El discurso de la corrupción

Raymundo León Verde

Acabar con la corrupción y la impunidad ha sido el eje del discurso de Andrés Manuel López Obrador en su largo camino a la presidencia de México; entonces ¿cómo entender el perdón a los funcionarios y cómplices que han utilizado recursos y bienes públicos para su beneficio?

0001573017

Según el tabasqueño el país tiene tantos problemas que no está para entretenerse en esas cosas, en el circo de la persecución de chivos expiatorios porque perderían mucho tiempo; aunque advirtió que en adelante el que la hace la paga, el que cometa actos de corrupción se va a la cárcel sin derecho a fianza, es decir, se convertirá en delito grave algo que ahora mismo no lo es.

Creo que el perdón de AMLO a los corruptos del pasado, esto es, antes del primero de diciembre, más que un acto de generosidad busca evitar que el país es empantane en procesos judiciales que no van a tener una respuesta rápida, van a requerir muchos recursos económicos y humanos, y sólo abonarán a la polémica política que al que menos conviene es al propio régimen en turno, no así a los partidos opositores que obviamente encontrarían tema para victimizar a muchos de sus correligionarios, habría señalamientos de persecución y autoritarismo, y podrían pagar con la misma moneda haciendo acusaciones contra legisladores y funcionarios del nuevo gobierno.

Obvio nadie está para tirarse un balazo en el pie, pues en las propias filas de MORENA hay casos cuestionados y otros que podrían cuestionarse, de tal manera que es mejor no moverle más allá de lo que ya está en proceso y fue exhibido. Al final, el sistema señalado por sus condiciones de corrupción ya no está en el poder, víctima de sus propios errores, del hartazgo que provocó en la gente y que hoy más que nunca AMLO lo supo capitalizar.

Por eso no vemos a los ex presidentes defenderse, el mismo Enrique Peña Nieto se quedó callado, el PRI incluso recurrió a un candidato externo, sin señalamientos de corrupción para ver si prendía entre la población, pero la historia ya la conocemos ni siquiera permeó entre la militancia del tricolor.

Políticos, funcionarios, empresarios, periodistas y hasta las fuerzas armadas fueros puestos en entredicho durante la campaña y ni cómo defenderse, de hecho la defensa fue que MORENA también tenía sus defectos, es decir, el mal se reconocía y se sabía que estaba en todos los rincones.

conferenciadeprensaamlo-3

En la campaña presidencial los candidatos del PRI, PAN y sobre todo MORENA hablaron de combatir la corrupción, el problema del primero es que ni cómo creerle con varios de sus gobernadores con expedientes abiertos y en proceso; el segundo con más enjundia lanzando consignas contra los corruptos y hasta contra Peña Nieto para meterlo a la cárcel, lo que para muchos no fue una buena estrategia, al grado de que le revirtieron el discurso y él mismo fue puesto en tela de juicio por actos de corrupción; y el tercero, o sea AMLO, repitiendo una y otra vez el mensaje contra este delito y destacando que la solución de los problemas del país estaba en su erradicación; no obstante, en forma hábil, también habló de perdón, de amnistía, por lo que obviamente los que se sabían pecadores optaron por hacer las paces.

Cierto es que México tiene un problema grave de corrupción, sin embargo ¿basta la aplicación de mayores castigos a este delito y una guía moral de honestidad para salir adelante? En realidad existe mucho escepticismo al respecto, pues aun cuando se ahorrara el dinero que dice AMLO que se va por el caño de la corrupción está claro que sus promesas de campaña, sobre todo en materia de apoyo social, sobrepasan con mucho esa expectativa.

Por eso, más allá de la retórica que sirvió en campaña para criticar al partido en el poder y al modelo neoliberal que según AMLO permitió negocios al amparo del poder entre funcionarios y empresarios, se esperan respuestas precisas en cuanto a la forma como se va a cumplir con lo comprometido, sin aumentar impuestos y sin endeudamiento público.

Cierto es que la austeridad junto con el combate a la corrupción pueden ayudar; pero hay que tener cuidado en no vulnerar los derechos de los demás y hablo de entidades y de personas.

Recortar presupuestos a estados y municipios, a universidades, y otras instituciones, así como reducir los salarios de los trabajadores del gobierno es un tema en el que hay que tener mucho cuidado, pues en la redistribución de la riqueza no se debe caer en el empobrecimiento de algunos sectores, para que otros mejoren sus condiciones de vida. Se trata, pues, de que a que a todos los mexicanos nos vaya bien, de que haya oportunidades para el que no tiene, pero también para aquel que se esfuerza para tener con honestidad y alejado de la corrupción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s