Estridencia Vs. 4T

Ángel Cu Ambriz

En la teoría de la comunicación está comprobado que la mejor forma de entorpecer el flujo de la comunicación es el ruido. La estridencia es una forma potenciada de dicha estrategia que podría parecer caricaturesca a los ojos del menos involucrado; pero que es inflamable y generalmente conlleva una carga emocional intensa.

Se van a cumplir seis meses de que tomara el cargo de la presidencia del país una persona que a lo largo de su historia se ha caracterizado por cuestionar el orden establecido, lo que no hace felices a varios comodinosy en añadidura; como nunca en la historia moderna de México la figura presidencial está a tiro de piedra de los críticos y de los medios de comunicación. El cuestionamiento inmediato fue siempre una franja inconcebible de blindaje impenetrable sumamente valiosa, casi, casi necesaria para todas las administraciones que precedieron a la actual.

En una orgíastica verborrea los opositores a la 4T regurgitan toneladas de críticas, sentencias y hasta premoniciones del dantesco destino de nuestro país, bajo la conducción de quien más de treinta millones de ciudadanos (que no son estúpidos) eligieron para que lo condujera por seis años (así es, lo tienen que aguantar un rato más). Y en contraste los seguidores a ultranza se rasgan las vestiduras en nombre de su mesías.

Ni uno, ni otro; ser crítico implica el enorme compromiso de informarse para poder plantear con claridad las seis preguntas: Qué, quién, cómo, cuándo, dónde y por qué, en nuestro muy válido disentimiento. Cumpliendo con estas damas, podemos sugerir lo que nos venga en gana; porque esto significa que tenemos un sustento. Pero el tiempo no perdona y se acerca el momento en el que va a ser claro quién tiene la razón; los afines o los retractores. Todo esto pudiera ser simplemente una cuestión anecdótica pero la prosperidad de México transita en las decisiones que se tomen desde la cúpula del poder político.

Si para el segundo semestre del año esos treinta millones de votantes no ven la justicia aplicada en los casos de la “estafa maestra”, el caso “odebrech”, los desaparecidos de Ayotzinapa, los periodistas asesinados, las “reformas estructurales” y otras menudencias heredadas del más triste sexenio de la historia moderna de México. Si esto no sucede; créanme; los detractores de hoy serán “damas de la caridad”, en comparación a la demandante actitud que se generará en la sociedad.

Información es la vacuna.

Hoy como siempre; si deseamos tener certeza para expresar una opinión; es preciso investigar de diversas fuentes y dimensiones antes de juntar las piezas de nuestro rompecabezas. Es por eso que las redes son los aliados menos confiables para conocer el terreno que se pisa. Excluyentes, manipulables y comerciables; pensar que la información es fidedigna por estos medios; es pecar de flojera, inocencia o de falta de profesionalismo.

La lectura es; afortunadamente, la herramienta más confiable. Buscar las fuentes, leer a los afines y a los opuestos. A los investigadores y a los profesionales de la opinión. A los actores inmediatos y a los que miran desde la berrera. A los que tienen herramientas académicas y a los que las adquirieron en el terreno de la práctica. Leer a unos y a otros es lo que nos permite casi con certeza, saber el rumbo que llevamos.

La moneda sigue en el aire; a pesar de ambos bandos. Feliz el momento que vive nuestro país, de “opinionated” y “followers” a ultranza que tienen sus espanta suegras, pasteles y luces de bengala listos para encenderlos y gritar: “¡Nosotros tuvimos la razón!”.

Momento inconcebible en cualquiera de las otras opciones de la política inscrita en el IFE.

Tan solo por eso debiéramos estar felices de la feroz estridencia de algunos y la tenaz defensa de otros.

Ni el ecosistema del lago de Texcoco será destruido, ni las gasolineras de los oligarcas serán nacionalizados. Ni Elba Esther regresa a su trono; ni EPN sigue su amasiato (en ambos contextos).

Todo lo devela el tiempo; que no la estridencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.