Asegunes de la estrategia de comunicación en la 4T

Logotipo de El Rincón del Chamán

Jesús Sánchez Martínez

La estrategia de comunicación funcionó en la campaña, gracias en buena parte a las benditas redes sociales y a la rectificación política de las principales cadenas de televisión y radio privadas y de algunos medios impresos.

asegunes de la estrategia de comunicación en la 4t

Por lo que se ve, la política de comunicación en el arranque de sexenio tiene muchos asegunes. Sigue construyéndose sobre la marcha con un sólo propósito, centralizar los mensajes. Los detractores, opinan que es lo mismo, pero más barato.

La figura presidencial, siempre ha sido el principal elemento, pero en esta ocasión su manejo público ha roto con la discreción tradicional. El presidente Andrés Manuel López Obrador lleva seis meses de una intensa sobreexposición -cinco meses como presidente electo y un mes como presidente en funciones- hablando de todo.  En poco tiempo se ha visto envuelto en polémicas por errores que ha ofrecido corregir y que sin duda lo han desgastado.

Nada y nadie garantiza que aguante ese ritmo.

El resultado electoral abrumador alineó los astros y muchos medios a favor del ganador, lo que permitió ver episodios nunca antes imaginados como el reconocimiento a medios etiquetados al servicio de la mafia del poder.

La estrategia de comunicación ha venido construyéndose sobre la marcha y eso se nota en los argumentos que algunas veces parece el viejo discurso escuchado en algunas clases de materialismo histórico, a ratos como si se escuchara la oración de un ministro protestante, pero todos concentrados en condenar a los periodistas que no han comulgado. O que no se han alineado, pues.

También hay que reconocer que una cosa es lo que se dice en las campañas y otra lo que ocurre en la realidad. Pero vamos por partes.

La mañanera. Es la conferencia madrugadora en la que el presidente responde a las preguntas de los reporteros. Lo que llama la atención es que se etiquete la transmisión como Diálogos circulares con los medios o Información sin censura, cuando se trata de enlaces de información oficial. Parece que les sigue costando reconocer que ya son gobierno.

Quienes asisten regularmente a las conferencias madrugadoras han notado cambios muy rápidos. Al principio los reporteros escuchaban, asentían y hasta aplaudían en algunos casos; luego comenzaron las preguntas para resolver dudas; en las últimas reuniones son más los cuestionamientos que reflejan la molestia del Presidente, quedan preguntas sin respuesta. El estilo personal de responder sigue siendo el lenguaje coloquial de las ocurrencias, que da pie a la chunga, la broma y el meme.

Gasto en propaganda, otro mito genial. En los hechos, las expectativas de que se reduciría en 50 por ciento el gasto en publicidad o la promesa de desaparecer las oficinas de comunicación social, quedaron en el aire.

Sorprendió que el gasto presupuestado en el PEF-2019 para publicidad del gobierno fuera superior a los 4 mil millones de pesos, mil 800 millones de pesos por encima de lo aprobado en el último año de Enrique Peña. La realidad es que al final de cada año los datos muestran que se gastó mucho más de lo presupuestado. Y el actual caso podría no ser la excepción.

La danza de los millones. Los gobiernos siempre se han servido con la cuchara grande en gastos de publicidad. En el último año de Fox, gastó poco más de 8 mil millones de pesos; Calderón tampoco cantó mal las rancheras pero con Peña Nieto si bien hubo un apretón en el gasto en los dos primeros años de su gobierno, estimaciones conservadoras refieren gastos de entre 40 mil y 50 mil millones de pesos en todo el sexenio.

Con López Obrador ya se verá al final de 2019 el significado de la austeridad republicana en los gastos de publicidad y propaganda.

Oficinas de prensa. Las oficinas de comunicación social del gobierno de la 4T no desaparecieron como se había presumido. Las diferencias son muchas caras nuevas en las oficinas de prensa, se trata de personas más leales que experimentadas, salvo casos notorios. Otro factor es que tendrán presupuestos más recortados. Y lo importante es que no podrán hacer nada si no lo aprueba la coordinación de comunicación o vocería. Ya no podrán hacer lo que les venga en gana como dicen que ocurría en el sexenio de Peña Nieto.

