Se aviva la corrupción en el Congreso.

Esteban Ojeda Raírez

El Congreso con una mayoría supuesta de morenistas, que más que morenistas, parecen “maromistas”, partiendo del hecho que el primero de septiembre del 2018 se integraron las Comisiones que habrían de presidir cada uno de los diputados electos, no bastaron más de tres meses para que se hiciera un merequetengue en dichas comisiones, y considerando que los primeros integrantes de ellas, fueron votados en sesión pública para que las encabezarán, y posteriormente, en una reunión convocada por la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, desconociera a uno de sus integrantes. De ahí, parte el desaseo que actualmente priva en ese cuerpo legislativo.

Rigoberto Murillo Aguilar

Ante este escenario de inestabilidad interna, empieza a aflorar una serie de anomalías en el manejo de los recursos en donde el anterior presidente de la Comisión de Cuenta y Administración, diputado Ramiro Ruiz Flores, hace señalamientos en razón de que la diputada Perla Flores Leyva tiene una complicidad para adjudicar compras para el congreso a través de una empresa, propiedad de su esposo, la Comercializadora Reyes B. S.A. DE C.V., al ser cuestionado al respecto, el legislador señaló que él, no tenía conocimiento alguno sobre este supuesto “contrato” con ese “proveedor”, ya que éste había pasado de manera directa por la autorización de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, cuya presidenta es la diputada Milena Quiroga Romero, quien se jacta de ser muy honesta, pero violentó la normatividad para asignar y aprobar dichas compras. ¿Recuerda estimado lector ese vehículo mercedes benz, con un costo de los 500 mil pesos, que también supuestamente, se lo compró y se lo regaló el esposo a la diputada Perla?

Milena Quiroga Romero

Posteriormente, de la noche a la mañana, una empresa factura la cantidad de 337 mil pesos al Congreso del Estado, por servicios prestados al Congreso para organizar y promover los foros de movilidad, cuya responsabilidad recae en el presidente de la Comisión de Transporte, siendo su presidente el diputado Rigoberto Murillo Aguilar, cheque que emite la Dirección de Administración y Finanzas del Congreso, pero lo saca a nombre del diputado en cuestión y no a nombre de la empresa o empresario, porque al legislador se le pidió en ese entonces (noviembre de 2018), comprobara esos gastos, es decir, no se cubrió el protocolo de emitirse el cheque a nombre de la empresa.

Independientemente de lo anterior, el proveedor no recibió pago alguno, por lo que se procedió a interponer una demanda para el pago respectivo, y previamente había cancelado -ante el SAT- la factura que emitió en noviembre, por el cierre fiscal de diciembre del 2018. Corrió el tiempo y el diputado indiciado manifestó que a “él, no le fue entregado ese cheque”. Sin embargo, documentos y copias que obran en nuestro poder y que ya hemos publicado en este mismo espacio, indican lo contrario, ya que Murillo Aguilar firmó la póliza del cheque por la cantidad señalada y una vez con el cheque en la manos, no quiso ir a perder el tiempo a la institución bancaria respectiva para canjearlo y menos quiso enviar a uno de sus asistentes para que hiciera esa operación, pues algo turbio ya planeaba, porque ello nos demuestra que no confía ni su propia gente y en su propio hermano que tiene de asesor, y por lo cual, le ordenó al asistente de otro diputado que le fuera a cambiar el documento financiero, y también le ordenó que lo hiciera con absoluta discrecionalidad, con toda “la mala leche”, para culparlo posteriormente de haber hecho mal uso de ese recurso y haber falsificado -supuestamente-, su firma.

Pero lo que no contó este diputado, es que ese asistente se dio cuenta de la maniobra sucia y corrupta de este diputado, pero como tenía que obedecer órdenes -ya que todos los diputados son jefes-, fue a la institución bancaría, hizo tiempo -como cuando se va a comprar tortillas,- hizo fila, regresó al congreso tras más de dos horas, pero con un documento en mano con el logotipo y sello del congreso en donde el indiciado firma y recibe la cantidad en efectivo que le hacen entrega. Esto, exime de culpa alguna al asistente del otro diputado. Luego entonces, este señor obtiene un préstamo de 337 mil pesos, que “le otorga” el Fondo de Ahorro de los Trabajadores, donde por cierto existe un Consejo que determina y aprueba los prestamos de los que están inscritos en ese fondo, por lo que dudamos que este diputado, no está inscrito, y por la cantidad de recursos que “le solicitó” tiene que pasar por ese requisito para poder ser susceptible a ese beneficio, cosa que lo dudamos nuevamente, porque el Fondo no aprueba ese tipo de cantidades estratosféricas para “un trabajador”, a lo que más presta, son cantidades que no superan los 25 mil pesos.

