Vamos a observarnos

Vladimir Torres Navarro

La clase política ha estado muy ocupada en cuestionar y defender las medidas que los nuevos gobiernos pretenden implementar. Sin duda es un asunto que nos debe involucrar de alguna manera. Pero en ocasiones, vale la pena pensarnos, no como miembros de un grupo político sino como parte de una comunidad. Desde esa perspectiva, las cosas parecen transitar en otra dimensión.

Es útil voltear a ver lo que hay a nuestro alrededor, cuando vamos a trabajar o a visitar a un familiar. Vale la pena, voltear a ver a nuestros vecinos. Observar en conjunto nuestra colonia o comunidad.

Tenemos lugares cuya población se incrementa más rápido de lo que pueden crecer sus servicios públicos; y otras que se van quedando solas y buscan ser subsidiadas. Todas demandan parques recreativos, más pavimentos, mayor seguridad y que sus fugas sean saneadas.

En cada caso, estas desigualdades se van acentuando de diferente manera y cumplir los requerimientos se tornan cada vez más complicados. Por ello, la perspectiva de colores políticos no siempre es del todo incluyente. Porque te orilla a desgastar energía sólo en dilemas coyunturales.

Es importante empezar a ver nuestra parte en ese todo. Para entender por qué hay parques recreativos llenos y otros solos, o escuelas, o calles. Por qué en una misma ciudad unos tienen agua todos los días y otros cada 36 horas.

Antes de reprochar a los gobiernos por todos los problemas públicos que hoy padecemos, por estandarizar sus obras. Antes de iniciar un debate en blanco y negro, es pertinente pensar en cómo romper ese círculo de dependencia y culpabilidad.

Por ello, es oportuno empezar a estudiar al ciudadano, conocer su comportamiento ante las distintas medidas gubernamentales, su grado de conocimiento sobre los temas públicos. Sus creencias, enojos, sueños. También su predisposición a participar, así como sus tareas afines. Todo ello, para poder construir una mejor comunidad y que el gobierno sea un instrumento para ello.

Es decir, sólo los ciudadanos pueden generar cambios significativos, porque los cambios que trascienden ocurren en la mente de las personas. Aunque parezca ocioso, lo pongo de esta manera: ¿qué pasa si no ensuciamos más las calles, si dejamos de conducir a exceso de velocidad, si no dañamos los parques, si respetamos a nuestros vecinos o si pedimos mejores planes a nuestras autoridades?

Por esta razón vale la pena entonces, estudiar al ciudadano, para poder diseñar políticas públicas encaminadas a fortalecer sus raíces culturales y comunitarias. Así, forjaremos sociedades fuertes, solidarias, donde haya respeto por los demás. Lo que debe traducirse en la capacidad de fijar prioridades, un requisito indispensable para diseñar y ejercer con éxito un presupuesto de gobierno.

Por eso, es el momento de prestar atención a todas esas voces que hablan del respeto al medio ambiente, de los valores cívicos y éticos. Es momento de voltear a ver a todos aquellos que aún se asombran cuando ocurre algo que les preocupa. Ahora más que nunca, vale la pena seguir el ejemplo de ese vecino que aún se da tiempo para limpiar la banqueta de su casa.

Construir una identidad basada en valores y con capacidad de expresión no es un asunto sencillo, claro que no lo es. Pero un buen comienzo es dejar de darle importancia a los rumores y no permitir que la nota del día impida respetar a los que piensan diferente a nosotros.

En éste momento, donde las redes sociales se han convertido en un vehículo de violencia verbal, en un estímulo para dudar de todos por todo. Donde la descalificación se paga mejor, donde la ofensa gana más likes; es cuando la conciencia de esos pocos, que incluso han dejado de expresarse, puede abrir un nuevo camino. Recordemos que nada vuelve más rebelde a una ciudad que la falta de atención de sus ciudadanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s