Los 100 días, y no hay claridad

Martín Gálvez Loreto

Tanto alcaldes municipales como legisladores locales, se quejan de la crítica, aquella que construye y trata de modificar procederes y acciones, que respetan la libertad de expresión o lo que publican los medios de comunicación sobre sus atribulados sistemas o modos de gobernar. Sin embargo, la coincidencia es tal que, a 100 días, aún no empiezan a vislumbrarse resultados, aquellos que la ciudadanía esperaba y que les fueron prometidos cuando los actuales gobernantes llegarán al poder tras las elecciones del pasado primero de julio. No solo son los representantes de los medios de comunicación los que lanzan esta crítica y ese llamado a ponerse a trabajar, también lo hacen los dirigentes de partidos políticos, porque el pueblo está reaccionando a esa falta de cumplimiento.

No es lo mismo prometer que cumplir, y bajo esta frase popular que nos hacemos los ciudadanos después de cada proceso electoral, nos está cansando. Habrá quienes, y los hay, que expresen lo contrario, o que los justifiquen con el “apenas van empezando” y que les ofertemos el beneficio de la duda, pero los problemas ya son más que latentes: falta de agua en los hogares, las calles sin bacheo, no se diga de los servicios de recolección de basura tan deficiente o la falta de seguridad de las policías municipales, que son por obligación, los responsables de la prevención de los delitos, la falta de alumbrado o la desatención a la población por la falta de los responsables, en este caso, de las dependencias federales, o lo que es aún peor, el recorte de recursos a aquellos programas eminentemente sociales y que ahora se han convertido en un medio para ganar simpatizantes con fines políticos y futuristas.

Los pretextos y las justificaciones parecen el pan de cada día. Planean y proyectan programas y acciones como si fueran a durar en el encargo varios lustros, recuerden, son solo tres años, y si en ese lapso no responden, no llegarán al cuarto partido (como la selección mexicana de fútbol en los mundiales), si no pasa del cuarto, fue un fracaso, así están las administraciones municipales, así están los legisladores locales, así están los legisladores federales, aquellos que por la marca Morena y el nombre de AMLO llegaron al poder, no por sus propuestas, no por su “popularidad”, no por su imagen, que quede bien claro, como lo han expresado ya tres senadores de la república, entre ellos, el líder del senado mexicano Ricardo Monreal Ávila.

1En el caso de Carlos Rochín Álvarez, dirigente del Partido Acción Nacional, ya externó su inconformidad, al señalar que a 100 días de que iniciaron las administraciones municipales, “ya pasaron la curva del aprendizaje, y no hay resultados”. Exceptuando Comondú, aclaró, el doctor Walter Valenzuela, ya cesó al director de los Servicios Públicos Municipales, el resto de los alcaldes no han ajustado sus respectivos gabinetes para enderezar las naves. Se nota, explica, que “les hace falta liderazgo y sentido común”.

Al referirse al alcalde de La Paz, de manera directa, le recriminó que no es mucho pedir, que se ponga a trabajar y como lo dijo, de “no es mucho pedir… por eso rechazamos las inversiones fantasiosas de las que presume el alcalde Rubén Muñoz, como los drones y las cámaras y los empresarios de tal o cual lugar que vienen a invertir a La Paz. Qué bonito, pero primero lo primero… y puede empezar con cosas tan básicas como poner orden en el malecón. ¿O qué espera?

Y dijo una cosa muy cierta, “vemos que los alcaldes de MORENA parece que se están ocultando tras la popularidad del Presidente. Creen que la evaluación del Gobierno de López Obrador, es la misma evaluación para su gobierno. Pero no. Su falta de resultados los deja en evidencia y la gente lo nota”.

3Refiriéndose a los 60 días que lleva el nuevo gobierno federal, puntualizó varios aspectos, sobre todo al observarse una parálisis del gobierno federal en la entidad, como por ejemplo el que las delegaciones ahora llamadas coordinaciones, siguen sin cabeza, sin responsables, por lo que urgió al representante federal, en este caso al profesor Víctor Castro Cosío, poner orden en ellas y nombrar de inmediato a los titulares de las distintas dependencias federales, y se deje de pretextos por el retraso en los ajustes legales a su denominación y salarios, porque eso, lo hubiesen hecho con tiempo, y lo tuvieron.

Por ello consideró de inaceptable el que dichas oficinas estén sin cabeza -literal-, porque existe un vacío en ellas y quienes están sufriendo las consecuencias es la población en general, pues hasta el momento, exceptuando dos de ellas, no hay que asuma la responsabilidad de lo que está sucediendo, ya que existe una total incertidumbre, como por ejemplo, con las instancias infantiles, donde, como lo expresa, faltan reglas de operación”, o lo que es lo mismo, una manera concreta de esbozar una respuesta.

2Rochín Álvarez puso el dedo en la llaga, cuando afirma que productores agropecuarios del estado, no tienen información sobre los programas que venían utilizando desde hace muchos años para obtener los apoyos al inicio de sus ciclos de cultivos, y por ello lanzó dos preguntas directas al representante de Andrés Manuel López Obrador: “¿Qué les decimos? ¿Que detengan sus temporadas de siembra en lo que se pone de acuerdo el Gobierno Federal?”

