¿De qué se ríe Obrador?

Se ríe de nosotros, se ríe de México. Iocus, lo cual es una burla. Eso es obvio. “La risa abunda, en la boca de los necios”. Proverbio latino.

Capitán Piloto Aviador Enrique A. Guerrero Osuna

Cada vez que aparece Obrador en una de sus peroratas mañaneras y se ríe con esa sonrisa diabólica que tiene, me da tristeza, tristeza por mi país al ver como un cínico como él se burla de nosotros. Obrador tiene resuelto su problema económico, el solo se dedica a ejercer la actividad que 30 millones de idolatras le confirieron: a engañarnos a todos, a dilapidar los recursos que con tanto esfuerzo ponemos a la disposición de su administración. Como dice la politóloga Gloria Álvarez: ¿por qué no les da de su propio dinero a los pobres en lugar de regalar lo que no es del?

Obrador hace muchos años resolvió su problema económico dependiendo siempre del presupuesto nacional. Siempre ha sido un vividor. Jamás se le va a conocer un trabajo honrado que haya desempeñado o en el cual el haya pagado impuestos, nunca ha contribuido a la hacienda nacional. A menos que me demuestre lo contrario con sus declaraciones de impuestos. Para nuestra propia vergüenza tenemos un presidente que tardo 14 años en terminar una carrera en la UNAM. Todos guardamos silencio.

Incluso en lo tocante a su indumentaria tengo que advertirle a Obrador que cambie de sastre, no sabe vestir. Ningún traje es de su medida, parece “pachuco” con esos pantalones que le quedan grandes. Aunque es imposible pedirle peras al olmo.  

Obrador es un gran engaño para México, sin embargo 30 millones piensan lo contrario, y están en toda su razón. El mismo lo mencionó en una de sus peroratas: – dijo -“vi un cartelón que decía: los que votaron por amlo no tienen cerebro”. Se pasan- dijo- Como decimos en Mexicali: “el bato defiende a su raza” pero se trata de votantes que confiaron en que el representaba un cambio que nos iba a sacar del agujero negro en donde navegamos

Todo anda de cabeza, la economía nacional, el peso devaluado, en este momento estamos, sin Texcoco, sin Santa Lucía, sin nada, eso sí, la Guardia Nacional estará en Tapachula impidiendo, o tratando de impedir que 600.000 centroamericanos crucen la frontera intentando llegar al “otro lado”. ¿Cuánto le va a costar a México llevar 6,000 elementos de la GN, instalarlos en sus cuarteles, con dormitorios, comedores, instalaciones sanitarias, etc. y tan solo para detener la invasión centroamericana? ¿Cuánto nos va a costar mantener a 300,000 centroamericanos en la frontera? O una de dos, o son idiotas o no saben hacer cuentas los ineptos de morena. El pacto ya está hecho. México debe de detener la invasión, so pena de que se incrementen los aranceles. Según nuestro retrasado presidente esto se va a cubrir con la venta del avión presidencial. Deséenle suerte. Hasta el día de hoy (2 de julio del 2019) no se ha vendido ni uno solo de los aviones de la presidencia. Y, lo más trágico, no saben qué hacer con ellos.

Todos los días en sus apariciones Obrador ya no sabe ni qué decir, tiene que improvisar y como se cree el “nunca visto” como dicen en Mexicali, cualquier cosa que diga es sabiduría, según sus oyentes chilangos, después de una hora de decir tonterías, simulan una sesión de preguntas -sin respuestas- aclaro, solo divagaciones sin dar datos concretos, nunca, escúchenlo bien, nunca da datos exactos, siempre dice que mañana, que la semana que viene, que ya le dijo a Marcelo, que él tiene otros datos, etc. Es un pobre idiota sin idea de lo que está haciendo. Pero nosotros los mexicanos se lo permitimos, que eso quede claro. Somos un país de cobardes que no nos atrevemos a decir nada. Nosotros lo tenemos ahí, nosotros lo mantenemos ahí, nos merecemos lo que nos pase. Somos tan débiles los mexicanos que con el caso del  nuevo aeropuerto nos hemos visto como dementes, dejamos que una persona, en este caso Obrador, tome una decisión tan estrafalaria como cancelar una obra que beneficiaría a millones de mexicanos, se encapricha con Santa Lucía el secretario de la defensa como buen arrastrado que es no le dice nada, nadie le dice que eso es una locura, todos lo apoyan, a todo le dicen que sí y le aplauden.

El caso del NAICM puede ser su ruina, su debacle. Pero existe otro pequeño aspecto que por estar enfrascados en los caprichos obradoristas lo ha despreciado por completo. Se trata de la Aviación Mexicana, pero en general. Tanto la Dirección de Aeronáutica Civil de la cual nadie sabe quién es su director actual, como la Fuerza Aérea Mexicana y cuyo Comandante también desconocemos por qué solo aparecen en los reflectores el secretario de la defensa y el secretario de marina. Estas dependencias se mantienen totalmente olvidadas de la “mano de dios”, ahorita todo son contratos y cancelaciones a diestra y siniestra, mientras la aviación mexicana sigue a la deriva. La DGAC es un verdadero desastre, están dedicados (siempre lo han estado) en cuerpo y alma a atacar la aviación por todos los flancos, es un milagro que no hayan acabado con ella. Actualmente ser rico en México es símbolo de corrupción, no se diga para poder tener un avión privado en México eso para Obrador es un símbolo de corrupción, son lujos estrafalarios mientras el pueblo bueno y sabio se transporta a lomo de mula. Ir al extranjero a estudiar por medio de una beca es corrupción. Tener agua todos los días es corrupción, debemos seguir el ejemplo de la gente pobre y honrada.

Todos los días vamos a seguir viendo y oyendo tontería tras tontería, acaban de acordar entre él y Marcelo regalarles 100 millones de dólares a los países del sur para que ataquen el problema de raíz. ¿De veras creerán este par de imbéciles que con 100 millones de dólares se va a arreglar el problema de Centroamérica? A El Salvador le regaló 30 millones de dólares nada más por un arrebato, pero insisto, no es dinero de él es de todos y lógicamente en nuestro país tenemos necesidad urgente de esos recursos, pero Obrador decide regalárselo a ellos.

Lista parcial de expresiones utilizadas por nuestro inepto presidente todos los días:

Ya no hay corrupción en el gobierno.

No va a haber aumentos, en términos reales (lo que eso signifique) de la gasolina, ni del gas, ni de los impuestos

Ya barrimos de arriba para abajo como las escaleras. ¿Cuánto cochinero bajo con la escoba?, no sabemos. ¿Quedo limpia la azotea? Tampoco sabemos.

Utiliza una y otra vez la expresión: “Con todo respeto” (cuando dice esto viene el sablazo). Esto lo repite hasta la saciedad, como si tuviera miedo de decir o hacer las cosas como se debe, como si quisiera justificar algo que va a decir o a hacer.

Vamos bien y de buenas. (Nadie sabe a quién se refiere).

La economía esta boyante. Nunca vamos a pedir un préstamo. No necesitamos la ayuda del exterior. (Mejor ni hablamos).

Los Neoliberales son unos sátrapas, rapaces, hipócritas, rateros, sonsacadores, roba chicos, viciosos y todos sin excepción evaden impuestos, todos hacen jugosos negocios con el gobierno, ya se les acabó. Ahora es nuestro turno…

Todos los funcionarios de Morena absolutamente sin ninguna excepción: son honestos, ultra bien capacitados, de buen corazón, aman a los pobres más que a los de su familia, preparadísimos, trabajadores a más no poder, nunca mienten, jamás han evadido impuestos, quieren al pueblo y saben cómo atenderlo de maravilla, día y noche están disponibles, nunca se cansan de trabajar durísimo, están preparadísimos para los puestos que fueron designados. Intachables, sin cuentas secretas, ni bienes ocultos. Todos invariablemente son unas eminencias en sus respectivas áreas.

Todo lo que le está pasando a nuestro país es culpa del periodo neoliberal, incluyendo el sargazo y los huracanes. Todo lo heredaron.

Es malísimo para hacer cuentas, siempre irremediablemente se equivoca haciendo el gran ridículo. La joya de sus sandeces es la siguiente: dijo: “todos los días se recogen 13,000 toneladas de basura en el D.F. y de sargazo se recoge el 3% de esa cifra, o sea 340,000 toneladas”, no es mentira ni es exageración él lo dijo; luego corrigió y dijo: corrigiendo números son: 341 kilos de sargazo lo que se recoge. Termino diciendo: bueno son 1,000 toneladas más o menos lo que se recoge de sargazo en Quintana Roo. Excelente Obrador te entendimos perfectamente bien. Para el, el sargazo no es un problema, aunque sea herencia neoliberal, ellos van a poder con las 340,000 toneladas o los 341 kilos o las 1,000 toneladas, lo que les aviente el mar la Armada de México las va a levantar, digo aparte de perseguir hondureños en la frontera sur. Pero mi pregunta es: ¿por qué la Armada?

