BALCONEANDO / DERECHOS IGUALITARIOS

Por Alejandro Barañano

La orientación sexual de una persona es lo que menos debería de importarnos hoy en día, más bien habría que valorar la integridad, el respeto y la calidad humana de cada quien, y dicho lo propio y sin hacer grandes aspavientos, es por ello que me parece justo y válido lo aprobado el viernes pasado en el Congreso del Estado –que bien valdría que muchos lo revisaran porque ni saben a ciencia cierta qué fue lo que se validó- dando paso a que parejas formalicen su unión a través de ese trámite al igual que una pareja heterosexual.

Tengo amigos y amigas –y no me avergüenzo de ello- que tienen sólidas relaciones de pareja y que conviven juntos o juntas desde hace años. Existe en estos el mismo amor y respeto que puede haber entre un marido y su esposa. Podrían dejar las cosas así y simplemente vivir juntos, pero aspirar al matrimonio igualitario es más que solo querer llamarse conyugues y ponerse un anillo en el dedo.

¿Por qué? Bueno, porque si hay ese mismo amor y respeto que las parejas tradicionales se profesan, y así lo desean, por qué no pueden haber los mismos derechos fruto de esa unión, fue una interrogante que muchos legisladores locales se hicieron y que por ello respondieron con su actuar.

Hace años leí un artículo sobre un señor cercano a los ochenta años de edad que, hacía casi cuarenta años vivía con su pareja -otro hombre- quien había estado con él en las buenas y las malas, esto por padecer de un cáncer terminal, por lo que no le daban ya mucho tiempo de vida.

Ahora bien, si a esto le sumamos los cuarenta años que llevaban juntos, obviamente que cuando esta pareja comenzó su relación fue motivo de un fuerte escándalo, marginación social e incluso familiar, de eso no tengo la menor duda.

Pues bien, este señor de quien leí su historia, sabiéndose pronto morir quería dejarle seguridad a quien había sido su pareja por tantos años, o sea con quien había durado mucho más que algunos esponsales tradicionales y con quien se había sobrepuesto a tantas cosas.

Así que en orden de que su compañero tuviera los derechos de heredar, cobrar seguros y quedarse con el hogar que formaron, fue que comenzó con los trámites de adoptarlo, sí así como lo lee, un proceso de adopción de su pareja, esto como única alternativa de considerarse “dependiente”, lo que hubiera sido obvio en el caso del “viudo o viuda” dentro del matrimonio de una pareja heterosexual.

Por lo general con un tipo de relación de amor, respeto y compromiso, los involucrados se preocupan por su pareja en la vida y en la muerte. Pero antepongo una interrogante a la que pido quien me favorezca leyendo responda de acuerdo a su propio criterio: ¿Qué sucede cuando con quien se convivió y se unieron en vida no pudieron entrar con ellos a la unidad de cuidados intensivos y ni si quiera pudieron sacar un cuerpo inerte de una morgue solo porque no eran familiares legalmente dicho?

No creo que debamos hablar en Baja California Sur –como algunos ya lo están refiriendo-  que se legalizaron los derechos gays, no, sino que definitivamente fueron derechos igualitarios; y como estoy plenamente seguro que la opinión hoy manifestada generará muchos asegunes, mejor quien lo escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

El despido de CECILIA SOTO ESQUIVEL de la Dirección de Administración y Finanzas del organismo operador de agua y alcantarillado de Los Cabos era de esperarse, pues no solo incurrió en varias pifias –por decirlo de alguna manera- sino que hasta le dinamitó la empresa paramunicipal a la polémica y ahora aborrecida alcaldesa, JESÚS ARMIDA CASTRO GUZMÁN, y tan es así que hasta la metió en un callejón sin salida con el tema del hijo aviador, y el cordel se rompió por lo más delgado. . . Muchos dimes y diretes se han generado por el encuentro que se dio entre PILAR EDUARDO CARBALLO RUIZ, dirigente del Partido Renovación Sudcaliforniana y ALEJANDRO ROJAS TIRADO, y más aún cuando unas horas después recibió la visita y mantuvo diálogo pleno con el ex petista GERARDO ENRÍQUEZ y con YUAN YEE CUNNINGHAM, ex alcalde del municipio de Loreto. . . Y es visto está que el empresario y benefactor social sabe tejer finito y por ello avanza a pasos agigantados, además que ha estado señalando públicamente actos de corrupción, nepotismo e ineptitud y de ahí es que se genera esa guerra sucia que hay en su contra. . . ¡HE DICHO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s