Construyendo sueños

Trazos y Retazos

César de Jesús Ortega Salgado

Construyendo sueños

01

De esos lunes en los que ni bien empiezas a atender tus primeros asuntos personales, cuando aparecen las urgencias propias y lo peor, las ajenas, pero en fin así es la vida cotidiana, por lo que tratando de ordenarme y sin más prisa que la necesaria, iba caminando por el centro de la ciudad cuando, como es usual, me encuentro a una persona conocida y me dirigí a ella con un atento: “Buenos días, excelente semana”. Y me contesta: “igualmente, gusto en saludarte…”. Respondo instintivamente: “¿Cómo has estado?”. Dándome por respuesta: “CONSTRUYENDO SUEÑOS”.

Respuesta que registré interiormente… pienso una milésima de segundo, que equivale a no pensarlo, me detengo y le pido amablemente me explique, cómo construye sus sueños. Enmarcada en una tranquila y sonriente expresión facial, me dice que despertó y agradeció a Dios la oportunidad de un nuevo día, lo que me sorprende porque sé que es una dura crítica a la representación de la iglesia católica, pero ambos concluimos que lo de creer o no, en Dios es personalísimo.

Dice que ha construido sueños, grandes unos y muy pequeños otros, algunos se han logrado, otros se han desvanecido, más de uno están en proceso y muchos están por venir, lo que la alienta para pensar positivamente, cuestión de actitud.

Y hablando de actitud, se me ocurre preguntarle, cómo construye sus sueños en medio de los actuales tiempos tan convulsos y llenos de incertidumbres. Señala que después del pasado proceso electoral presidencial, los mexicanos quedamos muy confrontados y distantes en nuestros puntos de reconciliación para reconstruir una nación y que por si no fuera suficiente, se había agregado un tema polémico y desgastante para todos, con la Consulta Nacional Sobre el Nuevo Aeropuerto de la CDMX.

02

Tema que abordamos ambos, resaltando que el presidente electo, su equipo y su partido, habían recibido una alarmante llamada de atención al registrarse solo la participación de un millón 67 mil 859 votantes; de estos, 310 mil 463 se inclinaron por la opción de continuar la construcción aeropuerto en Texcoco y 747 mil opinaron de manera contraria, conforme a la opción que impulsaron como partido. ¡Conclusión, abolladura a la corona, producto de la apatía y durante tres días! Lejos muy lejos de los 30 millones de votos que recibieron meses atrás.

Continuando. La base del sistema político electoral, mediante el cual se accede al poder público son los partidos y estos están desacreditados, fracturados en lo interno y ciegos los dirigentes para alcanzar a ver el siguiente objetivo, incluido el gran ganador del proceso pasado, por su escasa convocatoria en la consulta del pasado fin de semana.

De los otros partidos y sus políticos que los usufructúan, poco se quiere saber por el ciudadano común. Referirnos al PAN, PRI y PRD, es pensar en localizarlos a uno saliendo de terapia intensiva, otro continua ahí y del tercero, se sabe que quedó en la lista de desaparecidos por exceso de daños. Los demás, bien gracias a los procesos de negociación.

Con un escenario futuro poco alentador en lo político y lo económico con un peso desplomado arriba de los veinte frente a un dólar, deja poco espacio para la actitud positiva, pero interviene mi interlocutora y exclama con entusiasmada expresión de ánimo: “tranquilo, aquí es donde debemos construir nuestros sueños… sin adversidad no hay reto”. Complemento. “Lo que sucede conviene”

03

Formo parte de esa legión de mexicanos que estamos ansiosos de la llegada del primero de diciembre -prosigue ella-, cuando tome posesión el presidente; seguramente, aunque no compartamos su forma de hacer política, tampoco pensemos en que entraremos en un gobierno caótico.

Y ciertamente, qué tal y en una de esas empieza cumpliendo los lineamientos de su futuro gobierno para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad, comprendidos en los 50 puntos.

Aquellos que abarcan cuestiones de ahorro, transparencia y limitaciones en la administración pública; donde se destacan: que el presidente pueda ser juzgado por delitos de violación a las libertades electorales y por delitos de corrupción; que se suspendan por completo fueros y privilegios para funcionarios públicos; considerándose delitos graves el tráfico de influencia y la corrupción; que se cancelen fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad, así como la transparencia.

Ella cerró con una sucinta expresión. “Sigamos construyendo nuestros sueños, pongamos nuestra parte para lograrlos y al mismo tiempo, estemos atentos al nuevo gobierno en el cumplimiento de sus promesas de campaña, ¿nos vemos en enero?”. Respondí. “Construyamos sueños mientras tanto y nos vemos en enero”.

Seguí caminando y se me vino como relámpago una interrogante: “¿Habremos escrito la carta a Santa Claus, con demasiada anticipación?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s