Tercera llamada… tercera. ¿Y el aumento salarial?… ¿Para cuándo?

Yolanda Tafoya Ruiz

El aviso llegó días antes a través de las ya, inevitables redes sociales. Grupos de delegados sindicales, amigos, compañeros de trabajo, los contras de los contras y demás, se activaron…  

Se convoca a la continuación de la segunda asamblea general extraordinaria del Sindicato de Burócratas, Sección La Paz, que se llevará a cabo el 30 de mayo de tantos y tantos… en la explanada de Palacio Municipal.

Al día siguiente una contra orden se esparció entre pasillos y oficinas gubernamentales, que no, que siempre no habría asamblea, poco después llegaría, a través de los delegados sindicales, la contraorden, de la contraorden. “Ahora sí, “deveras, deveritas” habrá asamblea.

Fecha: 4 de mayo, a las ocho de la mañana, mismo lugar, palacio municipal. Orden del día (temas a tratar): Incumplimiento de la aplicación del incremento en las prestaciones económicas de los trabajadores de base sindicalizada, pertenecientes a la Sección La Paz, del Sindicato de Burócratas; incumplimiento en la devolución de retenciones; incumplimiento en el pago de horas extras; renta de vehículos; viáticos; gastos de ejecución; 15%, y otros.

En fecha y hora señalada, apostadas en la explanada de Palacio Municipal, carpas, sillas y botellas con agua, esperaban ya a los más de 3 mil burócratas convocados. El vendedor de frutas, el del café y el de los ya tradicionales tacos de aserrín observaban emocionados como poco a poco abarrotaban el lugar los posibles comensales.

A las nueve de la mañana, sillas, pasillos y escaleras, eran insuficientes. Entregadas las peticiones por escrito en la oficina de presidencia municipal, solo se esperaba la respuesta del edil paceño.

Apertrechado en una de las rampas laterales, a la distancia, el otrora poderoso Javier Osuna Frías, ex líder sindical y que hoy engrosa las filas de jubilados, muy a su pesar, observaba atento el desarrollo de ese “paro-asamblea”. Ya no formó parte de la Comisión negociadora, no estuvo en el presídium, ni le habló al oído al dirigente en turno… dicen las malas lenguas que se acabó el amor.

Ahora llena sus vacíos asesorando a unos cuantos, que siguen confiando en su sabiduría y larga experiencia.

El tiempo seguía corriendo, los minutos se convirtieron en horas. El sol, la larga espera, la incertidumbre fueron convirtiéndose en enojo.  ¡Que salga el presidente, que dé la cara!, decían unos, ¡no ha llegado, si llegó y se fue por la puerta de atrás!seguramente se fue a dar el paseo matutino por su ciclovía particular, señalaban otros.

Con los ánimos exacerbados, el dirigente sindical, gritando a voz en cuello sentenció… ¡5 minutos, si en 5 minutos no nos da una respuesta, tomaremos las oficinas!

Cumplido el plazo, dirigente y sindicalizados en tropel, se dirigieron a la oficina de presidencia. A contra corriente, avanzaba presuroso Amadeo Murillo, ex diputado y ex líder de…, escoltado por dos tipos que parecían salidos de la película “El Padrino”, versión patito o “gansito”. Entre el griterío, se destacó la breve figura de una mujer, que a boca jarro le preguntó “oye, y tu hermano ¡¿Cuándo va a devolver los 337 mil pesos que se auto prestó?!

Ante la abrupta irrupción, finalmente el presidente municipal salió, ¡¿con qué nos vas a pagar, mentirillas, con saliva?, ¡Salúdame, aunque no me pagues!…

Su respuesta, la de siempre “No hay recursos, estamos pagando las deudas que la anterior administración dejo, bla, bla, el gastado discurso de yo no fui, fue el de atrás.

El ofrecimiento: pago en módicos abonos (8); la respuesta del gremio sindical, 8 rasgados fragmentos que cayeron a los pies de los sindicalizados, de la propuesta de pago que Muñoz Álvarez hiciera.

El paro-asamblea continuó al día siguiente, aceptando ya, la segunda propuesta, el pago retroactivo a enero, del 11%, que restaba, para alcanzar el 16.21% que a nivel nacional se otorgó, pago que se hará en tres emisiones, mismas que se pagaran, dicho por el propio Presidente municipal, “desviando recursos”. Tan tan.

… y la historia continúa, mismo reclamo, diferente instancia gubernamental, el Tribunal Superior de Justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .