Editorial

Fue una decisión tomada a la ligera y mal planeada el suspender los apoyos que el gobierno federal otorgaba a la estancias infantiles, donde madres solteras, madres que trabajan apoyando a sus parejas para complementar los ingresos que complementen las necesidades del hogar, debían dejar a sus hijos, más por necesidad, que por gusto; fue similar al malogrado asunto del cierre de válvulas de los ductos de Pemex en el centro del país y que dejó sin combustible durante varias semanas a varias entidades federativas con las consecuencias perdidas multimillonarias. Se tomó una decisión para combatir la corrupción y el robo de combustible, pero una decisión sin planificación, sin tomar en cuenta las medidas de solución en lo inmediato, así pasó con las estancias infantiles, que dejan sin este elemental servicio a cientos de amas de casa cuando menos en Baja California Sur. Es decir, se tomó una decisión a la ligera, como siempre sucede, desde un escritorio, sin ningún proceso de investigación que los llevara a tomar esta determinación.

Y después, vino una respuesta también por demás absurda: darles a los padres de familia la cantidad de 1,600 pesos cada dos meses por cada menor registrado en una estancia infantil para el pago de ese servicio. Pero lo absurdo no es eso, sino que ese dinero que entregará el gobierno federal a los padres de los menores se le entregue a la abuelita para que esta, cuide al menor o los menores, según sea el caso.

Según lo que López Obrador reveló en su acostumbrada conferencia de prensa mañanera en Palacio nacional cuando dio a conocer esta noticia, es que “se encontraron informes adulterados en las instancias infantiles”, es decir, muchas recibían dinero, pero eran empresas fantasmas, por lo que el recurso federal no llegaba a los beneficiarios y muchos, “se hincharon” con este dinero sin otorgar el servicio.

Tendrá mucho de razón de suspender este apoyo federal, pero le pasó lo mismo que con el cierre de los ductos de Pemex, no investigó primero qué casas asistenciales no otorgaban este servicio, pero si cobraban para castigarlos conforme a la ley y dejó en el descobijo a miles de menores, según sus cifras unos 300 mil niños en todo el país.

Esas estancias infantiles eran operadas o “reguladas” por la entonces Secretaría de Desarrollo Social, y las que si cumplían con las reglas, pues atendían a los infantes con personal altamente capacitado, es decir, tenían enfermeras, si acaso un médico general, un pediatra, un psiquiatra, personal docente especializado y sobre todo un nutriólogo. Para el caso que nos ocupa, pues eso de que la abuelita se encargue de esta responsabilidad pagándole 1,600 pesos cada ¡DOS MESES! Por cuidar a uno de sus nietos, pues como que es totalmente absurdo.

Y lo voy a explicar. En muchos casos, y no vamos muy lejos, en nuestra entidad, muchas de las madres de familia sean madres solteras o en pareja, trabajan para ayudar al sostén familiar, y las estancias representaban un gran apoyo para el cuidado de sus bebés, que no es lo mismo quienes están en el jardín de niños o en la primaria, y recibían estimulación temprana, nutrición, atención médica, juegos didácticos, y mucho más con personal especializado, que no dudamos que a lo mejor una abuelita, pueda aportar todos estos beneficios, pero, con todo respeto, porque adoro a mi esposa como Abuelita, como muchas otras, que con todo su amor, su paciencia, su sabiduría, su ternura, sus mimos, sus cariños, sus reumas, su vista cansada, sus dolores musculares, su andar pausado, su botellita de alcanfor, ¿estarán preparadas como psicólogas, pediatras, nutriólogas o educadoras para cuidar a sus nietos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s