CENTRO MOSUO “ROMA”

Mónica Camacho López

 La comunicación cibernética acompaña a un gran porcentaje de la población urbana de nuestro país (sin embargo, recordemos que hay millones de mexicanos que viven en extrema pobreza y más del 40% de nuestro territorio no tiene cobertura de internet; por lo tanto, para ese sector, hablar de redes sociales es algo totalmente ajeno), a ese grupo de personas la adicción a las relaciones virtuales se ha convertido en algo viral.

roma color

El “fotoshop” de hace un par de años es asunto mucho más sencillo ahora con las aplicaciones que vuelven facilísimo trucar una fotografía.

Hay quien se aclara la piel, quien se agranda los ojos, otros se disuelven las arrugas, los que ocultan sus cachetes o su rechoncha figura, ocultar la calva también es fácil. En fin; la edad, el origen racial, la obesidad, la estatura y hasta la clase social es viable de “virtualizarla” intentando engañar a quien tenga a bien visitar tu perfil… o más bien en un desesperado intento de negarse a sí mismo:  ver si así cambia la realidad.

En esos espacios tratan de fabricarse artistas, atletas, modelos, empresarios, ejecutivos, exitosos, sensuales, etcétera.

Todos esos aspiracionales, en cuanto giran la cabeza fuera de la pantalla de su computadora o del celular (de los cuales seguramente todavía deben varias mensualidades) la realidad les golpea contundentemente, al ver que su entorno, su imagen en el espejo, su vehículo: su historia, no corresponde a la viralización que han hecho de su página social.

En este terreno es donde la película de Cuarón  toma fundamento y se dispara; porque nos recuerda nuestro “aburrido” origen mestizo.

Curioso es que a quien más sorprende las nominaciones de la película sea a los mexicanos.

Una película en blanco y negro; como lo ha sido nuestra clase media: limitada por un lado, en sus anhelos por la publicidad del consumo y por otro lado por sus temores debido a la estigmatización de sus raíces indígenas. Atrapada entre dos realidades: una inalcanzable y la otra ferozmente negada.

Es por eso que fuera de nuestro país valoran una actuación sin emociones superlativas y sin acrobacias en la pantalla, pero honesta; que a pesar de que se sitúa en 1971, es evidente que sigue siendo asunto vigente.

Alguna vez escuche a una distinguida dama de la cuidad de La Paz decir a su interlocutora que para tener sirvienta; no había nada como hacer el viaje hasta Oaxaca para escoger y traerse a una jovencita para “enseñarla” y hacerla a “nuestra manera”, de ese modo no tendría que batallar para un buen servicio. Además mientras más joven, mejor; porque si empiezan de novias ya no les da confianza.

La película “Roma” no es una revelación épica, o una incesante narración de acción, carece de la tensión de un “thriller” y la cadencia melosa de un musical. Lo que si ilustra en todas sus dimensiones; es la innegable monotonía de la sociedad mexicana que aspira a los excesos de la burguesía, apoyándose en la base social que le brinda bienestar ya sea en forma de servicio o a manera de represión entre los iguales.

Hoy 2019 tenemos más de 58 etnias con más de ocho millones de personas distribuidos entre ellas, no los podemos desaparecer, ni tampoco podemos negar que sus padres y sus abuelos forman parte en mayor o menor medida de nuestro linage familiar.

Aceptarnos es el primer paso para ser felices; pero es una disciplina cotidiana.

Por fortuna para cada uno de nosotros: somos perfectos; tal y como somos.

Contáctanos

Facebook centro mosuo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .