De perdones y disculpas, están llenos los panteones

Capitán Piloto Aviador Enrique A. Guerrero Osuna

 En estos días que corren del calendario gregoriano es prácticamente imposible retraerse a la tentación de criticar a Obrador. Todos los días nos ofrece una tanda de barbaridades e incongruencias que la más de las veces no pasan de ser una ocurrencia mafufa o un dislate personal. Lo que pasa es que su modo de actuar y comportarse es un reflejo inequívoco de nuestra nación. El mensaje enviado es a veces claro y diáfano, pero no todos estamos de acuerdo con ese proceder.

DE PERDONES Y DISCULPAS 2Obrador tiene que darse cuenta que entre sus compatriotas existen personas pensantes, aunque él se niegue sistemáticamente a darlo por hecho, y no todos aceptamos su modo de conducir los destinos de México. No quiero y no voy a profundizar mucho debido a que es de sobra conocida la manera tan incongruente como Obrador se conduce. Un día dice una cosa, al otro la niega, mete el clutch da un reverzaso, y luego sigue como si nada, lo preocupante es que ya se cree un dios (para mí de barro) pero tiene 30 millones de seguidores encandilados. Invariablemente en sus tediosas, cuanto aburridas apariciones diarias, jamás da una respuesta concreta a ninguna pregunta, todos son evasivas y retrueques. Un ejemplo: un día un periodista le preguntó sobre las pipas, y no supo dar una respuesta concreta. La realidad es esta: de las 671 pipas que supuestamente se compraron en forma honesta y sin cargos de conciencia, solo ¡60! Andan circulando. A eso ¿cómo lo llamará nuestro presidente? Para mí eso es pura y celestial basura. Corrupción en su más nítida demostración.

El tema del día: ¿A quién en su sano juicio se le ocurre enviarle una carta al rey de España pidiéndole se disculpe y pida perdón por las atrocidades cometidas por los conquistadores durante el periodo de la colonia? A nadie. Si ya tenemos relaciones establecidas con ellos ¿para qué remover el agua aduciendo acontecimientos de hace 500 años? ¿De qué nos van a servir esas disculpas? ¿Cuál será el motivo de tan estrafalaria solicitud? Como si no tuviéramos en que ocupar nuestra capacidad de resolver problemas ¿para que inventar uno nuevo sin ningún propósito? Lo único que esa desafortunada carta ha logrado es convertirnos a los mexicanos en tema de mofa y burlas socarronas y tensar sin ninguna necesidad las relaciones diplomáticas.

Obrador insiste en que si otros lo han hecho ¿por qué España y el Vaticano no? Él dice en su acalorado cerebro que les va a pedir perdón en representación de todo México a los indios yaquis de Sonora por el trato tan abusivo que recibieron por parte del gobierno de Porfirio Díaz cuando los deportó a la península de Yucatán. En este perdón presidencial también van a ir incluidos los miles de chinos que recibieron un trato inhumano durante los siguientes gobiernos de la revolución. Durante un periodo de tiempo comprendido desde mediados del siglo XIX hasta ya bien entrado el siglo XX se dio una inmigración masiva de chinos hacia América, principalmente fueron contratados como mano de obra barata para realizar trabajos pesados como tendido de líneas férreas y otras obras de construcción y minería. Una vez que el trabajo fue decreciendo, los chinos se fueron asentando en toda la costa del oeste desde Canadá hasta México, principalmente en Baja California. En Mexicali encontraron las condiciones muy propicias para su desarrollo y poco a poco su población fue en aumento. Construyeron su propio barrio llamado actualmente La Chinesca. Algunos chinos muy emprendedores iniciaron a establecer restaurantes por toda la ciudad al grado de que hoy se reconoce a la comida china de Mexicali como una de las mejores del mundo, y es verdad. En mis viajes por varias partes del mundo he podido constatar lo anterior.

En los años 20’s se dieron varios incidentes en los que los inmigrantes chinos fueron tratados con particular violencia, en especial los incidentes en Sonora en donde fueron encarcelados y defenestrados. En la carretera que va de Mexicali a San Felipe, existe un paraje (de hecho, se trata de un promontorio en medio del desierto calcinado) que se denomina “El Chinero”, lugar en donde se dice murieron varios cientos de ellos debido al calor y el agotamiento ya que iniciaron su odisea al desembarcar en el puerto de San Felipe.

Resumen de la campaña anti china promovida por el gobierno mexicano:

En 1911 en Torreón, Coahuila 300 chinos fueron asesinados por las fuerzas maderistas al mando de Benjamín Argumedo.

En 1913 en Monterrey, N.L. 600 chinos fueron masacrados por fuerzas huertistas.

En 1918, 6,000 chinos fueron deportados a las Islas Marías.

En total la campaña anti china en México duró de 1911 hasta 1944. En ese tiempo los diplomáticos chinos en diferentes ocasiones solicitaron explicaciones y que cesaran esos ataques. El gobierno mexicano aceptó su responsabilidad y se hicieron varios pagos por daños y perjuicios como indemnización.

La guerra del Yaqui.

La rebelión de los pueblos yaquis se remonta desde mucho tiempo atrás, prácticamente se inició con la llegada de los españoles en 1533 y es hora que todavía siguen en pie de lucha.

En 1825 al iniciarse la vida independiente de México, ellos se mantuvieron luchando por sus tierras. Tuvieron varios líderes famosos entre ellos cito a Cajeme y Tetabiate, siempre se mostraron hostiles hacia el gobierno, en 1899 se unieron los 8 pueblos yaquis y le mandaron un ultimátum al gobierno porfirista en los siguientes términos: “Lo que queremos es que salgan los blancos y las tropas. Si salen por las buenas, entonces habrá paz, si no, entonces le declaramos la guerra…”, y la guerra siguió.

En 1900 al terminar la batalla de Mazocoba en la sierra del Bacatete, miles de yaquis fueron deportados a Oaxaca y Yucatán a sufrir hambres y mal trato.

Durante el periodo revolucionario se mantuvieron apartados hasta que Álvaro Obregón los reclutó para formar varios batallones los cuales participaron en toda la campaña del occidente hasta llegar a la ciudad de México. Al triunfo de la revolución fueron reconcentrados a sus tierras, pero los problemas siguieron. En 1926 hicieron prisionero al mismo general Obregón para exigir lo mismo por lo que venían peleando. El gobierno federal reaccionó violentamente enviando más tropas para combatir la insurrección, entre estas fuerzas iban varias escuadrillas de aviones de la Fuerza Aérea Mexicana equipadas con aviones Farman F.50 de bombardeo y aviones De Havilland D.H. 4B, originalmente británicos pero que fueron construidos en los Estados Unidos bajo licencia, así como varios aviones de combate Avro-Anahuac construidos en México, también bajo licencia. La participación de los aviones de la FAM fue muy destacada logrando la rendición de las fuerzas rebeldes.

En 1929 se firmó definitivamente la paz, retirándose las tropas del valle del Yaqui. Desde entonces ya no se han vuelto a manifestar hasta que recientemente tuvieron problemas con la dotación de aguas, pero estas protestas han sido pacíficas.

Llega la mal llamada cuarta transformación.

Obrador decide llevar simultáneamente a cabo dos acciones: por un lado, envía una carta al Rey de España y otra similar al Papa Francisco en las cuales les pide que ambos mandatarios pidan perdón y disculpas por el tratamiento tan inhumano que se les dio a los indios ancestrales durante la Colonia tanto por “la espada” (conquistadores españoles) como, por “la cruz” (evangelizadores católicos jesuitas y franciscanos). La carta, particularmente en España cayó como bomba, dando pie a una serie de bromas y chascarrillos de la prensa ibérica. El gobierno español de inmediato contestó que de ninguna manera la corona se iba a disculpar de hechos ocurridos hace 500 años. El Vaticano contestó algo similar. Obrador siguió insistiendo en su postura necia de que se les deben disculpas a los indígenas.

Obrador por su lado nos dio a conocer que él va a pedirles perdón públicamente, tanto a los indios yaquis como al pueblo chino por las acciones que fueron planteadas líneas arriba, quién sabe cuál vaya a ser la reacción. Quiero suponer que la cosa solo va a llegar al envió por escrito de dicha solicitud de perdón, ya que no creo que vaya a cubrir algún tipo de indemnización económica. Me imagino que va a utilizar sus conocimientos del lenguaje de la madre tierra para comunicarse con ellos.

Mientras tanto, vamos a ver con qué otras ocurrencias, nos sigue mortificando y poniendo nerviosos a los miembros de su gabinete.

Sigan leyendo como siempre.

Material consultado: “La aviación militar” de Manuel Ruiz Romero; Relatos e Historias de México No. 75 además de Wikipedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s