BALCONEANDO/¡Bribonadas!

Por Alejandro Barañano

Aunque muchos digan que todo está cambiando para bien, sigue imperando la corrupción en muchas partes del país y Baja California Sur no está exenta de ello, tan es así que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo público hace unos días atrás un memorándum en donde afirmó que ningún integrante de su familia está autorizado para hacer alguna gestión o pedir favores en su nombre.

Y si digo que Baja California Sur no está exenta de esa mala práctica es porque hay muchos ejemplos de ello, y uno es el caso del regidor Cristian Agúndez Gómez, quien se ve que vota sin protestar todas las iniciativas y propuestas que emita la alcaldesa Jesús Armida Castro Guzmán, pero a cambio pasando factura por su incondicionalidad logrando obras públicas en favor de su hermano y cuñado.

Para quien no lo recuerde, en tiempos de la campaña del año 2018, llegaron a confrontarse abiertamente los candidatos abanderados por MORENA con los del Partido del Trabajo, al grado que utilizaron públicamente -y evidencia hay de ello- serios descalificativos que incluso dio pie a que la nacida en Culiacán, Sinaloa, no los incorporara a su administración.

Pero para lograr consensos, y con ello obtener acuerdos, Jesús Armida Castro Guzmán “maiceo” al vástago de Narciso Agúndez Montaño, y tan es así que le permitió -por no decir autorizó- que a través de su hermano se le rente maquinaria al Ayuntamiento de Los Cabos para la rehabilitación permanente del tiradero de basura en Migriño, facturando por tal acción mensualmente más de 300 mil pesos, todo ello de manera directa y violentando toda normatividad en la adquisición de bienes y servicios que por ley está estipulado.

Para lograr que la renta de la maquinaria en adjudicación directa se lograra, se tuvo que triangular la acción con el director general de Servicios Públicos Municipales, Roberto Sandoval Montaño, quien curiosamente es tío del regidor Cristian Agúndez Gómez y obvio, de su hermano quien es el arrendador de la maquinaria, encuadrando con ello perfectamente el nepotismo, conflicto de intereses y otros delitos por los cuales se debería de abrir una investigación criminal.

Y es que ahora se sabe que se adjudicó dicho contrato bajo el oficio DGOPYAH/DOP/S3C/OC/RP-002-19  en favor de la empresa denominada Rco Development, S.A. de C.V. cuyo socio mayoritario es ni más ni menos que el cuñado del regidor Cristian Agúndez Gómez, y quien lleva por nombre Freddy Erubey Martínez Rivera, quien que cobró la friolera cantidad de 481 mil 967 pesos por la construcción e instalación de las ahora letras decorativas “San José́ del Cabo” que fueron colocadas frente a la parroquia de San José́, esto en pleno Centro Histórico de la cabecera municipal.

Esto ha originado que algunos sectores de la sociedad cabeña no sólo cuestionen que se haya adjudicado dicha obra de manera tan grotesca, sino que además lo referente a la pésima calidad con que fueron elaboradas, sobre todo cuando cada letra tuvo un costo de 35 mil pesos.

Por eso llama poderosamente la atención que contrario a esas malas prácticas -como lo es este y otros casos- el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, haya hecho público el ya tan famoso memorándum donde afirma que ningún integrante de su familia está autorizado para hacer alguna gestión o pedir favores en su nombre; documento que fue enviado de manera directa a los secretarios del Gobierno Federal, a los directores de empresas y de organismos paraestatales y en especial a los servidores públicos.

Luego entonces está visto que aquello que en campaña fue compromiso no generar prácticas de corrupción, influyentismo, amiguismo y nepotismo quedó en el cajón del olvido, y peor aún, que eso de no aceptar bajo ninguna circunstancia que miembros de la familia hagan gestiones, trámites o lleven a cabo negocios con el gobierno en su beneficio o a favor de sus “recomendados” es letra muerta.

Por eso este espacio lo iniciamos marcando que aunque muchos digan que todo está cambiando, sigue imperando la corrupción  en muchas partes del país y Baja California Sur no está exenta de ello, pues a pesar del memorándum emitido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador,  está visto que aquí en el municipio de Los Cabos hay familias -en claro contubernio con quien gobierna- que están autorizados para hacer gestiones y pedir favores en su nombre en beneficio directo a sus bolsillos; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.