LOGO Micrópolis 3

La Consulta Popular de AMLO

Para iniciar esta entrega, primero vamos a definir el marco legal de “la consulta popular”, de acuerdo a lo que señala un jurisconsulto. “El pueblo ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la Unión (artículo 41 Constitución General) y éstos se componen del Legislativo, Ejecutivo y Judicial; el primero de ellos, el Legislativo, es elegido a través del sufragio, es decir, del voto efectivo de los ciudadanos que emiten el sufragio decidiendo quién los representará y tomará las decisiones en su representación, de modo tal que al legislador también se le llama Representante Popular y al Congreso “Asamblea Popular”, en consecuencia la “consulta popular” por excelencia es en la que elegimos y legitimamos a ciudadanos para que nos representen en la asamblea popular y tomen nuestras decisiones en temas específicos de acuerdo a su competencia y se llaman Elecciones Constitucionales.

1Luego de conocer esta definición no entendemos aún el por qué de las “tantas consultas” del Presidente Electo de la República para “sanjar” definiciones que pueden o no estar en sus manos definir si hay voluntad para hacerlo, o es ignorancia o en definitiva, para culpar al “consultado” de sus propias decisiones.

El pasado lunes 17 de septiembre, en las inmediaciones del kiosko del Malecón de la capital sudcaliforniana,  una multitud de residentes y nativos tanto de Los Cabos como de La Paz, esperaban ansiosos la llegada del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador para que apoyará la decisión de miles de personas, para declarar un definitivo ¡NO A LA MINERÍA TÓXICA!

Sin embargo, la respuesta fue salomónica, si así se le puede llamar cuando el propio Presidente Electo de la República, definiera que esa decisión, era de los sudcalifornianos mediante “UNA CONSULTA POPULAR”, porque él, lo dijo, tiene que respetar “EL ESTADO DE DERECHO”.

Todos, quienes en ese momento se pronunciaban profusamente por un no a la minería tóxica, y sí a la protección del medio ambiente y a la vida, quedaron sorprendidos. ¿A consulta popular? Se preguntaban. Pero sí hace dos o tres años ya se había consultado a la población, sobre todo de ambos municipios, donde se recabaron cerca de 40 mil firmas oponiéndose a la apertura de trabajos de la empresa minera Desarrollos Zapal, propietaria de la firma “Los Cardones” en la reserva de la Biosfera Sierra de la Laguna, considerada Área Natural Protegida.

2

¿No se está violando ahí el estado de derecho de casi medio millón de habitantes de La Paz y Los Cabos?. Es pregunta. Porque suponemos que es más importante preservar la vida que los beneficios que pueda sacar la empresa minera en cuanto al oro se refiere y que la secuela, en un lapso de 10 años, será devastador para la naturaleza y para la reserva de agua en un futuro no lejano para nuestros hijos y nietos, y hasta bisnietos.

Sorprendidos no solo aquellos que presumimos no sufragaron por López Obrador el pasado primero de julio, sino también aquellos que si lo hicieron, esperando de su líder, una respuesta positiva a sus peticiones, en este caso, frenar la destrucción de la naturaleza en nuestra única reserva ecológica con que cuenta nuestra entidad, como es la Sierra de La Laguna.

¿Por qué ahora quiere someter a consulta si queremos o no, que nos envenenen nuestro único patrimonio natural?

¿Qué no es más importante nuestro derecho al agua y la vida? Que varios cientos de millones de dólares que solo unos cuentos obtendrán enriqueciendo sus de por si abultados bolsillos?

Suponiendo que una consulta contra la minería se lleva a cabo como lo propuso AMLO, antes de que asuma el poder el próximo primero de diciembre, podríamos adelantar, la ganaría el pueblo sudcaliforniano. Sin embargo, la molestia no fue la propuesta, sino que quienes se manifestaron esperaban que AMLO respetara la voluntad popular, y esta exigía un freno total a esa actividad en nuestro estado. Es decir, no fue enojo la idea de consultar, pero… ¿y los derechos humanos de medio millón de habitantes de los municipios de La Paz y Los Cabos, dónde quedan?

3

Valdría la pena y con toda razón, que la consultara mediara el resultado si en un remoto caso estuviese dividida la población en un 50 por ciento a favor y 50 por ciento en contra, pero da el caso que la mayoría se opone. Entonces, ¿para qué consultar lo obvio?

Desde el momento mismo en que el Presidente Electo del país decidió visitar Baja California Sur, suponemos fue informado con anticipación del movimiento ciudadano que se opone abierta y pacíficamente en contra de la actividad minera tóxica en la Sierra de La Laguna, y que por ello esperaban respondiera con un SI o un NO definitivo, pero no una respuesta de esa naturaleza. Exigieron definiera su postura a favor o en contra, así de sencillo, respaldar las sentida demanda de la población, de su compromiso con el pueblo. Sin embargo, dejó entrever su postura, ese compromiso con los mineros.

Lo que sí es un hecho, es que la población se llevó una fuerte desilusión, pero no por ello bajará la guardia y se preparará para hacer frente a esa consulta ciudadana o popular, como le gusten llamar, para definir un sí o un no, a esa depredadora minería en un área natural protegida, y por lo que hemos observado estos días después de la visita de AMLO a La Paz, es que se formarán frentes ciudadanos para organizarse y estar atentos, porque de hecho, no esperan que la consulta sea transparente, limpia y honesta, pues baste recordar que para la elección de los candidatos de MORENA, se realizaron encuestas que la militancia jamás conoció y que el resultado de las mismas, solo una persona las vio y definió a sus representantes para contender por los puestos de elección popular.4Lo que no entendimos, es lo que dijo el mismo López Obrador, que se hará la famosa encuesta o consulta ciudadana o popular, pero no quiere a ninguna organización social. ¿Cómo? Si fueron precisamente las organizaciones ciudadanas las que encabezaron estos movimientos desde hace 10 años y ahora pretende anularlas de facto para no organizarse y enfrentar el fuerte capital que representa la minera para defender su proyecto.

5

Es necesario señalarlo, si en las manifestaciones a favor y en contra de la minera, nos enteramos que quienes “estaban a favor”, recibieron dinero para apoyar a la minera Los Cardones, pero los que se vendieron, ni siquiera sabían por qué protestaban.

Pero vamos a darles el beneficio de la duda, y esperamos que esa consulta, que no sabemos quién la llevará a cabo, bajo qué métodos y realmente quiénes conocerán el resultado de la misma, porque los Sudcalifornianos, ya no nos chupamos el dedo. Esperemos que sea confiable y que no haya mano negra en su desarrollo como en el resultado final de la misma.

3 comentarios sobre “

  1. Amigo Bertoldo. Muy buen análisis haz realizado pues generalmente nuestra normatividad no ajusta los actos de las personas y por ello es grande la desconfianza en general contra todo lo que huele a politica y a actos de autoridad. Felicidades porque se abona al debate y a no bajar la guardia en este tema vital para la entidad. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Los Cardones no se someten a consulta porque es un asunto de legalidad, punto. Lo que si debemos someter a consulta es lo que queremos o no queremos hacer con el agua. Así detenemos a las mineras y frenamos los megadesarrollos. Esa es la consulta que necesitamos

    Si por la consulta, pero que no sea sobre la mina sino sobre el agua, la gestión integral del agua

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s