Quién escribe los boletines. El boletín 011 de la Secretaría de Hacienda no tiene desperdicio y muestra las dudas, inseguridad y desconcierto del que comunica. Literal, nos quedamos con cara de what?

Declaraciones a futuro. Este comunicado de prensa contiene declaraciones a futuro. Las declaraciones a futuro son información de naturaleza no histórica o que se relacionan con eventos futuros y están sujetos a riesgos e incertidumbre. No se puede garantizar que las transacciones descritas en este comunicado no se consumarán en los términos o condiciones finales de cualquiera de las transacciones finales.”

Colapso en los medios del Estado. En noviembre del año pasado La Jornada tituló así una nota: La SHCP silenciará emisiones en la radio oficial.

Se refería sin duda a que con un drástico recorte de plazas el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) se encontraba ante el riesgo del colapso operativo y en la calidad de su programación. Operativo porque la mayoría del personal que labora en las diferentes estaciones es eventual y por honorarios, lo cual ya está prohibido.

En los últimos días de 2018 quedó el compromiso de que se pagarían salarios a colaboradores y trabajadores contratados por honorarios y que tendrían trabajo hasta marzo del nuevo año, cuando el nuevo responsable del IMER definiría la suerte de estos trabajadores.

La nube negra. Pero esta situación se repite en los casos de Canal Once, Canal 22 así como de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Notimex. Por si fuera poco, en los próximos días se conocerán las disposiciones que uniformarán a los muy disminuidos medios del Estado.

Una Segob más que acotada. Los diputados lo habían aprobado pero los senadores echaron abajo la propuesta de darle a la Segob el control de los medios de comunicación oficiales, la radio y la televisión.

La presión fue enorme y dio resultados. La radio gubernamental agrupada en el IMER, así como las televisoras Canal Once y Canal 22, seguirán dependiendo de la Secretaría de Educación Pública y Notimex de Gobernación. Pero esta historia todavía no termina en virtud de que está prohibida la contratación de personal por honorarios con cargo al Estado, situación en la que están cientos de personas. Los salarios de esos trabajadores hoy los paga la Secretaría de Hacienda.

Medios redimidos. La alineación de los medios es lo más notable y los ejemplos a la mano son Televisa, TV Azteca, así como el Grupo Imagen, medios etiquetados durante años como parte de la mafia del poder.

De un día para otro, se purificaron. Las opiniones de López Obrador sobre estos medios definieron la nueva alianza.

En el caso de Televisa está escrito que las relaciones ásperas en 2006 y 2012 con AMLO se transformaron en tersas en 2018. Emilio Azcárraga Jean dejó de ser soldado del PRI aunque siguió cobrando la publicidad gubernamental. Dicen que en una entrevista sirvió para sellar el cambio de trato de la empresa de “El Tigre” con el tabasqueño. Para todo esto fue crucial la participación de un simpatizante de AMLO muy especial, el suegro de Azcárraga Jean, el empresario Marcos Fastlicht.

Muchos no lo creían, pero lo que le dijo López Obrador a Denisse Mearker en una entrevista a finales de octubre marcó el parteaguas de la relación; Televisa es un orgullo para el país.

Con TV Azteca también hubo un giro diametral. López Obrador palomeó a la televisora a la que consideró “fundamental para la vida pública del país”. A Ricardo Salinas Pliego le salió redonda su estrategia. Ofreció a Esteban Moctezuma en 2017, entonces presidente de la Fundación Azteca, como enlace con el candidato de Morena, luego lo condecoraron con la Secretaría de Educación Pública. Y ya en confianza, AMLO aseguró que si bien nunca pretendió hacerles la barba le reconoció a Salinas Pliego su vocación social.

Del Grupo Imagen y su cabeza, Olegario Vázquez Aldir, López Obrador ha reconocido la buena vibra de un empresario que también rectificó el camino. Aunque antes de navidad los trabajadores de Excélsior no tuvieron un final de año feliz.

Las benditas redes sociales. Se espera un giro histórico. Con Peña Nieto se destinó el 6 por ciento del gasto total en publicidad; con AMLO se espera el dato.

En política los resultados son los únicos que definen el presente y el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s