BALCONEANDO / De pena ajena

Por Alejandro Barañano

Algo le han de poner al agua que les dan de tomar a algunas senadoras emanadas del Movimiento de Regeneración Nacional, porque las declaraciones que se han reventado tan “ocurrentemente”, no cualquiera las hace en sus cinco sentidos.

Y si creen que estoy exagerando, recordemos entonces el momento aquel cuando Laura María de Jesús Rodríguez Ramírez, mejor conocida como “Jesusa Rodríguez”, salió con aquello que para celebrar la caída de Tenochtitlán se deben de comer tacos, y así, para festejarlo, se empacó uno de trompa, dos de tripita y tres de cuerito y gritó ¡Viva México!

O que decir cuando Eva Galaz molesta por las preguntas que le hacían a su compañero de bancada Armando Guadiana, llamó “retrasados mentales” a los reporteros que cubrían las actividades de la Cámara Alta del Congreso de la Unión.

Pero no dejemos de lado a nuestra distinguida y bien ponderada senadora Doña Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, quien ha despertado el “monstruo” que lleva adentro nada más porque la oposición se ha atrevido a criticar al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Esto fue durante la discusión de la llamada “muerte civil” de los funcionarios públicos, con lo cual se impediría que estos fueran recontratados por la administración pública en caso de cometer actos de corrupción, dando pie para que varios legisladores de oposición indicaran que dentro de ese rubro quedaban al puro pelo muchas acciones que se han dado dentro de la llamada Cuarta Transformación.

Y lo dijeron por aquello de las licitaciones a modo, o candidatear para ministras a personas que no cumplen con el perfil, y también, eliminar recursos para estancias infantiles, medicamentos y otros rubros de suma importancia, situación que le caló a la senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, y quien al tomar el micrófono criticó la postura de los legisladores y definió que “el hombre que está salvando a esta patria”. ¡Tómala papá!

Y su sentido y puntual mensaje fue más o menos así: “Estoy en esta tribuna no con afán de capturar la atención de las cámaras, estoy en esta tribuna de frente y con la verdad no como muchos que se paran aquí con un discurso falso que ni lo sienten. No vamos a permitir descalificaciones porque son unos sinvergüenzas y unos cínicos”; diría la representante de Morena, aunque lo bueno del asunto es que ella misma pidió no caer en descalificaciones. ¡Por favor!

Quizá, porque no, “nuestra” senadora bien podría escribirle canciones a Paquita la del Barrio, pues uso las mismas palabras como aquellas de “y no les tengo miedo cabrones”.

Sí, hablo de la misma Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, quien criticó el silencio que tuvieron sus ahora homólogos de oposición durante los sexenios anteriores definiéndolos como “del estúpido del Vicente Fox” y del “borrachín de Calderón”.

Ah, pero advirtió que presentaría una iniciativa para que tengan que presentar una 3 de 3 con profundidad generacional, algo así como “¿Cuándo ustedes lo hicieron? ¡Ustedes fueron los cómplices silenciosos de lo que hoy estamos enfrentando en este país! y ya presenté una iniciativa para que cada uno de ustedes y de nosotros transparenten sus bienes desde que los parieron”.

Una característica muy propia de ella es que cuando se aviva por el aplauso de sus compañeros, “nuestra” senadora por Baja California Sur cierra su breve y desapercibida intervención con señalamientos al por mayor en contra de los legisladores de oposición. Ejemplo: “Lamento que estén aquí en el Senado con una envestidura que no les corresponde ¡Sátrapas! ¡Ratas! ¡Entrelucidos y lurios! así se los digo y se los sostengo ¡y no les tengo miedo, cabrones!”

¿Qué cómo la definiría a la señora? Simple, de pena ajena, por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

Ojala algunos de nuestros buenos amigos que tenemos en Comondú nos puedan decir quién es el propietario de la construcción -valuada en más de un millón y medio de pesos- que se ubica en las calles Moro y Prolongación Madero de la colonia Residencial La Hacienda. . . Y también quién le compró a un profesor del Instituto Tecnológico Superior de Ciudad Constitución -en poco más de medio millón de pesos de rigoroso contado y en efectivo- el terreno que se ubica en la calle Pino Suárez entre López Mateos y Ruíz Cortines, y donde se asegura se edificará una clínica médica con todo y un quirófano súper equipado. . . ¡Que conste que solo es una pregunta!. . . Dos fallas en el Acueducto de San José del Cabo dejaron en evidencia el desorden que prevalece en el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, situación que lamentablemente perjudicó a cientos de familias de la cabecera municipal al no recibir el vital líquido en sus hogares. . . ¡HE DICHO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s