La batalla por la dirigencia estatal del PAN, será una lucha dispareja

Por Bertoldo Velasco Silva

 El próximo domingo 11 de noviembre, los 2,418 militantes o activistas del Partido Acción Nacional en la entidad, habrán de decidir mediante voto secreto, quién será el sucesor de Javier Bustos Alvarado, al frente del Comité Estatal. Será, una batalla muy dispareja. Por un lado, Carlos Rochín Álvarez, quien fuera el jefe de la oficina del ejecutivo estatal y por la otra, Maritza Muñoz Vargas, quien recientemente concluyó su labor como legisladora local.

Ambos contendientes cumplieron en tiempo y forma con los requisitos establecidos por la Comisión Organizadora Electoral del PAN, con el mínimo de firmas de los afiliados y con la documentación necesaria de las planillas integradas, cada una por ocho personas.

Aquí, vale la pena destacar que en el Partido Acción Nacional, la elección de sus dirigencias nacional y estatal, son democráticas, es decir, con voto libre y secreto, y para lo cual el Comité Estatal ya se encuentra preparado para la instalación de las mesas receptoras de los votos de los 2,418 militantes. Por ello, ambos, candidatos, Carlos y Maritza, desarrollarán una intensa campaña de convencimiento entre los afiliados, y en la cual no se permite el voto de la ciudadanía en general.

Los mensajes que uno y otro desplegaron en sus respectivos registros, en algunos casos son coincidentes, en otros, se ve, aunque no se quiera, cierto rencor o cierto revanchismo. Pero lo cierto, es que ambos coinciden en cambiar de actitudes, de llevar a la militancia a la reflexión sobre lo acontecido el pasado primero de julio, a refundar al partido, de trabajar para recuperar lo perdido, para reinventarse, y para hacerlo más cercano a la gente.

4Por un lado, Maritza Muñoz Vargas, tras el registro de su planilla -respaldada con 243 firmas y otros 7 destacados militantes que la conforman-, el pasado lunes 24 de septiembre, dijo que buscó ser candidata para dirigir a su Partido, porque es un acto de responsabilidad, lo que con “nuestras actitudes o con nuestro silencio dejamos que pasara”. Se trata, dijo, de reflexionar, refundar o practicar una reingeniería pero en conciencia a lo que ellos llaman doctrina panista, de dejar él hubiera o él me hicieron para transformar en que pueden hacer juntos.

Se trata, afirmó, de juntar todos los pedazos que quedaron y que con humildad, reconocer que solos no pueden, de la libertad que se dejó de practicar la libertad que dejaron al ser colocados como alfiles para pelear entre los mismos panistas, se trata, advirtió, de la apatía que se adueñó al interior para dejar de ser activos y volverse simples espectadores.

El discurso de Maritza Muñoz, fue sencillo, pero como dicen “pegador”, al señalar que busca ser presidenta de su partido tras 25 años de militancia activa, para ponerse en los zapatos del otro, de aquél que fue expulsado, humillado e ignorado, así como de aquél que aún quedándose, no fue tomado en cuenta ni instruido para conocer la casa a la que había sido invitado, y simplemente se le dio la espalda.

Se trata de practicar con el ejemplo de sentirse orgulloso de quién uno es. Se trata de decir sí en lugar de no, por temor a equivocarse o quedar mal. Se trata de intentarlo aunque todos digan que es tarde. Se trata de ponerse en acción en lugar de hacerse aún lado. Se trata de dialogar y debatir en lugar de difamar. Se trata de la historia que quieres crear y dejar para contar en lugar de la que te puedan inventar. Se trata de combinar la juventud con la madurez, la experiencia con la actitud, se trata de retroalimentar. Se trata simplemente de rescatar la mejor combinación que nos enseñaron en el PAN: que tu orgullo y tu dignidad valen más cuando son los cimientos de tu casa”.

02El discurso de Carlos Rochín, por su parte, fue de entrada fuerte y arremetió contra los enemigos que dice tener, cuando afirma que “hay en el PAN quienes intentan clasificarnos en función de la antigüedad, no es por ahí”. Por lo que señaló tener muy claro de dónde viene y hacia dónde va, qué cree y por qué está luchando. “Sé muy bien dónde estoy parado”.

Señaló que su orgullo y satisfacción de creerse panista, y que ello, le da la firmeza para hacer un llamado a la militancia para unirse una sola voluntad para trabajar desde ya, para tener un partido más unido, más cercano a la gente y más generoso.

Al registrar su planilla ante la Comisión Organizadora Electoral de su partido, dijo que hay mucho por hacer. La ciudadanía, advirtió, le llamó fuertemente la atención a su partido, y por eso el tsunami electoral del pasado primero de julio, fenómeno que cimbró al PAN, “nos sacudió, pero no nos derrotó, por el contrario, que esa lección sirva para bien, para despertar y así ganarnos el respeto de la gente”.

En su llamado a la militancia, Rochín Álvarez fue claro al afirmar que se tiene la necesidad de “despertar” para tres cosas: “para mejorar lo que hemos hecho bien, que no ha sido poco; para corregir nuestros errores, y para hacer lo que no se ha hecho o se ha dejado de hacer. Que sirva esa sacudida del primero de julio pasado, para unirnos como una comunidad con vínculos más fuertes, pero no por ello, cerrada”.

Advirtió que hoy su partido, demanda apertura, por lo que llamó a la reconciliación con todos los de la casa, “y la vamos a tener, porque el PAN, no debe ser de unos, sino de todos”.

Carlos Rochín, en su discurso hizo mención del Gobernador, al señalar que en Carlos Mendoza Davis, tiene “el ejemplo de un gobierno humanista, que gobierna bien, con honestidad, con eficiencia con todos y para todos, procurando el bien común, y por ello afirmó que a los panistas no les debe temblar la voz para decir que Baja California Sur, está bien gobernada por Acción Nacional, y bien gobernada por Carlos Mendoza”.

En su mensaje, habló y pidió que no los llene el odio o la venganza en este proceso, sino las ganas de mejorar, porque la esperanza es construir todos los días, y desde ahora, y cada quien desde su respectiva trinchera, un mejor futuro para los sudcalifornianos, y que sean los panistas “quienes decidan el futuro que queremos en el PAN, y que al hacerlo, que no se quede nadie atrás, por lo que pidió, no permitir que la adversidad los haga menos, por el contrario, que el reto los engrandezca”.

Carlos Rochín Álvarez, al presentar el registró de su planilla el pasado lunes primero de octubre ante la Comisión Organizadora Electoral, lo hizo con el respaldo de 291 firmas de militantes activos, sin embargo, dijo que en ese proceso de recolección de firmas, contó con un total de 1,194 de ellas.

Quien fuera aspirante a la diputación local de representación proporcional en las pasadas elecciones, sostuvo que al interior del panismo existe la urgente necesidad de realizar cambios profundos, porque su partido, debe tener una presencia muy activa en el acontecer público, ser referente de integridad y percibirlos como una opción política de gobiernos sensibles, honestos y eficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s