Y sigue la mata dando, el títere y sus marionetas

Por Bertoldo Velasco Silva

El Comité Estatal del Sindicado de Burócratas se ha convertido en la mayor pista aérea de varios trabajadores sindicalizados tanto del gobierno del estado como de los poderes legislativo y judicial, además de aquellas dependencias como de la Junta Estatal de Caminos y del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de La Paz, además de coto de poder de dos que tres ex dirigentes, que a su antojo, han manipulado al sindicato para sacar provecho personal en detrimento de los beneficios que pudieron -y no hicieron- a favor de la base.

Un sindicato endeble con líderes caciquiles

Desde que Maximino Iglesias Caro fungió como delegado sindical de SAPA La Paz, por dos periodos diferenciados de tres años cada uno, hasta que en el 2006, se elige como dirigente del seccional La Paz, periodo que alargó para asumir el control y la dirigencia estatal y desde ahí, llamar a sus amigos y parientes, a unos los basificó y a otros los acomodó sin tener alguna responsabilidad en la directiva sindical.

Desde el 2010, Maximino Iglesias, mejor conocido como “El Mesi”, ha detentado un cacicazgo sindical engañando a la base, y ha impuesto desde su salida, a marionetas al frente del sindicato estatal como lo hizo a su salida del seccional La Paz, hasta que se topó con pared -Eduardo Valdez-, para usufructuar como lo venía haciendo de la Sección La Paz.

Un cacicazgo sindical al que “El Mesi”, le ha sacado provecho. Quiso desde el estatal, engañar al partido en el poder para alcanzar una candidatura a la diputación por el III Distrito, pero no contaba con “el patrón”, que sabía de las debilidades de este dirigente y le negó la candidatura para llegar al Congreso del estado, como lo habían hecho sus antecesores dirigentes. Es así, que busca perpetuarse en la dirigencia estatal y desde ahí trabajar por una simple regiduría, que precisamente este 28 de septiembre termina, a la cual llegó a tener en un principio, hasta 30 “asistentes”, es decir, a 30 trabajadores sindicalizados “comisionados”. Sin embargo, las protestas del gremio no se hicieron esperar y terminó solo con 14 de ellos, obvio, con un sueldo pero sin un trabajo devengado que ya quisieran muchos residentes de la capital del estado, o muchos de aquellos trabajadores de confianza o sindicalizados.

Es así, que desde el 2010, “El Mesi”, convierte al Comité Estatal del Sindicato de Burócratas en su coto de poder, que, aparte de los trabajadores que tenían una cartera en la directiva -personal comisionado al sindicato, así se le llama-, contaba con más de 30 trabajadores sindicalizados como “comisionados”, es decir, sin responsabilidad alguna en la directiva, pero eso sí, cobrando un sueldo no ganado y aparte, una “compensación económica” que les daba el Comité por sus “servicios prestados”.

No conforme con esto, y una vez como regidor del cabildo de La Paz, al interior del Sindicato tejió una amplia red “política” con tal de tener adeptos a sus aviesos intereses, tan es así que cuando estaba de dirigente estatal Luciano de la Peña, este trató de cortarle los tentáculos a Maximino Iglesias. Ambos compadres, pero eso no le importó y junto con la abogada del gremio Daniela González, fraguaron el derrocamiento de Luciano, aprovechando que supuestamente había cometido una falta “grave”, al haber concedido la base a una persona sin tener los méritos suficientes. Ardid, que la propia abogada cita en un video que está circulando en las redes sociales. Y ahora, como ya se le acaban los privilegios al dejar de ser regidor, está orquestando imponer a una de sus marionetas al frente de la dirigencia sindical de la Sección La Paz, y de esto, en su momento daremos a conocer quién es.

Más aún, en los vericuetos para imponer al dirigente estatal, tras la caída de Luciano de la Peña, Maximino Iglesias junto con “su equipo” trata de imponer a la abogada Daniela González, pero da el caso que ahí intervienen los dirigentes de los seccionales de La Paz y Loreto, para ganarle la tirada “al Mesi” y ponen como dirigente interino a Sergio Delgado, hermano del dirigente seccional de Loreto.

Precisamente este dirigente seccional de Loreto tras enterarse de los desajustes financieros y la nula acción del dirigente estatal, su hermano, negocia con la alcaldesa para nombrarlo en este periodo que recién inició, como Director de los Servicios Públicos Municipales de Loreto. Para ello, Sergio Delgado solicita un permiso a la base para poder ser funcionario de la administración municipal en Loreto. Sin embargo, el pleno del Sindicato, se lo niega hasta en tanto no entregue cuentas de las cuotas sindicales, la mutualidad y otros beneficios que nunca llegaron a la base trabajadora. Y mientras el Pleno Sindical, encabezado por Mario Cota, desconoce la convocatoria respectiva para las elecciones de los cinco comités seccionales hasta en tanto no se haga una Asamblea Extraordinaria, se aclaren las cuentas, se resuelve todo ese nido de corrupción y mal manejo de las cuotas de los trabajadores, de la cual Sergio Delgado, nunca quiso aclarar, como lo hizo su antecesor Maximino Iglesias Caro.

El pleno, conformado por representantes de los cinco seccionales, se comprometieron a poner fin a esa corrupción, y a los malos manejos del Comité, que solo ha servido como trampolín político de los dirigentes quienes negocian en lo oscurito con los patrones para no solicitar los aumentos salariales, tal y como lo evidenció Maximino Iglesias en la administración de Marcos Covarrubias Villaseñor, y otros beneficios para los sindicalizados.

En ese intrincado asunto se encuentra también el dirigente seccional de Comondú, que siguiendo “la línea” de “El Mesi”, tiene hundido a sus agremiados comundeños, donde también le exigen entregue cuentas claras.

Las dirigencias estatales hasta la fecha, solo han servido para los aviesos intereses políticos de los dirigentes, llevando consigo una gran cantidad de empleados, unos comisionados para ocupar las diferentes carteras y otros “como asistentes”, vulgo AVIADORES, que no justifican sus presencia en el comité estatal, se ha convertido en fósiles, cobrando un sueldo no devengado y recibiendo además, jugosas compensaciones, mientras que cientos de trabajadores cumplen en tiempo y en forma sus 7 horas laborales, gastando en transporte, preocupados por cumplir con su responsabilidad y en muchas de las veces, madres que no tienen dónde dejar a sus hijos, tienen que pagar para que se los cuiden y así responder y devengar un salario.

Los “comisionados” o los aviadores, ni siquiera trabajan, ojala y las nuevas administraciones municipales, investiguen quiénes realmente si cumplen una responsabilidad sindical, y quiénes no, para así acabar con esa gran AEROPISTA de “aviadores” que representa el Comité Estatal del Sindicato de Burócratas, y por otra, acabar con los chantajes que hacen esos dirigentes a los alcaldes y funcionarios, para llevarse a los empleados como comisionados, so pretexto de realizar paros de labores.

No es justo que estos aviadores, estén cobrando sin merecer el salario, ya es hora de ponerle punto final a esta corrupción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s