategia mediática para desestimar el trabajo de Alberto Rentería Santana al frente de Morena, los avisos advertían sobre la actuación de Leonel Cota Montaño y Agúndez Montaño para debilitar al Presidente Estatal y tomar posesión del partido en Baja California Sur”, lo que considera “una denuncia desventurada”.

Añade que, “al parecer la estratagema, una bomba imaginaron ellos, anunciada con mucha anticipación les reventó en las manos. No pudieron soportar, como niños emocionados, salir a contar la hazaña”.

Explica que, a manera de comunicado sin firma, repartido o repetido íntegramente, entre algunos de los más importantes y prestigiosos medios del Estado, “se plantea la expulsión de Rentería Santana y cito, “por actos públicos de violencia y corporativismo”.

El comunicado anónimo afirma que “Tras comparecer ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, el enlace nacional del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Víctor Manuel Castro Cosío, reafirmó la existencia de acusaciones de violencia y robo contra el dirigente en la entidad, Alberto Rentería Santana”.

Magallón expone que “en el comunicado fantasma se informó que las acusaciones contra Rentería Santana, se derivan de su actividad como dirigente del sindicato de Gastronómicos en torno a la denuncia penal que tiene por parte de los propietarios del Hotel Los Arcos, bajo el delito de robo, así como por agarrar a patadas a un trabajador del Hotel La Posada, el pasado mes de mayo”.

Lo cierto es que, a como se ve, Alberto Rentería y Víctor Castro, difícilmente podrán comer en el mismo plato; pues los golpeteos de ambos lados se seguirán dando.

Y lo confirma el comunicado: “Él o los autores de esta tragicomedia terminarán por acabar con sus propias aspiraciones dentro de Morena. Víctor Castro tiene la obligación moral y estatutaria: Artículo 6° inciso d. de defender en medios de comunicación, redes sociales y otros a su alcance a las y los Protagonistas del cambio y dirigentes de nuestro partido, así como los postulados, decisiones, acuerdos y planteamientos que se realicen en nombre de nuestro partido, de ataques de nuestros adversarios. Máxime cuando los señalamientos lo responsabilizan de filtrar en primera instancia la información. Algunos otros aseguran que viene de la mano de Leonel Cota Montaño, con quien se le ha visto recientemente al Enlace Nacional”

Todo lo anterior, deja en claro que, las aguas podrían estar muy turbias respecto al sucesor de Alberto Rentería, y que por tanto, lo que desde afuera se ve como un simple remolino, bien podría tratarse de un fuerte torbellino que se está formando al interior.

¿Por qué? Porque detrás de ese liderazgo hay mucho francotirador como es el caso de Víctor Castro Cosió, Leonel Cota Montaño, Rubén Muñoz Álvarez, Narciso Agundez Montaño y Milena Quiroga Romero. Solo por mencionar a algunos.  Sin descartar a otros que esperan bajo el árbol a que caigan las maduras como Esteban Ojeda y Héctor Manuel Ortega Pillado.

Pero todos, con la vista puesta al futuro.

Cuestión de tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.