Ayotzinapa, ¿verdades históricas a la medida?

Logotipo de El Rincón del ChamánJesús Sánchez

Sin lugar a dudas, una de las diferencias que marcó la hoja de ruta que seguirán las investigaciones sobre la masacre de Ayotzinapa para alcanzar la justicia reclamada, es que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, pasó de la etapa de las promesas de campaña a los compromisos de gobierno.

01

Estos compromisos del nuevo gobierno le dieron a los padres de familia de los jóvenes normalistas desaparecidos las expectativas de que ahora sí se conocerá la verdad y que tendrán justicia.

Y no, no hizo falta un notario público para formalizarlo. Lo que es una realidad es que el cumplimiento o no de los compromisos de gobierno tienen un costo, el premio o castigo en las urnas.

Esta nueva etapa de investigaciones en ciernes ha generado dudas razonables sobre el rumbo que tomarán. El tema se ha politizado y aunque Alejandro Encinas tenga muy buenas intenciones de que se conozca la verdad, tal cuál, y esto lleve a los responsables ante la justicia, el riesgo de que se impongan intereses distintos podrían derivar en que la masacre de Iguala se mantenga como una historia sin fin.

Los contrastes son evidentes. El entusiasmo que mostraron los padres de familia en la reunión que sostuvieron con Andrés Manuel López Obrador, choca frontalmente con el hecho de que este movimiento ya rechazó las conclusiones de una primera etapa de las investigaciones.

Definitivamente hay buenas intenciones para que casos como este no vuelva a ocurrir, por eso sería un retroceso para el próximo gobierno que se intente hilvanar una verdad histórica a la medida.

Un punto que se le reconoce al presidente electo López Obrador, es que en su encuentro con los representantes de este movimiento, no encasilló al terrible caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa al binomio del perdón y el olvido, pues hay cosas que simplemente son imperdonables.

Dudas razonables

Pero hay dudas razonables que no pueden dejarse de lado.

La creación de una Comisión de la Verdad enfrenta obstáculos jurídicos y estos seguramente serán superados por la petición directa del Jefe del Ejecutivo a la Suprema Corte, reforzados por un decreto.

Apenas en julio de este año un magistrado contradijo la resolución del tribunal de Tamaulipas y estableció que la SCJN no puede avalar la creación de una Comisión de la Verdad. El presidente electo apelará al máximo tribunal para que cambie de opinión. La pregunta es, si la Corte modificará sus criterios en este caso coyuntural.

Otro punto complicado será el de incorporar a todos los organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales invitados a esta nueva fase de las investigaciones. Con que no se convierta en una Torre de Babel moderna.

Esto incluye por supuesto a los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que desmintió las versiones oficiales de que los jóvenes fueron incinerados y aunque contradijeron la “verdad histórica”, no aportaron elementos que abonaran a resolver el caso.

Difícil es el papel del nuevo gobierno porque a cuatro años de la masacre, pocas son las referencias a los grupos criminales que operaron y la insistencia es buscar elementos para colgarle al Estado, al gobierno anterior, la responsabilidad de la autoría.

Y más difícil porque existen fotografías en las que Andrés Manuel López Obrador acompañó a José Luis Abarca como candidato a la alcaldía de Iguala. Desde luego que no se prejuzga si había cercanía o no, si lo conoció o no, pero esa fue una de las peores casualidades. En las fotos aparece también la esposa de Abarca, vinculada con el cártel de Guerreros Unidos.

“Me tomo fotos con todos”, se defendió entonces López Obrador. El punto es que sus ex correligionarios como Jesús Zambrano aseguraron que fue el propio AMLO quien impulsó a Abarca. Todo se reduce a especulaciones.

02

Lo que sería muy lamentable para los futuros responsables de conducir al país, sería que cayeran en la tentación de acusar sin ton ni son a sus adversarios políticos y alentar una cacería de brujas. Eso a nadie le beneficiaría.

¿Qué tendrá que hacer el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para convencer a los padres de lo que ocurrió aquella noche? Presentar simplemente las conclusiones que permitan llegar a la verdad, por cruda que sea, y se haga justicia.