Cuando le preguntaron por su religión se anduvo entre las ramas, como siempre y no contestó lo que le preguntaron, dijo que el adoraba a Jesucristo y se rió de los mexicanos porque no se sabe la letra del himno nacional ni sabe cómo saluda un presidente a su bandera. Jamás va a aceptar que tiene nexos muy cercanos con una religión muy brillante y con su pastor de ovejas descarriadas.

Repite una y otra vez las mismas tonterías sin acordarse de que ya las dijo.

Cuando lo han interpelado con preguntas directas, jamás ha dado una respuesta concreta, se le cuatrapean las velocidades y dice puras incoherencias. Turna todo para mañana o el secretario del ramo les va a entregar un informe.

Vamos a rescatar a Pemex. (Esta es una de sus cuatro obsesiones).

Voy a denunciar a los que promuevan amparos contra Santa Lucía…

Con estudios o sin ellos, con permisos o sin ellos, con o sin aprobación del congreso: el tren maya va; la refinería de dos bocas va; Santa Lucía va!

Asignar la construcción de una refinería a Pemex es un contra sentido, tienen milenios que no construyen nada, no están preparados, no están capacitados, pero eso no importa, los técnicos mexicanos, – dijo el presidente – son nobles y capaces.

Voy a callar a la prensa fifí. Igual vamos a hacer con las mal llamadas “calificadoras” que un día sí y otro también siempre están atacándonos.

No me pregunten por la boda de mi hijo, yo no sé cómo le hizo, yo solo coopere con $50,000 pejos, si hubo lujos fifís o derroches pregúntenle a él, yo no vi ni oí nada, ni me enteré de nada, además “soy dueño de mi silencio”.

La corrupción es una enfermedad, según nuestro sabihondo presidente, y él va a poner varias clínicas para la atención de los enfermos más graves de ese padecimiento crónico, el tratamiento va a ser gratuito a cargo del erario

A Obrador la economía lo tiene totalmente sin cuidado, para él todo va bien, regala dinero a diestra y siniestra, la preocupación es que cuando se le acabe, que ya no tarda mucho, vamos a ver qué va a hacer con toda la bola de mantenidos. Se preocupa mucho por el pueblo, es increíble -dice- que haya tantos pobres y tan pocos ricos. Para balancear las cosas vamos a quitarle todo a los ricos y dárselo a los pobres, vamos a ver: una familia típica del DF: un papá de más de 68 años: recibe mínimo $1,250, la esposa otros $1,250, 2 ninis $ 2,600= $5,200, más dos universitarios $3.600 c/u= $7,400, una hija descapacitada: $3,600 total por toda la familia: ¡$ 18,700 pejos. Nada mal para una familia que no mueve un dedo, ni produce absolutamente nada, solo apoyar al peje. ¿Entonces para qué estudiar, para qué superarse? Dejen que Obrador los proteja con mi dinero, bola de inútiles.

Pemex va en caída libre, pero Obrador quiere rescatarla a como dé lugar, claro todo lo malo es culpa de los neoliberales, porfiristas corruptos. Para enderezar la nave de Pemex pone a un ingeniero agrónomo que no sabe nada de nada, ni la “o” por lo redondo, pero igual o peor están en otras dependencias. Esto es un verdadero caos, un desastre anunciado, pero nadie se atreve a decirle algo a Obrador hasta que, como dicen, lo alcance la terca realidad que no quiere ver por qué no le conviene.

Aclaro que me faltan muchos chascarrillos de Obrador, pero no quiero abrumarlos con tanta basura.

Pemex no va a soportar mucho porque sus problemas de liquidez son muy grandes, tan grandes que Obrador no tiene la menor idea de lo que representa para nuestro país, el pregona que terminándose la corrupción Pemex va a resurgir de sus cenizas como un ave fénix, y vamos a producir miles y miles de barriles de crudo, los vamos a refinar y ¿voila! La gasolina nos va a salir casi regalada.

A veces pienso (de vez en cuando) que como siempre hemos sido un país de cobardes y mediocres, personajes como este Obrador hacen fácilmente de las suyas y arrastran a toda la bola de descalzonados a un eufórico Walhalla con dinero regalado y sin tener que trabajar, eso nos encanta como mexicanos. Obrador conoce perfectamente a su pueblo, sabe cómo manipularlo, como arrastrarlo a un precipicio y que nos lancemos todos al voladero gritando vivas a amlo. Para allá vamos, no se me desbalaguen.

Leer como usted lo acaba de hacer es ejercer un derecho que a Obrador no le parece porque un pueblo que lee y cuestiona, no conviene al dictador. “Et Cum” (¿Hasta cuándo?).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.