Don Carlos Reyes, ha trascendido los espacios del arte; V. Castro Burgoin

Por Gilberto Bonilla Rodríguez

Entre familiares y amigos, esos que fueron actores vivientes de las gráficas expuestas, Don Carlos Reyes recibió un merecidísimo homenaje a una carrera de más de 60 años, el cual consistió en una exposición fotográfica que retrató los momentos más emblemáticos de la administración del Ing. Félix Agramont Cota, quien fuera el primer gobernador civil, oriundo de Baja California Sur y que fue parte importante del proceso de conversión de territorio a estado.

01

Don Carlos, llegó temprano, antes de que los invitados arribarán. Rodeado de su inseparable compañera, la señora Berta Celia Torres y de su hija Mónica Reyes, quien armada con cámara en mano hizo de su padre el objetivo principal a ser fotografiado durante todo el evento donde se reunieron diversas personalidades de la escena política pasada, sin embargo, se escaparon a la cámara de Don Carlitos, porque ahora él, era quien posaba junto a ellos.

02

A pesar de tener más de 80 años de edad, Don Carlos saludó y agradeció a todos los asistentes, ataviado con un traje negro, camisa blanca y corbata roja, Don Carlos se veía pulcro, radiante, impecable y sobre todo rejuvenecido, con fuerzas y con ese característico sentido del humor, un humor franco y espontáneo.

03

Poco a poco, llegaron los invitados, entre ellos sus hijos, nueras, yernos, nietos y cuñadas, así como personas cercanas a Don Carlos, como aquellos que en un tiempo fueron sus jefes, hoy eran iguales, hoy eran amigos que recordaban todo aquello que vivieron juntos, Don Carlos estaba emocionado sobremanera, al momento de estar junto a él y preguntarle su sentir, casi se le quebró la voz, no era para menos.

04

El Archivo Histórico Pablo L. Martínez fue el recinto que albergó este sentido homenaje. Poco a poco llegó la gente, se llenó, Don Carlos ya no sabía para dónde voltear, sin embargo, se mantuvo siempre con esa sonrisa que le iluminaba el rostro, llegó el momento, a la mesa estaban sentados el profesor Gilberto Ibarra Barrera quien narró un poco de la historia del protagonista de las fotos de Don Carlos, del otro lado estaba Valentín Castro Burgoin, quien habló de la trayectoria del homenajeado.

05

En su intervención, Castro Burgoin señaló algunos de los momentos históricos que Don Carlos, a través de su cámara capturó y reconoció que gracias a ello, las futuras generaciones y las actuales podrán tener pruebas fehacientes de cómo ha evolucionado esta pujante tierra sudcaliforniana.

Don Carlos Ramón Reyes Hernández,  mejor conocido como Carlos Reyes, es un sudcaliforniano de  corazón y por adopción que ha hecho de la fotografía, más que su vocación, su arte… No es exagerado decir, que la fotografía de Don Carlos ha trascendido a los espacios del arte, porque como un célebre pensador señaló: “El gran arte es lo instantáneo detenido para la eternidad”, dijo.

06

En su turno al micrófono, Don Carlos haciendo gala de humildad agradeció las palabras de quienes lo antecedieron y rápidamente se autodenominó como un obrero de la cámara; al momento de referirse a don Félix Agramont, lo describió como una persona llena de amor y con dolor recordó a quien fue su amigo y a quien acompañó hasta sus últimos días.

Si bien es cierto que personajes como Guillermo Mercado Romero, Antonio Manríquez Guluarte y Antonio Ortega Salgado estuvieron acompañando a Don Carlos, aquel recinto recibió a personajes de todas las corrientes políticas, pues para dicho homenaje no fue necesario, mucho menos requisito, ser partidario de ninguna ideología, estaban ahí por el amigo.

07

Luego del corte de listón se inició un recorrido, donde Don Carlitos explicó cada una de sus gráficas, la gran mayoría le escuchaban, algunos otros por su cuenta contemplaban y al parecer revivían viejas andanzas.

Parte fundamental de la trayectoria y éxito de Don Carlos es su familia, al respecto su hija Mónica nos habló de un padre amoroso y entregado a su trabajo pero también a su familia y recuerda las largas ausencias, sin embargo, profundamente conmovida dice que todo eso valió la pena porque hoy ve a su padre pleno, alegre y motivado ante el enorme cariño que los presentes le prodigaron.

Poco a poco, la gente empieza a retirarse, y al preguntarle cómo se sentía, Don Carlos solo pudo decir que agradecido, reflexionó un poco más y con voz entrecortada señaló que, el  triunfo más grande que puede tener un hombre es el reconocimiento a su trabajo y el cariño a su persona, lo cual solo se logra al hacer las cosas con amor, con honestidad y con ética.

08

Se me hace que hoy no voy a dormir, dijo Don Carlitos y no es para menos, este pasado 2 de octubre la gente se le entregó y le reconoció de frente el valor de su trabajo, así es como deben ser los homenajes, de frente, en vida, con la persona recibiendo las muestras de cariño, ya después de nada sirven.

A lo largo de su vida Don Carlitos ha tocado y sigue tocando el corazón de las personas, hoy a quien se le tocó el corazón fue a él, bien merecido lo tiene, vaya pues Don Carlos y llénese los ojos de luz y de amor como siempre lo ha hecho, enhorabuena.

El escenario, el mejor, el recinto que albergará hasta el 15 de noviembre esas gráficas, es el Archivo Histórico “Pablo L. Martínez”, que gracias a su directora, la Lic. Elizabeth Acosta Mendía, al enterarse para quién era el homenaje, no dudó en otorgar todas las facilidades y el apoyo, así como a los patrocinadores Eduardo de la Mora Peña, Gerente de la Agencia Wolskwagen y la gentil señora Silvia Neuenschwander Guillén, gerente de Mint Coffe and Tea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s