Micrópolis / Ricardo Velázquez, un senador que no le es útil a los Sudcalifornianos

Para el 2021, no falta mucho, sobre todo para aquellos políticos que no quieren estar fuera de la jugada electoral como sucede con el senador Ricardo Velázquez Meza, quien hace hasta lo indecible, por estar en la palestra, aún y cuando se trate, como dice su par Lucía Trasviña, de andar de “entremetido y lurio”; pero, ¿por qué no mejor gestionar la construcción del cable eléctrico submarino, reducir del 16 al 8 por ciento al IVA, devolver a los programas sociales sus respectivos presupuestos, disminuir las tarifas eléctricas, bajar el precio de las gasolinas y el gas, en lugar de meter las narices en donde no debe?.

Sus seguidores -por cierto, muy pocos- lo defienden, porque varios analistas hemos decidido criticarlo, por su aventurada propuesta en el Congreso de la Unión, hasta donde llevó el tema, por órdenes de su jefe político local, Víctor Castro Cosió, para ventilar el asunto de los salarios de los diputados locales, y el por qué estos, no se han bajado los sueldos.

Lo que observamos, es una ignorancia tal de este legislador federal, porque el estado, los tres poderes que lo integran, gozan de autonomía para decidir lo que le corresponde como entidad federativa, y que el caso presentado por Velázquez Meza nos da una idea de la desesperación de este bisoño de la política sudcaliforniana, por no querer estar fuera de la jugada política electoral rumbo al 2021, ni mucho menos, desobedecer a su jefe político Víctor Castro.

La pregunta inicial, toma fuerza cuando este senador sudcaliforniano no ha hecho absolutamente nada por representar a los Sudcalifornianos. Solo unos ejemplos damos aquí, de su nula participación en el senado, cuando menos para exigir, se resuelva el grave problema que tenemos todos los habitantes del estado con el asunto de los apagones de parte de la Comisión Federal de Electricidad, y que hasta la fecha, no hemos escuchado respuesta alguna de la paraestatal, o del representante del gobierno federal, por atenuar sus implicaciones en los aparatos electrodomésticos de los miles de hogares, o del año a la economía que está provocando en comercios como en la hotelería, la industria y los sectores primarios.

El senador Ricardo Velázquez, ese que se compró un título “marca patito”, el famoso “Doctor Honoris causa”, uno similar al que le entregaron a la peruana Laura Bozo, con ventaja de que a esta, le costó 30 mil pesos, contra los 100 mil que hubo de pagar el flamante senador sudcaliforniano, con tal de ganar notoriedad, pero a base de “triunfos superfluos”, o de andar de bocón, como el caso que nos ocupa.

La urgente necesidad que tiene el sudcaliforniano, su sector empresarial, comercial y turístico porque se disminuya del 16 al 8 por ciento el cobro del IVA, o cuando menos, se regrese al 11 por ciento como se encontraba, para que seamos competitivos con el resto del país, tomando en cuenta que Baja California Sur, por ser prácticamente una Isla, nos resulta más caro todo lo que consumimos, y el senador, no hace ni dice nada al respecto.

Y ante el grave problema de los apagones, las principales voces se han dejado escuchar, empezando por el gobernador Carlos Mendoza, de retomar la construcción del cable submarino para interconectar al estado con el resto del país a la red eléctrica, y no sufrir por la falta de capacidad, que se dice, falta de pagos de la paraestatal a Pemex, para no dejar el combustible necesario para generar la energía eléctrica que ocupamos. Los rumores son fuertes, de esta deuda, y en la CFE, no lo han desmentido, solo el funcionario federal Víctor Castro, a quien por cierto, ya nadie le cree, y al senador Velázquez Meza, pues menos.

Con estos senadores, Ricardo Velázquez y Lucía Trasviña y los dos diputados federales, hablando de Alfredo Porras como de Ana Ruth García Grande, poco podemos esperar de ellos los sudcalifornianos, que la verdad sea dicha, no nos representan dignamente ni tampoco nos defienden como estado ante la federación o ante el congreso de la unión.

Pero también hay que ser claros, llegaron a esas curules por circunstancias ajenas a ellos. Llegaron por el voto mayoritario que le dieron a la marca Morena y a la marca AMLO, por tanto, no podemos esperar nada de los cuatro, porque no han dicho nada en la máxima tribuna del país, por defender la economía sudcaliforniana. Digo economía, porque si bajan la tarifa del IVA al 8 por ciento, nos beneficiaria; si introducen la red de cableado eléctrico submarino, las tarifas eléctricas bajarían, si rescatan los recursos de los programas sociales, muchos sudcalifornianos saldrían beneficiados.

Con respecto a lo que hagan o dejen de hacer los integrantes de la actual legislatura, es de absoluta incumbencia de ese poder, y la intromisión del senador, no es más que una urgente necesidad de estar en la palestra política, ante su nulo trabajo legislativo en el Congreso de la Unión, donde no defiende los intereses de los sudcalifornianos, pero si, los intereses personales de su jefe político, el tal Víctor Castro Cosío.

Ah, se nos olvidaba, ¿alguna ocasión este senador de la llamada cuarta transformación, o transformación de cuarta, ha buscado o solicitado bajen las tarifas de los combustibles o del gas como lo prometieron en la campaña política para ganar ese voto que hoy los tiene en las curules? En lo personal, no lo he escuchado ni haberlo visto subir a tribuna para exigir estas reducciones.

¿O usted, qué cree estimado lector?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.