AMLO… no me convenció porque yo, tengo otros datos

Bertoldo Velasco Silva

De acuerdo a los resultados que arrojaron las elecciones del primero de julio del 2018, podemos decir, en cifras cerradas, que Andrés Manuel López Obrador obtuvo 30 millones de votos de un universo de mexicanos de 87 millones, es decir, 57 millones de ellos no estuvieron a favor de él. De esos 57, 10 millones fueron del candidato priista, José Antonio Meade Kuribreña y 12 millones, del panista Ricardo Anaya Cortés. El resto, se abstuvo. Pero independientemente del por qué ganó, podemos decir a groso modo, por el hartazgo social ante los graves niveles de corrupción, de inseguridad como de los altos costos en las energéticos, entre otros muchos, que viene arrastrando el país desde hace varios años, pero él prometió acabar con ellos a partir del primero de diciembre pasado.

De estos 57 millones de mexicanos más los otros 30 millones, esperábamos el pasado primero de septiembre, alguna información que nos dijera que vamos bien, y no “requeté bien”, que nos diera esperanzas que la información que se maneja todos los días “no en las mañaneras”, nos indicara que “estamos feliz, feliz, feliz”, como lo dijo, pero no, porque no dijo nada sobre la cancelación del seguro popular, la inseguridad sigue creciendo a tazas muy elevadas superiores a los 17 mil homicidios dolosos, nada comparado en los últimos 21 años en el mismo periodo de 9 meses de gobierno; hay una aguda escasez de medicamentos, se acabó el programa Prospera, canceló la construcción del Aeropuerto en Texcoco, con lo cual limitará el desarrollo pleno del país; no hay inversión, y en cuanto al desarrollo económico, las cifras proporcionadas por organismos no gubernamentales así como las oficiales, nos indican que ha sido de 0 %, lo que nunca en la historia económica del país.

El decrecimiento en el empleo, pues no es lo mismo crear una fuente de empleo bien remunerado con goce de los servicios médico asistenciales y con derecho a vivienda que las llamadas becas para los ninis, o aquellos destinados a la siembra de árboles llamado “sembrando vida”, como los 300 millones de dólares de dinero mexicano regalado a los países centroamericanos como Honduras, El Salvador y Guatemala, cuando en México se perdieron 270 mil empleos en el lapso que informó.

En cuanto a la corrupción, dijo que la combatiría, como fue su bandera de campaña de, “cero corrupción”, pero resulta que, hasta el momento ¡no hay detenidos ni tampoco se ha combatido como se comprometió!, tanto para acabar con los de cuello blanco como las raíces del huachicoleo,

Canceló, programas eminentemente sociales como las estancias infantiles, creadas para apoyar a hijos de madres solteras que trabajan, porque “había corrupción”; y por el mismo motivo, disminuyó los presupuestos para educación, la ciencia y la tecnología, a la protección del medio ambiente, los tratamientos con cáncer en niños y su respuesta de que “si en un hospital le hace falta el medicamento a un niño, que el doctor, la enfermera o el padre de familia, cooperen para comprarla”, es ridículo, cuando es obligación del gobierno, aportarlos.

Y en ese tenor le seguimos con la falta de medicamentos para el tratamiento de los enfermos del VIH. Para apoyo al deporte, vaya hasta dijo la responsable de esta actividad la ex corredora Ana Guevara que no tenía presupuesto ni para pagar la luz de las instalaciones de la Conade; pero, sobre todo, se carece de un gabinete preparado, y suspendió, el programa a emprendedores, donde participaban jóvenes egresados de las universidades y a pequeños empresarios para que obtuvieron créditos para crear su propia empresa.

No se diga en los estados del país, como el nuestro, en la cual no hay responsables de las representaciones del gobierno federal en todas sus dependencias que den respuesta a las demandas de la sociedad, en todos los ámbitos de la vida productiva.

Y así como estos, podemos ir enumerando otros tantos problemas a los que no se le ha dado respuesta, o mejor dicho no la hubo ese pasado primero de septiembre, donde por cierto, de acuerdo al mandato constitucional, es el PRIMER INFORME DE GOBIERNO y no el tercero, como aparece en la lona donde se dio la ceremonia protocolaria en Palacio Nacional, que a nuestro juicio, no se debe violentar la constitución, y ahora entendemos el por qué, tampoco se respetan los derechos de terceros si desde la presidencia se pone el mal ejemplo.

No podemos ser más claros, repitiendo lo que él dijo, que a partir del primero de diciembre pasado se acabaría la inseguridad del país, pero hemos visto en diferentes escenarios, como se veja a elementos del ejército, porque no se quiere combatir la criminalidad y prefiere “abrazos y no balazos” y que con su ejemplo, le inseguridad y la violencia se acabaría, pero resulta que está sucediendo todo lo contrario.

También se comprometió a bajar las tarifas de los energéticos como la electricidad, el gas y los combustibles. Es cierto, no hay alzas, pero los precios siguen igual, porque dijo acabaría con los impuestos a las gasolinas para que estas costarán la mitad de lo que hoy pagamos, pero no. Y estos, son “otros datos”, aquellos que todos los mexicanos padecemos, lo de la realidad física y no virtual.

Y estos son apenas algunos “datos” que ofrecemos y que son una muestra clara del por qué, no estoy convencido, porque tampoco se vale andar regalando el dinero a jóvenes preparatorianos y universitarios, comprando no solo su conciencia sino también creando un clientelismo electoral rumbo al 2021. Regalando el dinero de todos los mexicanos, y eso, no es la distribución equitativa de la riqueza, eso, es llevar a la pobreza al país, porque a lo mejor el recurso alcanzará para cubrir esas becas en lo que resta del 2019, el 2020 y parte del 2021, para hacer ganar a sus candidatos de Morena, pero… ¿y después? ¿De dónde va a sacar los recursos para seguir manteniendo esa clientela electoral si la economía no ha crecido un ápice?

No, por eso no estoy convencido, “y no es por presumir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.