El punto es no caer en la tentación de inventar historias para quedar bien. La mentira daña a las instituciones, parafraseando a #YaSabenQuién.

La preocupación es tal que al final del día en el cuarto aniversario de la masacre de Ayotzinapa, el periodista Ciro Gómez Leyva tuiteó: “AMLO se comprometió a crear una Comisión de la Verdad. ¿Qué hará? ¿Le entregará los hijos a sus padres? Imposible. Perseguirá a @EPN, @osorioching, o a @S_Cienfuegos_Z?  Eso es bastante posible. Ojalá y no se desate una miserable cacería de brujas.”

Numeralia

Las investigaciones realizadas pueden revisarse pero no tirarse a la basura.

En realidad lo que se conoce hasta ahora de las investigaciones no se aleja mucho de lo que probablemente ocurrió la noche del 26 de septiembre de 2014. El caso no parte de cero.

*La desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa es una investigación contenida en 60 tomos.

*En total 131 personas han sido vinculadas a proceso: 58 policías municipales, de éstos 18 son de Cocula; 55 personas a las que se relaciona con el grupo Guerreros Unidos; el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

*En total se han emitido 488 resoluciones judiciales.

*Las autoridades han ejecutado un total de 170 consignaciones.

*Hay 252 autos de formal prisión.

*Se han concedido 236 órdenes de aprehensión por los delitos de secuestro, delincuencia organizada, delitos contra la salud, portación de armas de fuego, cohecho, desaparición forzada, homicidio y tentativa de homicidio.

*Un total de 69 personas son procesadas por los delitos de secuestro.

*Se han tomado mil 447 declaraciones ministeriales.

*El total se han realizado mil 945 intervenciones periciales.

*También se han efectuado 650 búsquedas por tierra.

*Se realizaron 22 cateos.

*Asimismo se tomaron 135 muestras de ADN.

Sí sabemos qué pasó

El periodista Jorge Fernández Menéndez admite que aunque falta por esclarecerse algunas de las cosas que ocurrieron la fatídica noche del 26 de septiembre de 2014, hay mucho que sí se sabe de ese crimen brutal.

03“Los jóvenes de Ayotzinapa fueron secuestrados por policías municipales, entregados por éstos a sicarios del cártel Guerreros Unidos. Fueron asesinados y la mayoría de ellos (entre 17 y 19 seguramente), incinerados en el basurero de Cocula. Las cenizas fueron arrojadas al Río San Juan. Los narcotraficantes pensaban que los jóvenes eran parte de un ataque del cártel de Los Rojos contra su plaza. Las autoridades de Iguala, Cocula y otros municipios estaban coludidos con el narcotráfico. También algunas autoridades estatales, así como algunos estudiantes y dirigentes de la propia Normal. La gran mayoría de los jóvenes asesinados, de primer ingreso, fueron sacrificados sin saber por qué perdían la vida.

“El exterminio de los jóvenes no fue diferente a la forma en que han actuado esos grupos criminales, antes y después de la noche de Iguala, el 26 de septiembre de 2014.

“No existe una sola prueba en contrario que niegue esta sucesión de hechos. Las versiones de que fue el Estado no tienen fundamento alguno.”

Fernández Menéndez anuncia que divulgará una extensa investigación de lo que sí se sabe.

Otro punto de vista serio e interesante es el del periodista Sergio Sarmiento, quien plantea que “hasta ahora las conclusiones de la PGR parecen tener más sustento que la de aquellos que buscan demostrar que el Estado mandó secuestrar a los normalistas y los mantiene en alguna mazmorra militar, pero como no es políticamente correcta no prosperará.”

Tome nota. La politóloga Melita Peláez (Mela para sus detractores), hace eco de la #ConspiracyTheory de Carlos Ramírez y coincide en que si bien existe una inmejorable oportunidad para acabar con las ocurrencias sobre todo en el caso Ayotzinapa, extrañamente hay interesados en endosarle al ejército este conflicto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s