En días pasados Murillo Aguilar se jactó de haber cubierto la cantidad señalada al empresario, luego de que éste, volviera a requerir su pago y emitir por segunda ocasión otra factura, la cual ante todo este escándalo de corrupción, le fue hecho una transferencia bancaria que realizó la Dirección de Administración y Finanzas del Congreso del Estado desde el pasado 26 de marzo del presente año. Aquí, es donde surge la pregunta: entonces, ¿el diputado se quedó con el dinero?, porque el que paga, está aceptando implícitamente que se quedó con los primeros 337 mil pesos, y surge otra pregunta, ¿en dónde están esos 337 mil pesos que pidió de préstamo al Fondo de Ahorros de los Trabajadores del Congreso del Estado, supuestamente para hacer ese pago?

Nos queda una gran duda. Pues en medio de esa cortina de corrupción, ¡se haya hecho tres veces el pago! Es decir, ahora andan “extraviados” ¡674 mil pesos! Independientemente del pago que hizo la tesorería del Congreso mediante una transferencia bancaria. El diputado ¡salió bueno para las canicas!

El que también aprendió a tocar con mariachi, es el diputado considerándose “el más honesto, el luchador social, el incorruptible” y además, un promotor de la imagen del “súper delegado” Víctor Castro Cosío, lo alcanzó y lo arropó la corrupción, al ser señalado mediante documento público (facturas) donde se beneficia la esposa de su hermano Enrique Ojeda Martínez, y considerando que la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos (que también alcanza a los diputados locales) deja en claro que alcanza hasta el nivel cuarto de consanguineidad. A todas luces se observa un tráfico de influencias para favorecer a su hermano para que su esposa sea proveedora del Congreso del Estado, ahora se entiende el por qué el diputado Esteban Ojeda Ramírez -Secretario de la Comisión de Cuenta y Administración- promovió en complicidad con la Presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, la diputada Milena Quiroga Romero y el diputado Homero González Medrano, quitar del cargo de Presidente de la Comisión de Cuenta y Administración al diputado sin partido Ramiro Ruiz Flores, quien se sabe, no se prestó a este tipo de corruptelas.

Ante estos escenarios, qué mal parada está la imagen del Congreso del Estado con estos actos de corrupción, ¿no ofrecieron en campaña luchar contra la corrupción? ¿No fue ese su lema principal, acabar con la corrupción, los dispendios y los privilegios? Es de risa observarlos con esos golpes de pecho, pero con la mano izquierda, para tener libre la mano derecha, para así arropar la corrupción.

Antes de andar investigando culpables de cómo salieron del Congreso los documentos, que son públicos, deben primeramente ellos, los involucrados, mal se ven Milena, Esteban y Rigoberto, andar pregonando y buscando responsables y culpando los Medios de Comunicación quienes dieron a conocer estos actos de corrupción, a investigar, el por qué se dieron estos hechos que la ciudadanía exige se aclaren y se castigue, no a quienes obtuvieron los documentos que se hizo vía transparencia y que, se les aclara a estos diputadillos, que toda factura emitida por un proveedor a una institución pública, porque son recursos del pueblo, son públicos y no privados, como ellos quieren engañar a la población o su ignorancia es tan supina que les alcanza para comprender el tamaño del delito.

Queda de manifiesto que en este congreso -con minúsculas-, la transparencia brilla por su ausencia, porque no han hecho público, como es su obligación, publicar su 3 de tres, la lista de proveedores y los pagos respectivos.

Y como colofón, los Medios de Comunicación son proveedores, porque prestan un servicio para difundir las actividades del órgano legislativo, este último, que tiene por ley difundir, les hicieron una disminución del 10 por ciento a cada uno de los medios de comunicación con los cuales se mantiene un contrato de publicidad, reducción que lleva como fin, el fin de que el Congreso pueda subsanar tanto desaseo administrativo.

A estos diputados no les gusta la crítica, señalamiento alguno y mucho menos el que se haya descubierto sus enjuagues a ese nivel, y por ello han expresado, que quienes hicimos estas denuncias a través de nuestros respectivos medios de comunicación, no solo fuimos vetados, sino que para nosotros “tenemos el terreno minado en el congreso”, pero se les recuerda a estos diputados que las instalaciones donde se asienta el poder legislativo, no son propiedad privada sino son del pueblo, y por ende, ese “terreno minado” para quienes denunciamos los hechos de corrupción, no nos está prohibido asistir a las sesiones públicas y estar en el palacio legislativo, tenemos libre tránsito porque es un precepto constitucional y más, siendo un medio de comunicación.

