Los que “suenan” para el 2021. En la edición pasada -No. 221 del mes de mayo- de esta su Revista Análisis Periodísticos BCS, señalábamos las posibles candidatas de los diferentes partidos políticos rumbo a la gubernatura, en caso de que los consejeros del Consejo Instituto Estatal Electoral volvieran a “legislar” -si es que antes el Senado de la República, a propuesta de legisladores de Morena no eliminan a los Consejos Electorales locales- aunque no sea su labor, se sacaran de la manga otra acción afirmativa y decidieran que tendría que ser mujer la candidata a ese cargo de elección popular. No hay que olvidar, que a raíz de la última reforma electoral da facultades al INE para atraer los procesos electorales locales siempre y cuando existan problemas para organizar las elecciones en los estados, a petición de los partidos políticos, puesto que para llevar a cabo esta propuesta de desaparición de los organismos electorales en las entidades federativas, si bien es cierto que con una reforma político electoral lo pueden realizar, pero no hay que olvidar que cada entidad federativa, partiendo del pacto federal, estaría en su derecho de inconformarse ante la Suprema Corte de Justicia por transgredir esferas que son competencia única y exclusiva de cada entidad federativa.

Los comicios electorales llevados a cabo el pasado domingo dos de junio tanto en Baja California como en Puebla, donde se eligió gobernador, el sistema de partidos políticos denotó un notorio declive en la participación ciudadana en donde si bien llegó a un 29 % en promedio de sufragios sobre el número real de electores en la lista nominal, y también se notó, en el caso particular de Puebla, que la soberbia tanto del PRI como del PAN, porque sí se hubiesen sumado en una verdadera alianza opositora, con la mano en la cintura, hubieran ganado. Se hace este comentario, ya que próximamente Baja California Sur iniciará su proceso en el 2020, para renovar la gubernatura, que les sirvan estos ejemplos de experiencia a ambos partidos políticos, si quieren ganar. En caso de esta alianza no pudiera lograrse, estaríamos confirmando que las dirigencias nacionales de los dos partidos, están coludidas con Morena, o son sumisos ante el poder actual.

Hoy, tocaremos el tema relacionado con los varones que puedan surgir, pretendan o que ya anden en campaña rumbo al 2021 y que estén amarrando a sus grupos de trabajo, para buscar ser los posibles candidatos de sus respectivos partidos políticos para disputar la candidatura a la gubernatura. Pero también tocaremos ese tema que existe, de los conflictos que al interior de cada partido político tiene, sobre todo de aquellos que se sienten los que mangonean y controlan a los grupos al interior, y que puede ser la causante de tumbar metas y acabar con las aspiraciones de uno que otro que se siente seguro o amarrado para su pretendida aspiración, sea justa o no.

Tomando en cuenta el registro partidos y de como aparecen en las boletas electorales, para no herir susceptibilidades, empezaremos con el Partido Acción Nacional, en donde actualmente se visualizan las figuras del ex alcalde de Comondú y ex candidato al senado, Francisco Pelayo Covarrubias, quien tiene sus fortalezas focalizadas en el municipio de origen comundeño, que se refuerza con los resultados electorales que obtuvo en las elecciones pasadas, que son cerca de 80 mil votos, aunque estos, no significan un cheque al portador, aunque se principal apoyo moral, sería el ex gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, si es que lo lleva como su coordinador general de campaña, pero nada es seguro, porque en caso expreso de quien ya dijo “estar retirado de la política”, puede o no aceptar o trabajar en este proyecto o hacerlo de manera subterránea.

Otro, sería el exalcalde de Los Cabos Arturo de la Rosa Escalante, quien perdió la reelección el pasado julio del 2018, se le ve difícil su aspiración, al quedar en tercer lugar en esas elecciones y sus padrinos políticos, lo abandonaron, aunque su aspiración de ser el candidato, nadie se la puede negar, y otra que su partido político lo quiera o no lo pueda lanzar al ruedo, aunque si lo hace, enfrentaría una seria y grave derrota. Lo que podría hacer, es buscar de nuevo la alcaldía de Los Cabos, y enfocarse a una diputación local.

