¡PROVEEDORES CONSENTIDOS!

Balconeando

Tal parece que para algunos cínicos y desvergonzados incurrir en trinquetes para obtener privilegios personales se ha vuelto todo un pasatiempo, esto sin importarles lo que está señalado en la Ley General de Responsabilidades Administrativas y donde se sentencia como sanción la inhabilitación a los servidores públicos y particulares que incurran en actos de corrupción.Foto Balconeando

De igual manera en la misma normatividad está incluida la figura de prevaricación judicial, y que es cuando incurre un servidor público con competencia jurisdiccional reconocida y que, a través de una resolución injusta, atenta contra determinadas garantías procesales específicamente tipificadas.

Todo esto viene a colación porque quien fuera ex oficial mayor de la pasada administración de Los Cabos, y que ahora funge como excelso regidor en ese mismo municipio, José Julio Belmar Pimentel Amador, ha utilizado sus influencias con directores y titulares de área para asignar diversos contratos a sus “proveedores consentidos”, ello sin que nadie haga o diga algo al respecto.

Y es que la condición del regidor emanado de las filas del Partido Acción Nacional le da la “oportunidad” de hacer y deshacer a su antojo pues forma parte del Comité de Adquisiciones del Cabildo, y con ello iniciar jugosos contratos para filtrarlos a los proveedores “afines” a su persona.

Pero esto no es nuevo, pues viene gozando de un sinnúmero de privilegios desde la pasada administración, cuando el sediciente albiceleste se desempeñaba como Oficial Mayor Municipal, y que basados por la información y documentos que han sido proporcionados al área de investigaciones especiales de Monitor BCS, y que también han sido entregados en propia mano en la mesa de redacción de alDía BCS por parte de varios comerciantes, demuestran que han sido desplazados de forma por demás descarada.

Desde que inició la administración municipal que preside Jesús Armida Castro Guzmán, el regidor en cuestión ha sacado “raja” a su condición opositora y por eso negocia ciertos “favores” en favor de Ángel Macías Juárez, Ricardo Angulo Núñez o la empresa Abastecedora del Constructor, quienes desde la administración que encabezó Arturo De la Rosa Escalante eran de los “proveedores consentidos” justo cuando José Julio Belmar Pimentel Amador fungía como titular de la Oficialía Mayor Municipal. ¿Qué tal?

En los documentos recibidos se muestran las órdenes de compra con las que han sido beneficiados ciertos proveedores que se han privilegiado por los arreglos realizados por José Julio Belmar Pimentel Amador, y que a cambio de su participación en el Cabildo negocia “para obtener una tajada” con uno que otro director de tal o cual área.

La más reciente -por señalar un ejemplo-  fue cuando el edil panista defendió a ultranza el nombramiento de quien ahora es nuevo director de OOMSAPAS Los Cabos, o sea a Daniel Hernando Ayala Beltrán, esto porque tiene fincadas sus esperanzas de poder filtrar nuevas avenencias para una persona de apellido Macías Juárez, o bien para la empresa Abastecedora del Constructor, dejando de manera desleal fuera a muchos comerciantes locales que aspiran mediante una licitación pública y transparente la adjudicación de la prestación de servicio o proveeduría de insumos o materia prima.

Por eso los comerciantes afectados solo piden una sola cosa: Cancha pareja para todos para poder trabajar. No más, no menos.

Y tienen mucha razón pues los recursos públicos deben ser otorgados a quien ofrezca una mejor oferta y calidad en los servicios o productos, sin que exista la mano tramposa tal y como está sucediendo con este regidor de oposición, el cual afecta no sólo las arcas municipales sino a quienes dependen de los comerciantes locales establecidos y que por cierto, pagan impuestos legalmente sin la necesidad de tener una palanca como la que ofrece José Julio Belmar Pimentel Amador a quienes se ponen a modo con su persona.

Ojalá que este polémico regidor en la administración que preside Jesús Armida Castro Guzmán entienda que la inhabilitación permanente se propone para aquellos casos tan graves que socialmente no pueden ser resarcidos con una inhabilitación temporal, ni tampoco con el traslado del servidor público corrupto a otra dependencia o entidad de la Administración Pública; por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

La palabra baño público hace temblar a quienes tienen fobia a los gérmenes, pero no todos los baños públicos son un asco, por lo que si quiere evitar aguantarse las ganas de vaciar la vejiga en cualquier lado, solo hay que ir al edificio donde se alberga JOSÉ WALTER VALENZUELA ACOSTA y utilizar los recién remodelados lavamanos, inodoros, azulejos y espejos que tuvieron un costo superior a los 300 mil pesos, y ya verá el placer que sentirá al orinar gracias a las arrogancias, solturas y jocosidades de tan POLÉMICO GALENO… Por cierto, tan “atinada fue su puntada” de vanagloriarse con sus retretes poniendo una sublime cara de regodeo que hasta RESULTÓ SER GLOSA NACIONAL EN “EL UNIVERSAL”¡HE DICHO! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s