Editorial

¡Una canallada a la UABCS! Como una violación artera a la autonomía de la Máxima Casa de Estudios del estado, podemos calificar la intentona unilateral de modificar la Ley Orgánica que rige la vida de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

Lo anterior, luego de que fuera entregado al Congreso del Estado, un documento que pretende cambiar la Ley Orgánica de la UABCS, el cual, fue redactado desde la obscuridad por dos personas, un académico jubilado y un estudiante de Ciencias Políticas, ambos, movidos por intereses que NO son los de los universitarios, un documento que abofetea a todos los que pertenecen a esta noble institución educativa.

Al respecto, Gustavo Rodolfo Cruz Chávez, rector de la Universidad, fijó una postura respetuosa, sí, pero firme y tajante, ya que, en el ejercicio de la autonomía, está la libertad de conducirse, administrarse y gobernarse sin que agentes externos se entrometan en los asuntos universitarios, este, es un derecho consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y como tal, debe respetarse, porque simple y sencillamente, NADIE está por encima de nuestra constitución.

Los universitarios recordamos con tristeza y dolor aquellos tiempos en los cuales la UABCS estaba lejos de los estándares de calidad que hoy maneja, los universitarios, hace algunos años iniciaban el semestre rogando, literalmente, que el semestre concluyera con éxito, era una incertidumbre cruel la que se vivía; afortunadamente, estos episodios forman parte de la memoria universitaria, hoy, solo son un recuerdo, sin embargo, esta estabilidad no es producto de la casualidad, tampoco ha sido fácil, este proceso lleva años fraguándose, en el cual, TODOS los universitarios han formado parte activa de este cambio y no solo meros espectadores.

Debemos recordar que, la actual Ley Orgánica se forjó en el Consejo General Universitario, luego del análisis y discusión de cada uno de sus artículos, esto, con el propósito de estructurar una verdadera ley que cubriera todos los aspectos de la vida y administración de la Máxima Casa de Estudios, hoy podemos ver los frutos de ese proceso.

Actualmente, la Universidad, se encuentra en crecimiento, tanto académicamente como en temas de infraestructura; hoy, la Universidad vive un momento de estabilidad y tranquilidad inusitada; hoy, la universidad cuenta con la credibilidad de la sociedad y de las instituciones que ven en la UABCS un aliado de colaboración y crecimiento.

Hoy, la Universidad es un semillero de profesionistas comprometidos con su estado y con su gente, profesionistas que construyen y abonan al desarrollo de la entidad, profesionistas que ponen en alto el nombre de la UABCS.

Tal es la importancia de este tema que, la Universidad Autónoma de Querétaro ya fijó su postura y dejó claro su rechazo total a esta situación, dejando muy claro que, la autonomía de las universidades es un derecho sagrado que no debe ser tocado por nadie, lo anterior quedó de manifiesto en un documento muy puntual, en el cual se expusieron tres puntos medulares: la suspensión de los procesos legislativos en torno a estas modificaciones a las Leyes Orgánicas de las universidades del Estado de México y de Baja California Sur, que los tres niveles de gobierno reconozcan de manera absoluta la autonomía de las universidades y por último, que se respeten los procesos que se llevan a cabo al interior sin la intromisión de actores externos; dicho pronunciamiento tiene toda la razón, ya que, con esta propuesta no solo se agrede a la UABCS, se agrede a todas las institución de educación superior.

El tema no es menor, tiempos obscuros podrían cernirse sobre los universitarios si esta iniciativa para modificar la Ley Orgánica llegara a concretarse, ya que se pondría en juego esa estabilidad que tanto trabajo ha costado para todos los universitarios y por el que tanto se ha luchado.

Sin lugar a dudas y de manera categórica, esta propuesta de modificación vulnera, lastima y ofende no solo a la Universidad, sino también a todos aquellos que somos universitarios, cuerpo académico, personal administrativo, egresados y estudiantes.

No permitamos pues que, todo lo que se ha trabajado en pos de la estabilidad universitaria se tire por la borda solo para cumplir intereses ajenos a la vida universitaria, que se respete la autonomía, que respete a los universitarios, que se respete el derecho otorgado por la Constitución Política de México, que se respete el nombre y el espíritu intrínseco de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

¡Sabiduría como meta, patria como destino!

BANNER-1600-x-600 (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s