El CET Mar 31 trabaja en favor de la naturaleza

Mitzin Eunice Basilisa López Sánchez

 “Estoy absolutamente cautivado por el ambiente de un naufragio. Un buque muerto es el hogar de una gran cantidad de vida: peces y plantas. La mezcla de la vida y la muerte es un misterio, incluso religioso. Existe la misma sensación de paz y el mismo estado de ánimo que el que sentimos al entrar en una catedral”.-Jacques Cousteau

 31 de marzo del 2019. Un día ideal, con un clima muy agradable, cielo azul y mucho sol. Desde muy temprano algunos compañeros de mi salón de Recreaciones Acuáticas VI “A”, más alumnos de la profesora Yuridia Sánchez Olivas RA IV “A” y de Roberto Martínez Lam con su grupo de Pesca Deportiva IV, estuvimos presentes en nuestro plantel ya que fuimos invitados por ZOFEMAT (Zona Federal Marítima Terrestre) a ser parte de una limpieza de playa; ellos, muy amables de su parte nos recogieron desde el plantel y nos trasladaron a tres diferentes playas, en el caso de RA VI A, mi grupo, fuimos transportados hasta la playa “Santa María”.1

Desde que llegamos fuimos atendidos muy amablemente por el personal. Ahí nos explicó Ángel Salvador, guardavidas de la misma playa que había un poco de mar de fondo y que tuviéramos precaución, de que no nos metiéramos en esos momentos por lo peligroso de la resaca que había.

2

Empezamos a hacer calentamiento para que no nos diera algún calambre dentro del agua. Y empezamos a arreglarnos, sacar snorkel, aletas y visor para adentrarnos al agua y empezar con nuestra búsqueda de basura, lo que encontráramos era bueno. Yo siempre he pensado que, nuestras playas son las más hermosas del mundo pues tenemos una biomasa muy abundante, pues no por nada Jacques Cousteau lo denominó “el acuario del mundo”.

Una vez dentro del agua, nos dimos cuenta que no había basura. Mis compañeros y yo quedamos sorprendidos de que esta playa estuviera muy limpia, ya que en la playa “La Empacadora”, donde normalmente realizamos nuestras prácticas, realmente está muy sucia a comparación de “Santa María”. Viendo esto, me quedó muy en claro que hay que trabajar como sociedad a ser conscientes de que la playa no es solo nuestra, pues visitantes de otros países vienen a conocer estas playas hermosas y que se encuentren sucias, no es algo muy agradable, ni tampoco para la población que vive aquí.

3

Después de ver que no había basura nuestro profesor Francisco Lino nos indicó que saliéramos del agua. Nos secamos y mientras el personal de ZOFEMAT nos ofrecía aperitivos y agua, el encargado de la cuadrilla de “Santa María” Ricardo Javier Cota Ceseña nos explicó de forma sencilla, lo que eran los niveles de playas.  Por ejemplo: la bandera blanca, que significa que está limpia. Se califican A+, A, B, C y D; Santa María ha sido calificada como A+, que dice que es una playa con óptimas condiciones para las personas. Se debe tener mucho cuidado de cuando mucho tener 10 residuos encontrados cuando se hace la inspección, hay residuos que cuentan como peligrosos como lo son: los alambres, vidrios, etc, y estos evalúan más que un residuo cualquiera y por ende, quitan la certificación.

Luego de ello, nos llamó mucho la atención un cerro que se encontraba a nuestra izquierda, así que fuimos a subirlo para saber qué nos podríamos encontrar del otro lado. Mientras subíamos tomamos fotos de la playa pero, cuando llegamos a lo más alto, nos llevamos la sorpresa de que había una hermosa vista hacía unas rocas donde el agua se veía con un azul tan brillante, con el sol reflejándose y alguna que otra ola encontrándose con las rocas creando un sonido de paz, que nos dio el sentimiento no querer irnos de ahí.

4

Tuve el mismo sentimiento de Cousteau. Ese cerro fue nuestra catedral, igual que el buque muerto.

Basilisa, que así le gusta que le llamen teniendo tres nombres y dos apellidos, es una güerita espigada y pecosa, excelente alumna de esta generación que va de salida del grupo de Recreaciones Acuáticas VI “A”, se ofreció a escribir lo que vivimos este día. Hay gente encadenada a la cama los domingos, posiblemente cayeron en el juego de nuestros jóvenes: sábado de parranda, domingo de curársela. Pero este grupo decidió levantarse temprano e invertir el tiempo en algo diferente a dormir.

El despertar no es para todos. 

Francisco Lino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s