¡A qué diputados de Morena!

El marcado conflicto de interés que Reporteros Profesionales descubrieron en el Congreso del Estado, precisamente en aquel legislador que pregonaba a los cuatro vientos gozar de una honestidad y transparencia a carta cabal, prácticamente fueron “acusados” de obtener esa información de manera “ilegal” y que como representantes populares “investigarán” para saber quién de ese “poder” había sacado esos documentos que son “totalmente privados”, pero además, se dijeron “víctimas” de ataques a su “inmaculada imagen” por parte de “Periodistas pagados” (¿?)!

¡Habrase visto semejante insensatez! ¡Se les descubrieron actos tipificados como delitos de corrupción y no saben cómo defenderse, más que atacando a terceros de ser los culpables! Es decir, señalan de manera indirecta a sus pares legisladores sin tener el valor de citar nombres, acusan a Periodistas sin llamarlos por su nombre, y en lugar de aceptar, dicen, investigarán a quien proporcionó los documentos “privados”, en lugar de rectificar su enorme falta y el beneficiar al familiar de un diputado que además, es Secretario de la Comisión de Cuenta Pública y Administración, que en su haber, por si lo ignoraba, forma parte de quienes aprueban o desaprueban cualesquier compra de suministros, insumos o equipos que requiere el poder legislativo para operar.

Esos mismos diputados que a través de terceras personas, del mismo poder legislativo, han mandado decirles a los Reporteros que denunciaron ese conflicto de interés, y el caso de la diputada a quien su esposo le “obsequió” un vehículo marca mercedes benz del año así como el asunto de los “extraviados” 337 mil pesos, que para ellos -los representantes de los medios de comunicación-, “tienen el congreso minado”. A buen entendedor, pocas palabras.

Ahora resulta que son los Reporteros, los culpables de dar a conocer ese “conflicto de interés, los extraviados 337 mil pesos, y de criticar a los diputados por su falta de productividad, del desorden, de las pugnas entre legisladores de la misma fracción -Morena-, de crear inestabilidad, como de tener una mala imagen ante la sociedad, esta, que ya no se chupa el dedo, que ve en sus “representantes populares” signos de corrupción, porque esto, es lo que más ha imperado en ese poder legislativo.

El lema lopezobradorista de “no mentir, no robar y no traicionar”, para estos legisladores que llegaron de manera circunstancial y gracias a la marca Morena y AMLO, la desoyeron, y no quieren ponerlos en practica porque afecta eso sí, a sus intereses personales tal y como se ha visto.

La sociedad, aquella que sufragó en julio del 2018 por un cambio, acabar con la corrupción, con los privilegios de los políticos y funcionarios, solo fue un lema dicho por ellos, quedó en el papel, en los discursos electoreros para ganarse la confianza de la ciudadanía, pero que en la realidad, solo fue una blasfemia política porque, nada hay de poner el ejemplo en materia de honestidad y transparencia.

¿Con qué calidad moral estos legisladores exigirán al resto de políticos y funcionarios acabar con la corrupción, la impunidad y los privilegios, si ellos están dando una clara muestra de lo contrario?

Los artículos, columnas políticas y notas periodísticas que en esta Edición de mayo publicamos, dan una clara muestra de lo que está sucediendo al interior del Congreso local, de la XV Legislatura, y más al interior de la fracción del partido mayoritario que es Morena, para que Usted, estimado Lector, se dé cuenta de los hechos que aquí se narran. Y también, para que se den una idea de lo absurdo de estos diputados que le echan la culpa a terceros de las maromas financieras que vienen realizando con el producto de los impuestos de los ciudadanos sudcalifornianos.

Solo nos resta exigir a los diputados de esta XV Legislatura, se pongan a trabajar en reformar o crear las leyes que el pueblo sudcaliforniano requiere, pero también exigirle a los diputados que de una vez por todas, eliminen el fuero de que gozan, que por cierto también fue un lema de campaña, pero que no han querido retomar, precisamente para “protegerse” de que impartición de la justicia, por esos delitos, no les llegue, es decir, que queden impunes. ¿Usted estimado lector qué opina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s