Genaro Ruiz Hernández, actual Secretario de Planeación Urbana, Infraestructura y Movilidad del gobierno del estado, quien por cierto fue el que presentó ante el Congreso del Estado, hace casi 8 mese, la Ley de Movilidad que a la fecha, sigue en la congeladora legislativa, porque los diputados de Morena no quieren aprobarla, a petición del Coordinador de programas federales Víctor Castro Cosío como del ex gobernador Leonel Cota Montaño, porque supuestamente “afecta al gremio de los taxistas”, cuando en realidad sería de gran beneficio para un promedio de 250 mil habitantes, si uberizamos el asunto, también ha cumplido con la encomienda en materia de infraestructura urbana y muy en especial la deportiva. Es un funcionario comprometido con su responsabilidad.

Luis Humberto Araiza López, actual Secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad, se suma también a la posibilidad de ser probablemente un aspirante a la candidatura a la gubernatura, y como carta de presentación, su labor al frente de esta dependencia, es haber potencializado al estado en materia turística tanto en la promoción como en la atracción de inversiones foráneas como extranjeras que han ubicado al estado, como ejemplo nacional en la creación de fuentes de empleo formales, en los primeros de inversión extranjera y en la construcción de más cuartos de hotel, y en materia de economía ser BCS es el primero a nivel República en el nivel de ingresos per capita, con los mejores salarios para los habitantes. Por decir algo.

Isidro Jordán Moyrón, oriundo del estado, ranchero por herencia, con una amplia experiencia en el manejo financiero que goza de una buena imagen social por su trato y atención, a quien le solicite una orientación para resolver algún conflicto. No es la primera ocasión que se le menciona como posible candidato a la gubernatura, porque su trayectoria hasta la fecha, no ha sido cuestionada. Es un funcionario pulcro, discreto y, eficiente. Gracias su conocimiento en su quehacer, ha logrado mantener estable la economía del estado.

En el caso del Partido Revolucionario Institucional, este órgano político, alicaído, a lo más que puede aspirar sería a lograr una coalición rumbo al 2021, ya que carece de posibles elementos que pudieran ser lanzados a la campaña, pero el problema en sí, es que su caballada, no está flaca, está anémica, y no se avizora figura alguna que pudiera ser mínimamente competitivo.

Del Partido de la Revolución Democrática, está peor que el PRI.

Del Partido del Trabajo, solo se avizora al que actualmente es diputado federal, el ex alcalde de La Paz, Alfredo Porras Domínguez, quienes desde septiembre de 1988, engrosara las filas de las izquierdas, pero que finalmente optó por este partido. El mismo legislador federal, ya mostró su interés luego de sostener, en lo oscurito, un acuerdo muy perverso con el coordinador de programas federales Víctor Castro Cosío, para qué, por medio de una encuesta, surja el candidato de una posible alianza Morena PT, olvidándose estos dos políticos, que el ex gobernador y subsecretario actual de Protección Civil, Leonel Cota Montaño, quien tiene metidas las manos en la decisión para la nominación del candidato a la gubernatura por Morena, al pretender imponer ya sea, a Rubén Muñoz Álvarez, a su propia hermana Rosa Delia Cota Montaño o en su caso a Jesús Armida Castro Guzmán.

Porras Domínguez, como integrante del grupo político que encabeza Leonel Cota, a quien le debe los cargos de elección popular, debe considerar antes de negociar con el principal adversario de su maestro, que también le debe los cargos en el servicio público, al igual que los de elección popular, no pueden tomar decisiones propias, o sea, ¿de dónde sacan que una encuesta definirá la candidatura del PT-Morena, -esto sí se conforman en alianza-?

Finalmente, en el Partido del Trabajo, solo existe un posible aspirante a la candidatura, solo que de conformarse una alianza como la de las elecciones pasada, hay que recordar, que partido chico, no pone candidato.

En el caso del Partido Verde Ecologista, ni fu ni fa, lo que si entendemos es que se ha convertido en un partido palero de Moreno, al igual que cuando hacía alianzas con el PRI o con el PAN. Es decir, un partido satélite, o como vulgarmente se dice, un partido sanguijuela.

