BALCONEANDO / ¡Por puro rebote!

Por Alejandro Barañano

La connotación negativa que se le adjudica a un martes 13 está rodeada de meras supersticiones, y a menudo algunas personas sufren ante esa fecha un temor ingobernable e incluso, padecen de una patología de ansiedad, miedo e inseguridad.

Lo digo porque ayer justamente fue martes 13, luego entonces quizás el Senador de la República -por puro rebote- Ricardo Velázquez Meza nunca olvidará una fecha como esa, pues le llovió sobre mojado en su milpita por andar de mitotero llevando y trayendo cosas que ni le incumben, ello por querer quedar bien con algunos diputados locales sin darse cuenta que únicamente se estaría exhibiendo de modo por demás destornillado.

El susodicho, o sea el Senador de la República -por puro rebote-, se ha empeñado con uno que otro tema político-electoral en el Poder Legislativo Federal, ello con el fin de sacar beneficio personal protagónico pero en detrimento total de la soberanía de la actual legislatura en Baja California Sur.

Y es que el tipo que goza de fuero -por puro rebote- en vez de preocuparse por las muchas problemáticas que vive el pueblo sudcaliforniano, como lo es por ejemplo una solución definitiva al problema de los apagones que se suscitan en varios municipios de la entidad, se pone a despotricar sobre el asunto de los sueldos de los diputados locales, obvio que por encomienda de los hoy legisladores sin Comisiones Legislativas y que buscan a toda costa volver a succionar de la ubre de la que se colgaron por casi un año. ¡Por favor Ricardito, ubícate, no seas insensato!

Mejor se debería dar a la tarea de presentar iniciativas encaminadas a resolver el descontento de los sectores agropecuarios y pesqueros que hoy en día prevalece, mismos a los que se les ha reducido los apoyos por parte del Gobierno de México en perjuicio de su actividad productiva; o que pugne por la reducción de las altas tarifas  de energía eléctrica y los desorbitados precios del gas, pues estos son los más elevados del país y el Senador de la República -por puro rebote- no ha tenido una mayor preocupación más que comprar en cien mil pesos un documento “patito” que dice acreditarlo como Doctor Honoris Causa, o peor aún, ponerse bracket para enderezarse los dientes, siendo estos temas que obvio no son del interés de la sociedad sudcaliforniana.

Está visto que al Senador de la Repúblicapor puro rebote- su malestar obedece porque en el Congreso del Estado de Baja California Sur se recobró estabilidad política y se democratizó la participación de los todos legisladores, y por eso el apocadito de Ricardo Velázquez Meza se atrevió a llevar un diferendo político suscitado en el interior de la actual legislatura al plano nacional. Luego entonces: ¿Y su Doctorado Honoris Causa de que le sirvió? si está actuando cual vil esquirol de poca monta, de esos que nada le embona pero que a todo le tira. ¡Vergüenza debía tener!

Tal parece que el Senador de la República -por puro rebote- no tiene capacidad para razonar, y lo digo porque de nueva cuenta exhortó al Comité Técnico de Valoración de las Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur y al Congreso del Estado, que le informen sobre la última actualización de los montos máximos de las percepciones de los diputados locales; y en caso de ser mayores a las del gobernador o del Titular Federal, se regulen conforme al artículo 127 de la Constitución Política.

Ojo, esto fue ayer, curiosamente un martes 13, justo cuando posiblemente tuvo un ataque de patología de ansiedad, miedo e inseguridad por dicha fecha.

Ya por último el Senador de la República salió en su comunicado mal elaborado con que a más ocho meses de representar a Baja California Sur -por puro rebote- ha trabajo en puntos de acuerdo e iniciativas para una mayor inspección y vigilancia con la finalidad de aumentar el número de oficiales de pesca en el estado -cosa que de ello no ha sucedido-; la señalización, ampliación y modernización de la carretera en el tramo Vizcaíno-Guerrero Negro -cosa que solo se ha dado en un pequeño tramo-; la implementación de una campaña de erradicación de las plagas fitófagas que están consumiendo el palmar datilar en la población de San Ignacio -situación que aún prevalece y no se ve para cuando se pueda solucionar- y la transición de frecuencia y digitalización de la radiodifusión sonora en México, cosa que aclaro que todas se encuentran en trabajo de las respectivas Comisiones. O sea, ocho meses y nada de nada. Bueno sí, ya se compró un documento “patito” que lo acredita como Doctor Honoris Causa con un costo de cien mil pesos y ya se puso bracket para enderezarse los dientes; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.