O el caso concreto de los vacíos de información, sobre todo del anuncio hecho por la Comisión Federal de Electricidad que daba por “cancelado un proyecto de interconexión en la península de Baja California. Se generaron muchas dudas porque la nota de El Economista, medio al que se hizo referencia en el Estado, señalaba también que BCS se vería afectada…. Preguntamos en CFE y no hubo quien dijera nada, porque las fuentes locales de CFE tienen prohibido cualquier mensaje”.

4El dirigente estatal del PAN, fue contundente, “a 60 días, ya estamos viendo cómo opera la figura del delegado y vemos que no es operativa. No resuelve sobre los temas del día a día del Gobierno Federal, no responde por sus servicios. Y remata, “en lo que eran las oficinas de Sedesol no te saben decir de nada. Todo se lo dejan al profesor Víctor Castro y él anda concentrado en sus programas sociales, cuyo censo no termina de quedar, en giras de norte a sur que dejan más el sabor de encuentros políticos que otra cosa”.

De eso, ya lo hemos expresado, el profesor Víctor Castro Cosío esta aprovechándose de ese citado “censo”, no para otorgarles los beneficios de los programas sociales anunciados por López Obrador desde su campaña política, sino para hacer labor de proselitismo, para operar con los grupos políticos con quienes se reúne muy seguido, y de eso, dan cuenta las redes sociales, vaya, ¡hasta las presumen!.

Por eso, muchos de los que sufragaron por Morena en las pasadas elecciones federales, han mostrado su preocupación por tanta inercia, sobe todo, porque no aterrizan los programas federales, y en el peor de los casos, se afecta el desarrollo del estado con los recortes presupuestales anunciados.

5No cabe duda que en el caso de nuestra entidad, los nombramientos de los titulares de las dependencias federales, a las que por cierto no se sabe cuál será su verdadero nombre si delegación federal, unidad de coordinación, o coordinación, departamento, jefatura delegacional, lo que si es cierto que el representante federal está retrasándolos mucho, no tanto para escoger perfiles de acuerdo a la dependencia, sino de acuerdo a los perfiles políticos que le reditúen dividendos políticos, capital político, para ser más claro.

Pero la observación es precisamente esa, puesto que en el pasado, los nombramientos de los “delegados federales”, los hacía el respectivo secretario de estado, titular de la dependencia, existía una carrera y una profesionalización al respecto y se acordaba con el gobernador en turno, para no chocar ni tampoco entorpecer las labores de cada uno paras trabajar de manera coordinada para traer los beneficios a los habitantes del estado. Sin embargo, de unos años a la fecha, esto no ha sido así, porque se nombraron, por ejemplo, a un marino, con todo respeto para estos elementos, pero como delegado de la Sagarpa. ¿Qué conocimientos pudo tener ese sujeto en materia agropecuaria si su profesión era ser marino?

Esperemos que los nombramientos de los responsables vayan de acuerdo a la dependencia y no de acuerdo a asuntos políticos futuristas como el 2021, como viene sucediendo.

6Y en el caso de los legisladores locales, parece que los representantes o el partido mayoritario con lo cual llegó al Congreso, se esta dividiendo, en el caso de los de Morena, pues precisamente a inicios de este mes, los diputados Perla Flores Leyva, Daniela Rubio Avilés, Lorenia Montaño, José Luis Perpuli, Elizabeth Rocha Torres se fueron con todo en contra de los legisladores morenistas, con respecto a las acciones de inconstitucionalidad presentadas, porque tal parece que confunden su labor de legislar en materia local y quieren “quitarle” esa responsabilidad a los legisladores federales.

Estos legisladores opositores a Morena, aseguraron no estar en contra de la protección del medio ambiente como lo han querido hacer creer -los morenistas- ni negarse a la existencia de una unidad de evaluación, y al respecto la diputada Perla Flores aseguró que “tal como fue presentada esta unidad, existe una duplicidad de funciones con la contraloría, queremos que se definan las que tendrá cada una, esto ya se le había advertido al diputado que propuso esta iniciativa”. Sobre este particular, la diputada Daniela Rubio dijo que “se están solo están haciendo mayoriteos estériles… nosotros expusimos nuestros criterios, sin embargo, no fuimos escuchados”, segundada por la diputada Lorenia Montaño, quien dijo que “hay una omisión de la ley, lo que buscamos es que se hagan, que se haga la unidad de evaluación pero de manera correcta”.

7Este mayoriteo absurdo de parte de los legisladores, solo demuestran dos cosas, desconocimiento o se están aprovechando de que son mayoría para imponer sus criterios, equivocados por lo que se deduce, respecto a temas trascendentes como lo explica el diputado José Luis Perpuli, “estamos a favor de la ecología y la protección del medio ambiente, pero pretenden poner al gobernador las atribuciones que ya son federales”.

Por su parte, la diputada, Elizabeth Rocha, aseguró que “la presidenta de la junta de gobierno y coordinación política -Milena Quiroa-, evidencia un gran conflicto de intereses, ya que su familia está involucrada en el tema, ellos forman parte de una asociación del agua y de la propia CONAGUA, a través de ellos es como está presentando las iniciativas”.

Más contundente aún, sobre todo porque los diputados de Morena quieren responsabilizas al gobierno estatal, de un tema que compete al gobierno federal, cuando señala la diputada Perla Flores que a ellos “nos llama mucho la atención que la fracción que propone la iniciativa, le quiere dar todas las facultades al gobernador para que declare las zonas de salvaguarda, no sé con qué propósito, si son facultades que le competen exclusivamente a la federación”.

En fin, la soberbia se impone. También la ignorancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s