BALCONEANDO / “Tiro por la culata”

Por Alejandro Barañano

Hace una semana atrás fui testigo de cómo personas sin escrúpulos -plenamente identificados- quisieron poner en jaque al diputado Carlos Van Wormer Ruiz al orquestar una manifestación en su contra por parte de un grupo de colonos del predio denominado “San Juan del Llano”, feudo que se ubica en el poblado de Todos Santos.

Y lo digo porque ahora se sabe que queriendo sacar raja política, un lóbrego dirigente partidista de nombre Alberto y de apelativos Rentería Santana, envió a algunos de sus fanáticos lacayos hacerse pasar como vecinos del lugar antes anotado con el fin de denostar e injuriar a grito abierto; y por otro lado un diputado que dice ser un inmaculado, acrisolado, límpido y correcto maestro rural -aunque en realidad siempre ha vivido de la grilla sin tomar un gis ni un borrador-, puso de su morralito unos cuantos pesos para echar gota a la movilización ya comentada.

Pero la verdad de esa grotesca manipulación resultó ser otra, pues ahora salió a la luz que la presidenta del Comisariado Ejidal de Todos Santos se comunicó vía telefónica con Van Wormer Ruiz para invitarlo en su carácter de representante popular del Sexto Distrito, a una reunión con los ejidatarios el pasado 13 de mayo, cenáculo que se llevó a cabo precisamente a un costado del inmueble denominado “San Juan Del Llano”, donde escuchó de viva voz los planteamientos de los diversos integrantes del lugar y a quienes les ofreció apoyo en lo que ellos consideran es una justa lucha por su patrimonio.

Durante el encuentro le expresaron al diputado “Chacky” Van Wormer diversos argumentos y le hicieron entrega de algunos documentos, donde se puede adviertir que en fecha 10 de enero de 1919, se dotó a la comunidad agraria de Todos Santos de mil 755 hectáreas, resolución que fue ejecutada en fecha 9 de enero del año 1920.

Posteriormente, los ejidatarios presuntamente afectados con la dotación de tierra al ejido, interpusieron amparos en razón de que ellos consideraron que se dañaban sus propiedades, y entre otros estaba el mencionado inmueble denominado “San Juan Del Llano”; sin embargo, dichos juicios de amparo fueron sobreseídos por la autoridad jurisdiccional competente, y tan tan, se acabó el corrido.

Otro dato importante otorgado es que en abril de 1955 la autoridad agraria hizo entrega al ejido de Todos Santos 170-11-82 hectáreas que pertenecían a pequeños propietarios, y en diciembre del año de 1957 dichas propiedades fueron restituidas a los pequeños propietarios, aunque en 1960 los propietarios afectados -presuntamente- interpusieron de nueva cuenta un juicio de amparo radicado bajo el número 26/1960 en contra del oficio 241371 del Área Jurídica del entonces Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización, y por el cual se ordenó poner en inmediata posesión a los ejidatarios de Todos Santos las tierras que les corresponden.

Actualmente, y desde hace aproximadamente un mes y medio atrás, se suscitó una nueva controversia en cuanto a la legitima propiedad del bien inmueble; pues el predio sobre el cual los ejidatarios de Todos Santos manifiestan ser los legítimos propietarios, también lo dice ser la empresa Todos Land, quien argumenta que es de su propiedad debido a que celebró en el año 2006 una operación de compraventa.

La cosa está más o menos así, pues con muchos años embroncado el caso, papeles añejos, personas que ya no viven y que ahora sus herederos buscan hacerse de la posesión de las tierras; y el grafo error de Carlos Van Wormer Ruiz fue simplemente decir que se pronunciaría ante ello, pero al checar sus abogados asesores del Congreso del Estado la documentación le dijeron “momento que esto es lento”, pues le asiste la razón jurídica a la empresa Todos Land y no hay ni para adonde hacerse.

Sin embargo, y cumpliendo con su palabra, Carlos Van Wormer Ruiz ayer se pronunció desde la máxima tribuna del Poder Legislativo, pidiendo que las autoridades competentes resuelvan apegadas a derecho todo lo referente a la propiedad del inmueble denominado “San Juan Del Llano”, tomando como base los antecedentes existentes y que fueron emitidos por el más alto Tribunal de Justicia del país; y más aún, hizo suya lo frase expresada una y otra vez por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador: “Al margen de la Ley, nada; por encima de la Ley, nadie”.Así que la actuación del oscuro e intrigante dirigente partidista de nombre Alberto y de apelativos Rentería Santana, de nada le sirvió enviar a sus secuaces esbirros haciéndose pasar como vecinos del lugar con el fin de denostar e injuriar; y por el otro lado ese diputado que dice ser un inmaculado, acrisolado, límpido y correcto maestro rural –aunque en realidad siempre ha vivido grillando sin tomar un gis ni un borrador- tuvo que sacar de su morralito unos cuantos pesos para echarle gasolina a la movilización orquestada, aunque quién sabe, porque quizá pudo haber pedido prestado a la pareja de su hermano por aquello de las 46 facturas consecutivas facturadas al Congreso del Estado; por lo que mientras quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s