¡Vámonos de “piperos”! (Una crisis engañosa)

“A los niños se les engaña con juguetes, a los pueblos con palabras”. Mariano Paredes.

Por el Capitán Piloto Aviador Enrique A. Guerrero Osuna

 El enunciado anterior parece ser la norma de este nuevo gabinete, con el agregado que una vez inmersos en un problema no saben cómo salir de él, pero parece que disfrutan navegando en la mediocridad y la ineficiencia. Improvisar sobre la marcha es su sello.

piperos color

En los días que corren es muy difícil el no aprovechar las múltiples oportunidades que nos brindan los tropiezos de nuestro presidente, y no es que él sea el único ser humano que se equivoca o que se haya equivocado, sino que diariamente nos somete a un intenso bombardeo de material para escribir, así pues, yo simplemente dejo correr la pluma, o las teclas en respetuoso uso de mis derechos ciudadanos.

¿Qué es el “huachicol”? Terminajo muy en boga y que resumiendo significa: robar gasolina. Es un término que viene de tiempo atrás y que probablemente se derivó del vocablo maya “waach” que significa “ladrón”, y ya adaptado a nuestros días se refiere a las personas que según el ingeniero agrónomo director de Pemex “pican” los ductos de gasolina para robársela. Pero el problema va más allá, va desde el subsuelo hasta el techo de la residencia oficial del presidente y de rebote hasta regresar de donde salió. No nada más se han estado robando los hidrocarburos, sino también el petróleo crudo. Ahora bien, este crudo ¿a quién y cómo se lo venden? Nadie sabe.  Ya lo dijo Obrador: también, en la CFE se roban la energía eléctrica, la amenaza de dejarnos a oscuras para evitar los “diablitos” va implícita en el mensaje y con la esperanza si eso llegará a pasar, de que nos manden plantas generadoras a todas partes, controladas por el ejército por supuesto y operadas por técnicos civiles contratados ex profeso sin costo alguno para los mexicanos. En el sector salud se roban las medicinas o las manipulan para pagar precios indebidos, total que parece ser que hemos vivido en un “huachicoleo” generalizado y no nos habíamos dado cuenta, pero llegó la salvación, en la inteligencia que Obrador ya tiene en su poder los “cinco libros” de la sabiduría absoluta y que nos van a redimir.

Viernes 18 de enero. En su ya acostumbrada conferencia mañanera nuestro presidente señaló:

Como ya se había aclarado anteriormente, un avión “del ejército” detectó una posible operación de “huachicoleo” en uno de los ductos principales de Pemex (Tuxpán-Azcapotzalco). Muy bien, primera acotación: señor presidente: el Ejército Mexicano no tiene aviones, muy probablemente se trató de un avión de la Fuerza Aérea Mexicana equipado con equipo especial de detección, pero alguien se lo debe de aclarar a Obrador.

Para las labores de vigilancia se han asignado algo así como 10,000 elementos de las fuerzas armadas combinadas. Quiero pensar que los costos en general de esta enorme movilización sin adentrarme mucho en la logística que esto implica, los va a absorber el pueblo sabio y trabajador   de México, es decir, usted y yo y los demás contribuyentes, inopinadamente.

Según el mandatario los “traviesos “(no da sus nombres, ni sabemos quiénes son) se están robando algo así como 600 pipas diarias de combustible, a veces sube hasta las 1,000 pipas. ¿Y qué va a hacer nuestro brillante presidente? Va a ordenar la compra de 500 pipas más para que sigan robando. Por más que le doy vueltas a este asunto no le encuentro la lógica por ningún lado. Obrador, cuando se refiere a una “pipa” se abstenía premeditadamente de mencionar de que capacidad. Más adelante nos dijo que iban a ser 1,000 pipas, pero ahora si ya dijo que van a ser de 30,000 litros o 500 de 60,000 litros las que se iban a licitar. Los mal pensados, que nunca faltan, dijeron: “casualmente en la SCT ya saben cómo resolver ese asunto”. Las dichosas pipas, nos lo reiteró, van a ser operadas, administradas y salvaguardadas por el ejército mexicano. Los choferes, escúchenlo bien, van a ser civiles contratados a través de una convocatoria que marca los innumerables requisitos que deben satisfacer los candidatos. Tienen 4 días para llevar su documentación y presentarse en el Campo Militar No. Uno en México. La convocatoria es a nivel nacional, pero ¿quién en su sano juicio va a realizar ese proceso en tan solo 96 horas? ¿Qué tal si vive en Cozumel? ¿En Mexicali? ¿En Tapachula o en La Paz? Simplemente el trasladarse a la ciudad de México, como está el desabasto (inexistente) les tomará semanas. Pero… ¡urge que se presenten…! Ah, y se les va a impartir un curso profesional de manejo para cuidarse del “huachicoleo”. Se necesitan según ellos, 2,000 choferes de inmediato. (El de cuándo y de dónde van a salir tantos, está por verse).

Esto es una locura. No hay ninguna estrategia, no tienen ningún plan, no han recabado prácticamente nada de inteligencia, dan palos de ciego, no hay medidas de seguridad, eso sí todos se guían por el “me canso ganso” y a cerrar ductos a lo loco sin medir las consecuencias. Nadie va a cuantificar la dimensión de este desastre, porque le tienen miedo a la cruda realidad de los números, y ¿quién se lo informa al jefe? Él por su lado hace cuentas alegres y dice que todo va por buen camino, que el robo a Pemex se va a terminar. Punto.

Obrador acaba de mencionar que a raíz del robo de hidrocarburos ordenó aplicar el Plan DN-III Especial. El contrasentido es este: va a atacar un problema que él mismo inventó, utilizando recursos del pueblo a quien supuestamente están robando. La emergencia no existía, pero ellos la inventaron. Más sabroso el merequetengue ya no puede estar.

Sin embargo, dice nuestro presidente: “No se desesperen, tenemos todo bajo control cualquier día de estos vamos a abrir todos los ductos, mientras tanto ya ordené la adquisición de las pipas necesarias, nada más hay que esperar a que se fabriquen, se liciten, se compren y se reciban dichas pipas, es cuestión de días”– nos dijo – (y además que se contraten a los 2,000 choferes).  Hoy en día desde el presidente hasta el último secretario de estado andan inmersos y enredados en el huachicoleo, el resto de los problemas nacionales que esperen su turno.

Esa mañana hubo varias y variadas malas interpretaciones. La primera fue mencionar que el ejército tiene aviones, luego, confundido, les dijo a los periodistas ahí presentes: “Ustedes son la voz del pueblo…”, más bien ellos nos mantienen informados, más no nos representan, fue un resbalón, una ocurrencia.

Uno de los periodistas le preguntó: ¿A qué se debe el giro de 360 grados en la política exterior mexicana? Se anduvo un rato entre las ramas y al final dijo: “creemos en la auto determinación de todos los pueblos, en la no intervención”, (aclaración: el periodista tal vez se refería a un giro de 180 grados, por qué de 360 grados quedaríamos en donde mismo, pero ninguno de los dos se dio cuenta del error). Ese es su estilo, jamás contesta concretamente una pregunta y cuando quiere apoyarse en su gabinete tampoco saben nada. Alguien le preguntó sobre el juicio del chapo Guzmán: “no tenemos ninguna información”, fue su respuesta. Y así.

Nadie quiere ser robado o asaltado. ¿Entonces por qué tanto brinco con el robo de gasolina si se la roban a Pemex, no a nosotros? Pues sencillamente porque el petróleo y Pemex son de todos los mexicanos. Y eso me hace preguntarme: ¿entonces por qué nos venden tan cara la gasolina si es de nosotros?… (silencio sepulcral). Pemex es una empresa (del pueblo), una empresa debe producir ganancias, no pérdidas. Si esto pasa hay que venderla o cerrarla ya que no es negocio, pero no. Pemex sigue viva a pesar de ser eternamente deficitaria y estar absorbiendo recursos del gobierno para sobrevivir.

Recapitulando:

Pemex es un monopolio de estado autorizado por la constitución en su artículo 28, pero también ahí se menciona que esos servicios pueden ser concesionados a terceros.

Pemex extrae petróleo crudo, lo vende. Obtiene ganancias.

Pemex refina petróleo y produce gasolinas, muy poco, pero algo se refina, sin embargo, escúchelo usted bien, México importa petróleo ligero para el proceso de refinación.

El gobierno mexicano tiene que comprar gasolina a las refinerías extranjeras para completar la enorme desproporción en la cuota de hidrocarburos (producción-consumo).

La gasolina en México es de las más caras del mundo. En los Estados Unidos se vende más barata la misma gasolina que nosotros compramos. Algunos analistas mencionan que el costo real para Pemex de un litro de gasolina ronda los $ 6.50 pesos el litro, ¿por qué razón en el mercado mexicano nos la venden a $20.00 pesos (enero del 2019)? ¿Quién se queda con esa enorme ganancia?

Pemex aporta al gobierno cantidades bastante considerables de recursos provenientes de la venta de petróleo, además de la venta de otros hidrocarburos.

Para cerrar el círculo malvado: los “traviesos” ya mencionados se roban la gasolina y la introducen en el mercado negro vía sus propios ductos “piratas”, bidones, tambos, pipas y hasta buque-tanques completos, obviamente sin pagar impuestos, eso sí le duele a Obrador porque merma los ingresos que necesita para seguir despilfarrando en programas sociales y populistas, no tanto por el daño patrimonial que al fin y al cabo se lo hacen a Pemex, una empresa del gobierno, mentiras que es del pueblo estoico, bondadoso, amoroso, republicano, y además con ansias bolivarianas.

Se nos repite hasta el cansancio que sí hay gasolina, escasa, pero si hay. Las colas que yo veo en todas partes, menos en La Paz por cierto, son producto de mi imaginación trasnochada, son personas que entraron en pánico. El desabasto es una invención de los canallas para desprestigiar a México.

Volviendo a las 1,000 pipas que se van a comprar con toda transparencia a través de la SCT, las cuales van a ser financiadas con los ahorros de los robos que se van a evitar, es decir, nadie va a pagar por ellas, ¡nos van a salir gratis!, a los 2,000 choferes les va a pagar la SDN un sueldazo de $29,000 pesos mensuales más prestaciones, sin cargo a la ciudadanía, esos choferes van a ser civiles pero van a estar sujetos a régimen militar bajo órdenes y disciplina estrictas. Cuando Obrador mencionó el sueldo de los “piperos” civiles, los periodistas soltaron exclamaciones de asombro que llamaron la atención del presidente, quien les espetó: ¿qué, por qué se asustan? Lo que pasó es que muchos de ellos han de haber pensado: “ojalá a mí me pagaran eso, o, ¡vámonos de piperos! Nos va a ir mejor que aquí. Ese salario tan alto quién sabe de dónde va a salir (serán cuando menos $58, 000,000 de pesos mensuales que nadie los vio venir). De seguro los demás choferes de Pemex van a pedir lo mismo, claro está. Los periodistas solo se miraron unos a otros sorprendidos y callaron o ya no les dieron oportunidad de hacer más preguntas. Una vez que se termine la emergencia, nadie sabe dónde van a ir a dar las 1,000 pipas y sus choferes.

Finalmente y cambiando de tema, algunos de los periodistas asistentes le alcanzó a preguntar ¿por qué razón había mostrado su inconformidad con la decisión de la Cámara Baja de enmendar la propuesta para la Guardia Nacional?, y le dijo: “no me gustó como quedó, por eso estoy insatisfecho. La dejaron igual que como estaba antes, es más de lo mismo, pero ante la urgencia ni modo que esperemos hasta que la aprueben”. No lo estoy inventando, eso lo dijo el propio Obrador, prácticamente está ordenando brincarse la ley. Para los que les gusta el beisbol: la siguiente pichada de Obrador va a ser una bola rápida de más de 100 millas por hora al senado.  O la aprueban como él quiere o la descartan pero a la voz de “ya”. Vamos a ver quién gana. Así están las cosas en este circo de tres pistas.

P.D. Del desaire de los secretarios de estado citados a comparecer ante los legisladores mejor ni hablamos porque fue una verdadera vergüenza pública sin justificación, sin explicación, una grosería de alto nivel, para que nos vayamos dando cuenta a qué le tiramos en este remedo de república servil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.