Baegert y Kino, El Diablo y El Santo

Sealtiel Enciso Pérez

Las historias que se han escrito por la California contienen en gran medida las percepciones de parte de los Sacerdotes Jesuitas, que fueron los que en su mayor parte las redactaron. Los estilos literarios de estos personajes fueron muy discrepantes y a pesar de que su propósito era principalmente el dar cuenta a sus superiores en la Orden de su diario acontecer en las remotas Misiones, la forma en la que realizaban estos escritos dependió mucho de su punto de vista personal. En nuestro caso pretendo hacer una comparativa entre la narrativa de Francisco Eusebio Kino y de Juan Jacobo Baegert.

2Baegert permaneció en la península por 17 largos años, concentrado casi en la totalidad de ese tiempo en la Misión de San Luis Gonzaga Chiriyaqui a donde fue asignado por sus superiores. El Sacerdote Kino sólo estuvo por espacio de casi 2 años en la península, en el puerto de La Santa Cruz (hoy La Paz) y al norte de Loreto, en un sitio denominado como San Bruno en donde bautizó a poco más de un centenar de gentiles. Ambos Ignacianos realizaron escritos sobre sus impresiones durante su estancia en estas tierras, sobre sus exploraciones y sobre el conocimiento que iban adquiriendo sobre los pobladores y las características de la tierra en donde habitaron. Sin embargo y a pesar de que coincidieron en lo sustantivo de sus relatos, la forma en la cual lo presentaron fue sumamente disímbola y contrastante.

En su obra “Noticias de la península americana de California”, Baegert presenta una visión pesimista y desalentadora de todo lo que ocurre en estas tierras. Narra de forma acre cómo realizó múltiples esfuerzos por lograr integrar a los Californios, naturales de estas tierras, al proyecto misional de la compañía de Jesús, sin embargo, por cada paso que daba retrocedía diez. Además y por si fuera poco, el trabajo por sostener y lograr un desarrollo de la misión en la que se encontraba, le representaba siempre un excesivo trabajo ya que no podía contar con la colaboración de los naturales. Lo anterior lo expresa de la siguiente manera: “…y ¡quisiera Dios que haya habido oportunidad de ocupar y hacer trabajar reciamente a todos los californios un día tras otro, como tiene que hacerlo el pobre campesino y artesano en Alemania! ¡Cuántas maldades y crímenes hubiéranse evitado diariamente!”

Una y otra vez, Juan Jacobo se quejaba del duro clima de estas tierras y sentía que sería imposible el lograr sacar provecho de estas tierras: “Parece que la maldición que Dios fulminó sobre la tierra después del pecado del primer hombre, haya recaído de una manera especial sobre California”. Sólo por breves momentos, en su discurso, concede un poco de paz a los naturales y concluye que en poco distan de parecerse a los europeos a los cuales trató en los lugares de Europa, puesto que la naturaleza era la misma: “hasta donde alcanzan mis conocimientos, los californios no se pudren más pronto, después de muertos, de cómo se pudrirían, si en toda la vida hubieren estado envueltos en seda y terciopelo”. Hoy en día al leer el documento que nos legó este sacerdote, sus frases suenan injustas y exageradas, puesto que los Californios así como esta tierra eran los menos culpables de tener el clima y hacer pasar tantas privaciones a sus habitantes y visitantes, incluso hoy en la actualidad y a pesar de tantos avances en cuanto a comunicación e información, la California se antoja como separada, independiente del resto del país y aún en ciertos sitios de su geografía las personas siguen pasando privaciones como en la época colonial.1

En contraste con lo que conocemos sobre la obra de Baegert, colocamos la vida y obra del sacerdote Francisco Eusebio Kino, considerado por algunos como un héroe y por otros como un santo. En las cartas que escribió a sus superiores, dando cuenta de sus afanes y trabajos en el noroeste novohispano, se puede apreciar sus largas cabalgatas sobre tierras agrestes e inhóspitas, de cómo logró sobreponerse a enfermedades, hambre, frío e incluso a la muerte. Un carácter fuerte y decidido que lo hizo viajar hacia las tierras de los Pima y los Apaches, grupos de indígenas que habían manifestado una gran resistencia al coloniaje, pero que Kino los enfrentó logrando ser un gran interlocutor de ellos con la Corona Española. Podemos decir que su coraje y compromiso fueron legendarios, motivo por el cual pudo fundar una gran cantidad de Misiones en lo que hoy conocemos como Sonora.

Podemos concluir que el discurso empleado por Baegert fue en exceso honesto, trató de desvirtuar los hechos que presenciaba del aire de romanticismo o misticismo con el que varios de sus colegas los rodeaban, y prefirió utilizar una prosa árida y ruda con lo cual nos legó un documento que ha sido motivo de análisis y tema de una gran cantidad de bibliografía histórica. Por otra parte, los escritos de Kino son alentadores y propositivos y sirvieron como fuente de motivación para que las huestes de Loyola mantuvieran firme su interés por continuar viniendo a la California, fenómeno que perduró por 70 años, y proporcionando los bastimentos necesarios para sostener la vida Misional en esta región.

Bibliografía:

Noticias De La Península Americana De California – Juan Jacobo Baegert

Crónica de La Pimería Alta : Favores celestiales / Eusebio Francisco Kino

Exposición astronómica del cometa, que el año de 1680, por los meses de noviembre, y diciembre, y este año de 1681, por los meses de Enero y Febrero, se ha visto en todo el mundo, y se ha observado en la ciudad de Cádiz Eusebio Francisco Kino

LA CALIFORNIA DE BAEGERT Una aproximación sobre Noticias de la península americana de California de Juan Jacobo Baegert – Nylsa Martínez Morón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .