Atole con el dedo. La ambición, nos hace tener la vista corta y el razonamiento ralo. El querer regresar a las ubres del poder, son grandes, máxime cuando ya se tuvo ese privilegio, aunque no haya dado resultados o haya sido acusado de peculado y mantener un gobierno nepotista, que en el primero de los casos, lo llevó a ser internado al Cereso, y en cuanto a lo segundo, la sociedad sudcaliforniano se lo reclamó airadamente. El caso, es que desde que dejó el poder, ha insistido en regresar a través de sus alfiles o queriéndose colocar ahora en la llamada cuarta transformación.

Atole con el dedo color

Nos referimos claro está, al ex gobernador perredista Narciso Agúndez Montaño, quien en las pasadas elecciones del primero de julio fue factor decisivo para que dos de sus alfiles, el doctor Ernesto Ibarra Montoya y Alfredo Porras Domínguez, disputará   n uno la alcaldía de Los Cabos y el otro, la diputación federal. El primero, no lo logró, el segundo, ya está ocupando la curul federal. Pero a base de argucias y haciéndole la vida de cuadritos al Movimiento de Regeneración Nacional como a sus abanderados, principalmente a Armida Castro Guzmán, que si se hubiesen adelantado una semana antes las elecciones, hubiera triunfado el galeno, porque tanto él como Porras Domínguez explotaron indebidamente la marca Morena y el nombre de Andrés Manuel López Obrador para tratar de obtener la voluntad ciudadana, cuando se había hablado hasta el cansancio que la abanderada de Morena era Armida Castro y no el doctor.

En fin, son argucias políticas que utilizaron para sacar provecho de esa elección y ahora ratificamos lo que en un momento se dijo, cuando la presidenta nacional de Morena, Yeidkol Polevsky, hubo de venir a La Paz a ratificar quién era la candidata de su partido y desmentir a quienes utilizando marca y nombre se ostentaban como tales, lo cual, se vuelve a confirmar, no era cierto.

Pero lo cierto es que ahora, quien jugó chueco de esa manera, pretende regresar al poder a través de su amigo el profesor y senador por Morena, Víctor Castro Cosío, con quien se la visto en varias reuniones de las cuales han publicitado a través de las redes sociales, para conformar un grupo que empiece a trabajar rumbo a las elecciones estatales del 2021, cuando se dé la sucesión gubernamental. Sin embargo, nuestros contactos nos han confirmado que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador no ha perdonado a quien lo traicionó aquel 2006, cuando le levantó la mano al “presidente espurio” Felipe Calderón Hinojosa, en esa reunión de los cuatro gobernadores de la zona Noroeste del país.

AMLO, no ha perdonado a Narciso Agúndez, y ante tantas idas y venidas del ahora Senador, este aprovecha la necesidad política de Narciso para explotar su grupo con fines electorales rumbo al 2021, ya que ha mantenido engañado no solo al Presidente Electo sino también al líder del grupo político Los Cabos, que no de Los Cabos, que no es lo mismo, diciéndole “que te esperes”.

Resulta que nuestros contactos nos confirmaron que esta decisión, cuando se lo preguntaron al Presidente Electo, este hizo mutis y su expresión fue de rechazo total al que considera un “traidor”, y que por supuesto, no le ha concedido el perdón político, en tanto que al exgobernador se le dijo otra cosa, con la idea de mantenerlo “esperanzado” a ser llamado para formar parte de la cuarta transformación, y seguir explotando a su grupo para el que será el Coordinador General de Delegaciones Federales en BCS a partir del primero de diciembre, que en lugar de preparar ese terreno, está haciendo lo propio pero rumbo al 2021.

Lo peor del caso, es que ¡el propio Narciso se ha creído tremenda mentira! Y sigue trabajando tratando de reunir a quienes formaron parte de su equipo en ese gobierno perredista para preparar el terreno político rumbo al 2021. Lo lamentable del caso, es que también, los que siguen al ex gobernador se la están creyendo por igual, y ahí están metidos el dirigente o comisionado nacional del PT en Baja California Sur, recién nombrado y el ex alcalde de La Paz y actual diputado federal por el Partido del Trabajo Alfredo Porras Domínguez, y muchos más, junto con el doctor Ernesto Ibarra Montoya.