Finalmente, en Morena, el conflicto es mucho mayor, porque los que pretenden ser, es porque traen una sobrada soberbia en base a los resultados electorales pasados, pero no hay que olvidar, y lo repetimos, los votos obtenidos, no son un cheque al portador, y el ejemplo lo tenemos con las elecciones por las gubernaturas tanto de Baja California como de Puebla, que de 10 electores, únicamente lograron 1.2 sufragios a favor, es decir, que van a gobernar con el 88 por ciento de la ciudadanía en contra.

Ahora entendemos por qué el afán del actual presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, de aparecer en la boleta electoral, con su pretendida revocación de mandato.

Porque decimos que es difícil en este partido, porque las diferencias entre uno y otro representante grupal, para no llamarlos “hordas”, porque muchos de ellos provienen del PRD, en donde las tribus mandaban, y era una cena de negros lograr la nominación de los candidatos. Y en este caso, por mucho que el mentor Víctor castro pregone a los cuatro vientos su aspiración, serán únicamente voces en el desierto, porque tampoco se vale engañar a la gente, como él mismo lo expresa, de contar con el apoyo tácito de su jefe supremo, no hay más mentira que esa, ya que el Presidente de la República, va a tener otros datos… los que le lleve Leonel Efraín Cota.

Y de los demás partidos, con registro nacional, no furulan.

Recortan Prensa en el Congreso local. ¿Ahorro? Morenistas eliminan a los que no están con ellos. En la nueva época que vive el Congreso del estado, la fracción morenista decidió realizar un recorte sustancioso a elementos de prensa que cubrían las sesiones legislativas, donde lo que más se observó, fue eliminar a todos aquellos medios y representantes de los medios de prensa que no están a su favor, y de casi 50 que había en registro, solo quedaron 20. No se trata de un ahorro económico, sino quitarse de encima a todos aquellos que han denunciado su pasividad legislativa, sus ilegalidades y niveles de corrupción que ha imperado desde el inició de esta administración en este poder público.

La vocera oficial, que asumió prácticamente el cargo a partir del lunes 3 de junio, inició una serie de llamadas a todos aquellos a quienes por decisión de la Presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, diputada Milena Quiroga Romero como del Presidente de la Comisión de Cuenta Pública y Hacienda, diputado Rigoberto Murillo Aguilar, habían eliminado del basto presupuesto del Congreso, “por no convenir a los intereses de los diputados”, sobre todo aquellos Reporteros y analistas Políticos que han hecho, fundamentados en la transparencia, las denuncias públicas a través de los medios de comunicación, de las irregularidades financieras, engaños y conflictos de interés en la que han caído los diputados de Morena.

Luego de una decisión que asumieron los diputados llamados de la 4T, de despedir al que venía desempeñándose como vocero oficial del Congreso, decidieron contratar a otra persona a quien le plantaron un “plan de trabajo en materia de comunicación social” y le ordenaron “comunicará” esta decisión que, sobre todo con aquellos que no están de acuerdo con sus planes políticos.

Entendemos esta práctica del corte, cada administración hace lo propio, y optan por trabajar con quienes ellos se entienden o hay empatía, porque simplemente es una relación comercial entre una instancia gubernamental, en este caso el congreso y una empresa. Y Como se lo indique a la persona que nos llamó, “Usted haga su trabajo, que yo, haré el que me corresponda”, porque le aclaré, como empresa, dejamos de percibir lo correspondiente al mes desde febrero pasado. Así, no estamos ni molestos mucho menos preocupados, pero si llama la atención que quienes tomaron esa decisión del recorte, pensaran primero en su interés político como de proteger su imagen, cuando esa imagen se gana trabajando, produciendo leyes y adecuándolas a las necesidades de la población, como por ejemplo, que en estos momentos demanda urgentemente se apruebe la Ley de Movilidad, tal y como se lo ordenó la Suprema Corte de Justicia de la Nación. O qué, ¿tampoco aceptarán estaque si es una orden de la SCJN? Es pregunta.

No entendemos también, el que estos diputados quienes han mostrado su rechazo a los llamados del Gobernador, primero a aprobar la iniciativa que presentó el 3 de octubre del 2018, para aprobar la Ley de Movilidad, luego el llamado respetuoso que les hizo para que trabajaran al respecto y la aprobarán, pues ya lleva 7 meses en la congeladora legislativa, pero eso sí, han aceptado las propuestas del coordinador general de programas federales, el profesor Víctor Castro Cosío, para rechazar dicha ley, porque “afecta a los taxistas”. Ahora, se suma la orden que les dio el funcionario federal, para que los diputados de Morena, aceptaran la propuesta para que se impusiera en ese cargo a su recomendada en la vocería del Congreso. Orden, que cumplieron a pie juntillas.

Si bien se quejan los diputados y exigen respeto a este poder y de que nadie, ni el gobernador les puede ordenar, bien aceptaron la intromisión del profesor Víctor Castro Cosió, el coordinador de programas federales, para imponer a la que ahora es vocera oficial del Congreso.

¿Dónde está pues esa virginidad de los diputados de morena que controlan el Congreso del estado? ¿Dónde está esa “honestidad valiente” que cacaraquearon en la campaña política para acceder a los cargos de elección popular? ¿Dónde está el no mentir, el no traicionar y no robar -por aquellos 337 mil pesos que “se le desaparecieron” al diputado Rigoberto Murillo Aguilar y el conflicto de intereses del profesor Esteban Ojeda Ramírez con el negocio de su cuñada como único abastecedor de insumos de computación y muebles de oficina para el Congreso-?

Se debe aclarar que el convenio o contrato que los medios de comunicación tienen con el Congreso del estado, es para publicar sus actividades legislativas, en la elaboración de leyes, en su trabajo para normar la vida de los sudcalifornianos, no para defenderlos, y ser omisos en sus ilegalidades o para promocionar su imagen, pero como hemos sido críticos y planteada nuestra información de manera documentada, pues no les gustó, y muchos, quedamos fuera de ese presupuesto.

Como bien lo expliqué a la persona que “me notificó de esa decisión que tomó la Junta de Gobierno y Coordinación Política”, no somos jardineros para andar echando flores, nuestro profesionalismo no se compra ni se vende, y como es un congreso mayoritariamente morenista, sobre todo estos, han caído en la intolerancia de no aceptar esa crítica constructiva y de señalamientos de sus constantes pifias legislativas o de sus negocios ilícitos en los que han caído, o de sus mentiras de supuestas reducciones a sus privilegios y sueldos. A estos diputados morenistas, no les gusta se les digan sus verdades, hay que recordarles que como representantes populares no de un distrito, sino que son de todo el estado, y que sus sueldos, emanan de las contribuciones de los ciudadanos sudcalifornianos.

Si van por el recorte de los medios de comunicación, que pregonen con el ejemplo como lo hizo desde un inicio de su gobierno el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, que su sueldo lo redujo a 108 mil pesos mensuales, cuando ellos siguen recibiendo, por varios conceptos, 240 mil pesos al mes.

La lista de aquellos reporteros o empresas periodísticas que cumplían con su labor de informar sobre el quehacer legislativo, es larga; y corta, los que en esta nueva versión morenista se quedaron. Si estos diputados de morena de verdad quieren ahorrar, deberán recortar sus altos y jugosos salarios.

El problema del gremio de comunicadores que atendían al Congreso, no es responsabilidad de ellos al hacer la crítica al quehacer legislativo, lo que no han entendido a la fecha los llamados diputados locales, es que la critica que se les hace, es de manera constructiva, señalándoles sus errores y omisiones que han cometido en este casi un año, pero la trilogía Milena, Homero y Esteban, en sus afanes de proyección política para sustituir en su tiempo y en su momento a Rubén Muñoz Vargas, quien por cierto, no goza, para nada, de las simpatías del decaído Coordinador de programas federales, Víctor Castro, quien no va a pasar el tamiz, la próxima nominación rumbo al 2021. Decimos esto, porque la decisión que tomaron los diputados de morena, afecta seriamente por igual, la imagen de este funcionario federal, sabedores que es precisamente él, quien da las instrucciones del qué hacer, de dichos legisladores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s