Cambio de nombre a mi Generación Cetmarista

Francisco Javier Lino Briones

Durante el transcurso de la mismísima ceremonia de graduación de la generación 2016-2019 del CET Mar 31, que en su segunda etapa se cristalizó la propuesta de llevar mi nombre, solicité y se me aprobó por todos los presentes, incluyendo las personalidades educativas y gubernamentales, se me permitiera cambiar el nombre de esa generación en el que se recibe el muy querido grupo “A” de Recreaciones Acuáticas que tantas veces ha sido actor principal en esta Revista Análisis.

Las razones por las que se otorga el honor de designar a una generación escolar con el nombre de una persona son muchas ¿antigüedad? ¿mérito académico? ¿intervención docente? Es posible también que sea la simple amistad que éste forja en su labor en el espacio áulico el motivo por el que se proponga para tal fin o ¿por qué no? el grado de estudios. No pregunté la razón. Mal haría. Simplemente agradecí al Biólogo García Loaiza y a este equipo de trabajo el haberme dado esta oportunidad que muchas veces es única y que para algunos docentes-facilitadores puede ser in-imaginable. Reitero el agradecimiento.

Y el por dónde comenzar una intervención de este tipo puede ser un velo de misterio que hay que ir develando poco a poco, pues no se es impertinente cuando se tiene bien clara la respuesta a la pregunta que emerge de la razón del nombre de esta generación Cetmarista ¿Quién es FRANCISCO JAVIER LINO BRIONES?

“Yo soy”, alcanzo a responder decididamente y puede resultar una respuesta corta pero llena de soberbia y narcisismo. Sin embargo, ese “Yo soy”, obedece a una razón de alteridad en la que mi labor docente se ve reflejada en la otredad, en el otro, como el espejo fiel refleja lo que se le pone enfrente:

Yo soy Paloma Nahim, que fue a esa oficina porque no entendía las Matemáticas; Yo soy Angélica, que tenía tres años sin estudiar y me atendieron como debe ser para estar en un grupo de Cet Mar; Yo soy Bob, que me agarró el profe tres veces fumando hierba de la buena y aún así, me orientó; Yo soy la estudiante “x”, a la que buscaba mi padre, asesino reconocido, y que salió del plantel con la cola entre las patas porque el profe lo sentó frente a su escritorio; yo soy Carlos, quien junto con Blanca Ibarra estuvimos en el Congreso del Estado recibiendo el premio Estatal de la Juventud; Yo soy Brayan y Andrea y Carlos y el Programa Integra quienes recibimos el premio Municipal de la Juventud; Soy Manuel Delgado número uno en karate a nivel nacional y Norteamérica; Yo soy Alberto Arturo Ramírez único mexicano que ha vencido a todos los japoneses en Japón, no una, sino dos veces alumno de Sensei; Yo soy la madre de familia “otra vez x” que toqué su puerta para que me ayudara con mi hija porque fumaba marihuana; Yo soy Brayan quien estuvo escondido bajo los efectos de las drogas en un cuarto, cuidado por mi maestro;  Yo soy esa joven escritora que publicó un artículo; Yo soy Jesús Ceseña, Yo soy Javier Tamayo, o Chayanne o Joselyn o Emily. Yo soy esa alumno-alumna que barrí, trapeé y levanté basura en los pasillos del plantel indiciado por él; Yo soy el grupo “A” de Recreaciones Acuáticas y tal como dijo Henry; en esta clase cambié mi percepción como alumno del este plantel que hizo la valla de limpieza en “La Empacadora”, hombro con hombro con ZOFEMAT y que aparte fui al Chileno, al Faro Viejo, al rancho “La Ramadita”, al cerro de la ”Z”, realizando diversas actividades  para obtener para acudir a mis competencias profesionales veintiún actividades, todas documentadas y entregadas a la coordinación de Recreaciones Acuáticas.

Aquí hago una pauta y respiro: Yo soy Víctor de Jesús Valdovinos Pérez karateca digno representante de la raza de bronce quien ha salido al frente por México en Argentina; en Tenerife, España, en Sofía, Bulgaria; en Río de Janeiro, Brasil, en Barranquilla, Colombia y en UMAG, Croacia, llegando a ser el número uno a nivel mundial en la especialidad de kumite U 21-de 61 kgs. ¿Alguien puede describir la emoción de escuchar el Himno Nacional mientras estás en el pódium en primer lugar abrazado por tu bandera?

Luego de disertar mi discurso a los presentes en el Pabellón Cultural, di a conocer a todos que a Víctor Jesús Valdovinos Pérez, reconocido como el mejor karatedoka de América y del mundo en su categoría, le fue diagnosticada una agresiva miopatía, que le impide realizar cualquier actividad física actualmente, y que de la misma forma, esperamos su regreso al tatami, por ello ese momento histórico solicité a nuestro director José Antonio García Loaiza me permitiera dos cosas: Una, subir a este magnífico representante de la raza de bronce al presidium; y dos, que la generación graduada 2016-2019 del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar No. 31, cambiara de nombre a:

“FRANCISCO JAVIER LINO BRIONES-VICTOR JESUS VALDOVINOS PÉREZ”.

Solicitudes que me fueron concedidas.

De la misma forma se hace el especial reconocimiento a sempai Abel Pérez quien lo formó como cinta negra.

De esta manera el “Yo soy”, se convierte en universal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s