IMG_8707-800x445

El llamado de NAM, ¿a quién? Para confirmar lo escrito anteriormente, el pasado 9 de octubre, cuando Luis Armando Díaz, ex candidato a la gubernatura por el PRD-PT, enviado por Narciso Agúndez, fuera ungido como Comisionado Nacional del PT en la entidad, Narciso Agúndez asumió un rol aun no convincente de “líder moral” de este partido, al hacer un llamado no solo a los petistas, que bien podría ser el caso, pero el asunto es que lo hizo extensivo a Morena, al propio PRD y al Pes para “construir un proyecto ganador en la entidad y seguir unidos para recuperar la gubernatura en el 2021”.

Suponemos que Alberto Rentería, el líder estatal de Morena quien fuera uno de los invitados a ese “jolgorio”, se debió sentir mal y pensamos que a lo mejor hasta buscó un lugar dónde esconderse ante tan demencial afirmación de ese exgobernador, ya que se atrevió a decir, en ese evento político, que para lograr el objetivo de recuperar la gubernatura, “se cuenta con el apoyo del presidente electo Andrés Manuel López Obrar”, lo que a ciencia cierta, es una gran mentira, ya que si el presidente Electo no lo ha perdonado, como es que se atreve a convocar a los morenistas, que bien saben al respecto.

El asunto, que todo esto es una mentira, pero el problema es que Narciso y sus seguidores se la están creyendo, y eso, es increíble, o sea, ¡no puede ser!

En el caso del Partido del Trabajo, pues no dudamos ni un ápice, que haya sido Narciso el que haya impulsado a Luis Armando Díaz para estar al frente de este instituto en la entidad, pues baste recordar que precisamente en ese gobierno perredista, Luis Armando fue alcalde de Los Cabos y al concluir su periodo fue designado por el propio NAM como su secretario general de gobierno para desde ahí lanzarlo como candidato a la gubernatura por la alianza PRD-PT. De ahí, esa alianza LAD-NAM, y al que se ha sumado Alfredo Porras, quien en su momento sustituyó a Luis Armando Díaz en la secretaría general de gobierno para finalizar ese sexenio.

luis-armando-1 (1)Este grupo, ahora con Alfredo Porras como diputado federal del PT y de Luis Armando al frente de este partido en la entidad, no dudamos que para las próximas elecciones caminen juntos, pero de eso a que sumen a Morena como al PES y al PRD, es inconcebible, sobre todo si tomamos en cuenta que NAM, no ha sido perdonado por López Obrador, después de aquella traición en el 2006, al levantar la mano al presidente “espurio” Felipe Calderón Hinojosa.

Nueva Ley orgánica para el Congreso. Por fin, después de 28 años, la actual ley orgánica del Congreso del Estado, que rige la actividad de los legisladores, será reformada y actualizada, que según la diputada Milena Quiroga Romero, se busca dejar atrás una ley reglamentaria que no responde a las exigencias que la sociedad actual demanda al congreso.

DSC_1147

El objetivo de la actual legislatura, según la diputada, la ley orgánica es un instrumento legal que regula la vida interna de la institución, que garantice la toma de decisiones de manera consensuada y se plantea que esta sea eficiente, estableciendo mecanismos institucional para una nueva vinculación con la sociedad.

Subrayó que en términos generales el concepto que sintetiza las intenciones y contenidos de la reforma necesaria sobre la organización y operación interior y la nueva relación del Congreso con los ciudadanos, es el concepto de Parlamento Abierto en el cual se contemplan diversos aspectos como el derecho de iniciativa ciudadana de manera individual o colectiva, sin ningún requisito, “salvo la voluntad y la convicción de que representa un avance o la solución a una problemática social”.

Asimismo la figura del Parlamento Abierto contempla la apertura de la tribuna a las organizaciones de la sociedad civil “cundo estas comprueben que no se les ha escuchado o a su juicio consideren que se ha cometido una injusticia con ellas”. Igualmente establece una amplia difusión de las sesiones plenarias y de las comisiones de trabajo, ello por medio de las nuevas tecnologías de comunicación.

Otro punto de la propuesta de Parlamento Abierto es el que se relacionada con la realización de sesiones ordinarias en diversas partes del estado, “acercando el proceso legislativo a los ciudadanos de toda la geografía del Estado”. Un punto adicional del  Parlamento Abierto es el de llamar a cuentas a servidores públicos e investigar sobre asuntos del ejercicio del servicio público.

Sin embargo, esos puntos no son todos los que debería tratar la nueva ley orgánica del poder legislativo local, sino también, el regular la asistencia de los diputados a las sesiones, pues la historia nos ha dicho y lo hemos remarcado en este espacio en entregas anteriores, es que durante las sesiones, los diputados luego de pasar lista de asistencia se desparecen, o en su defecto justifican su ausencia con pretextos vanos, con tal de no asistir por andar haciendo labores políticas ajenas a lo que el pueblo paga a través de sus contribuciones.