Hay que señalarlo, que no son todos los diputados los que han caído en actos de corrupción, y que solo 6 de ellos, de los Morenistas, los que tienen el control del Congreso, engañando al resto de los 21 diputados, aunque no estén de acuerdo los restantes 15, se les suman a ellos cinco más, entre ellos el cobijado, arropado y protegido Rigoberto Murillo Aguilar, a quien por cierto, al igual que a Perla Flores, les van a hacer una jugarreta que hasta su incipiente carrera política va a concluir en el desencanto social, como ya lo vienen padeciendo los legisladores morenistas.

Como dice el Compañero Dionicio Lara: Si no, al tiempo.

Para el 2021, ¿será hombre o será mujer? El tiempo va que vuela para estar inmersos en el próximo proceso electoral del 2021. Se escuchan voces, unos parecen alaridos desesperados, que manifiestan que el candidato no será varón, sino que será candidata, y uno de los grandes impulsores de esto, es la del subsecretario federal de Protección Civil y ex gobernador del estado, Leonel Cota Montaño, quien por cierto es atacado airadamente por los seguidores de su pupilo Víctor Castro Cosío quien quiere brincarse “las trancas” contraponiéndose con los deseos de género, porque para que se dé esta circunstancia, se tienen que cubrir forzosamente dos axiomas, “acción afirmativa” y “equidad de género”. No aplica en el cargo de la candidatura a la gubernatura la “equidad de género”, dado que es cargo de uno solo, pero si se conjugan factores, es probable que la candidatura recaiga por los partidos políticos en una mujer, si a sus intereses políticos conviene y no por una imposición del Instituto Estatal Electoral de BCS mediante una “acción afirmativa” como la que se vivió en el pasado proceso electoral del 2015 con respecto al 2018, porque en el 2015, fueron tres varones y dos mujeres candidatos a alcaldes y en el 2018, fueron tres mujeres y dos varones los candidatos, haciendo valer la “acción afirmativa”.

La pregunta es, ¿en un cargo único aplicará la “acción afirmativa”? Supongamos que se dé esto, ¿quiénes serían por los partidos políticos sus posibles candidatas a la gubernatura? Por el lado de Morena, podrían ser: Armida Castro Guzmán, la alcaldesa de Los Cabos, quién ya alzó la mano; Rosa Delia Cota Montaño -hermana del ex gobernador- y actual  Secretaria General del Ayuntamiento cabeño y la senadora faltista Lucía Trasviña Waldenrath, por cierto que, por culpa de ella y dos senadores más de este partido, no se aprobó la Reforma educativa del Presidente de la República en el senado.

Por el lado del PAN, solo observamos a la actual senadora Guadalupe Saldaña Cisneros, quién por cierto, está realizando un excelente papel en defensa de las estancias infantiles, de los niños con cáncer, la aprobación de la prueba del tamiz neonatal cardiológico, la cual ayuda a detectar a tiempo los problemas de cardiopatías congénitas graves en los recién nacidos, programas todos ellos eliminados del presupuesto federal por una mayoría morenista asfixiante que poco o nada le interesa la niñez de México, entre otros programas que ha defendido y logrado a favor de la niñez sudcaliforniana y del país. Por cierto, al respecto no hemos sabido nada de los dos senadores sudcalifornianos que emergieron por Morena, ni mucho menos de “nuestros” diputados federales Alfredo Porras Domínguez y Ana Ruth García Grande, a quienes no hemos visto en tribuna defender los intereses de los sudcalifornianos como de los mexicanos en general.

Por el lado del PRI, …. La que pudiera “calentarse” para entrarle a la contienda, está más quemada que un carbón, y que ni vale la pena citar su nombre.

Por el Partido del Trabajo pudiera ser la diputada Federal, Ana Ruth García Grande, pero no tiene ni hace nada, llegó a esa curul por una circunstancia muy parecida como los que se encuentran los diputados del congreso del estado, hablando de morenistas y la petista. Sin embargo, y como lo hemos escrito aquí, podría ser, por aquello de “la acción afirmativa” podría la candidatura recaer en una mujer, pero, si el IEEBCS no “legisla” en ese sentido -aunque no es su papel-, los partidos políticos podrían recursar esa acción con una argumentación válida y sólida que es un cargo único, y por ende, no existe equidad de género en la competencia por un solo cargo, por lo cual, surgirían entonces nombres de los varones como posibles candidatos a la gubernatura, pero como dijo la Nana Goya, ese es otro asunto, el cual dejaremos para la próxima entrega.

Un comentario sobre “

  1. De que nos espantados de la conducta de los actuales Diputados si antes hacían lo mismo pero con camiseta diferente. Mismas mañas pero ahora con más experiencia. El pueblo es lo que votó, es lo que merece. Y la visión de la próxima gubernatura de BCS la verdad ni para donde voltear. Por favor no mas ocurrencias y nos den la sorpresa con Rosa Delia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s