La ley, debe enfocarse no solo a la apertura del congreso hacia diversas partes del estado como lo pretenden los morenistas, sino también, ser inflexibles contra aquellos legisladores que a pesar de tener un salario demasiado alto, no justifican su presencia ni mucho menos la labor de representar dignamente al electorado que los eligió, pues lo que se debe castigar, es precisamente, aparte de su impuntualidad, su improductividad legislativa, y casos hay muchos, solo baste revisar las leyes que han permanecido en la congeladora del mismo Congreso.

Los empleados despedidos. Hasta el momento, se desconoce la cantidad de empleados municipales, sobre todo en los municipios de La Paz, Los Cabos, Comondú y Mulegé, como consecuencia de la llegada de quienes ganaron en las pasadas elecciones del primero de julio. En algunos casos, el despido no solo fue cruel, sino que también, como sucedió en la administración de Armando Martínez Vega, el pretexto fue “por pérdida de la confianza”, inaudito, cuando apenas acaban de asumir la responsabilidad y no se puede catalogar un despido de esa naturaleza porque no se ha tenido el tiempo de cuando menos, hacer una valoración a priori.

Los empleados despedidos, color

Como bien es sabido, y sobre todo las administraciones de La Paz y Los Cabos, tienen por instrucciones del Presidente Electo, reducir la nómina para disminuir el gasto corriente como una manera de mantener ahorros que les permita a las administraciones destinarlas al beneficio de los gobernados. Sin embargo, tampoco se puede despedir al personal, sea justificado o no, si no se cuenta con una programación sustentada y sobre todo con el recurso financiero para poder liquidarlos conforme lo establece la ley en la materia.

El hecho de que le extiendan un documento al trabajador despedido en donde se le explica que el por qué se desprenden de él, les avisa en el mismo que “la indemnización correspondiente se hará conforme la administración cuente con los recursos para poder hacerlo”. Este, es un acto ilegal y violatorio a los derechos humanos de los trabajadores, por lo que consultando al respecto con un abogado en materia laboral, este sostiene que con fundamento en el artículo 518 de la Ley Federal del Trabajo, cuentan los trabajadores con 2 meses para poder iniciar una acción legal en contra de su patrón.

Los trabajadores tienen derecho a demandar dos rubros básicos, que son el pago de:

  1. Tres meses de salario por concepto de indemnización Constitucional.
  2. La prima de antigüedad, que consiste en el pago de 12 días de salario por cada año de servicio prestado, tomando como base para el pago de esta prestación el doble del salario mínimo, en caso que el trabajador perciba un salario superior a este.

Además, tienen derecho al pago de las partes proporcionales de:

  1. Aguinaldo.
  2. Vacaciones y prima vacacional.
  3. Prestaciones que hayan generado y que no te hayan cubierto aún.
  4. El pago de vacaciones, prima vacacional y aguinaldo que se generen hasta la fecha en la que sean físicamente reinstalados.
  5. El reconocimiento de la antigüedad durante todo el tiempo que dure el juicio.
  6. A los ascensos escalafonarios (subir de nivel en el empleo).
  7. A los salarios caídos desde la fecha del despido hasta la fecha en la que sean realmente reinstalados.
  8. A la continuación del pago de las aportaciones al sistema de ahorro para el retiro.

Todo esto con fundamento en los artículos 48, 87, 79, 80, 162 de la Ley Federal del Trabajo, según lo explica muy detalladamente Joel Navarro, quien sostuvo que se prestaba para asesorar a todo trabajar que se en contra bajo estas condiciones.

Las autoridades, en este caso municipales, no pueden despedir a los trabajadores si no prevén un programa de retiro y de indemnización correspondiente. Luego entonces, están violando la ley en materia laboral, y el hecho de ser los nuevos “jefes” del personal, que no el patrón, el patrón sigue siendo el pueblo que es quien con sus contribuciones paga los salarios de los todos los servidores públicos. Por lo que sea justificado o no, deben hacer el despido tal y como lo marca la ley. Porque puede suceder que como le pasó al alcalde pasado, en el caso de La Paz, todos los trabajadores despedidos hicieron la demanda correspondiente y es hora que las indemnizaciones se siguen realizando con cargo al erario municipal. Es decir, aún sigue latente ese problema, y el actual edil, no puede cometer el error de dejar pendientes financieros tal y como él dice, los recibió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s