¡Hasta la democracia tiene límites!

   Olgafreda Cota   ofcota@prodigy.net.mx

9 Hasta la democracia tiene límites

La construcción del nuevo aeropuerto, es una de las muchas cosas que me están siendo difíciles de entender en esta maravillosa democracia participativa, de la que parece empezamos a gozar.

Por más que me suena muy bien que nuestro voto vaya definir los cambios más importantes del país, como es el caso de la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, no dejo de ver que la gran mayoría de la población, no se ha puesto a buscar la información en que se habla de los beneficios y desventajas de terminarlo de construir en el ex lago de Texcoco o de hacer las adaptaciones pertinentes en el aeropuerto militar de Santa Lucía (que por cierto, al parecer, después habría que construir otro aeropuerto militar). Pero aún leyendo todo lo que ha aparecido sobre el tema, nos damos cuenta que no entendemos ni sabemos lo suficiente para emitir nuestro voto. Solamente los ingenieros especialistas tienen la capacidad de planeación, son profesionistas en diversas ramas: ambientales, diseño estructural, resistencia de materiales, geodesia, etc. Son estos profesionales nacionales e internacionales, expertos en la construcción de aeropuertos, los que saben a ciencia cierta, en dónde es mejor para el país la ubicación del aeropuerto. Basándose en dichos estudios, debe ser una comisión que junto con el presidente, tomen la decisión definitiva. De otra manera, me pregunto si la señora Nani, votará para que se haga en la base militar, porque su comadre Fita vive por el rumbo y el día que ella viaje en avión, tiene chance de pasar a visitarla.

¿Cuál va a ser el criterio de cada uno de nosotros? Independientemente de que en general somos un pueblo ignorante, repito, hay muchos asuntos que solamente especialistas pueden definir. Y esta no es la excepción, multitud de cosas no pueden ni deben quedar sometidas al voto popular.

Algo que tampoco entiendo, es la de repartir las dependencias gubernamentales por todo el país. Supongamos que el CONACYT se viene a la Paz, supongamos que les construyen las viviendas que requieren y supongamos que la presa de la Buena Mujer, permanece siempre llena como por arte de magia y todos tenemos suficiente agua. Los investigadores y funcionarios que requieran venir a reuniones para asuntos relacionados con su trabajo, van a necesitar no uno, sino dos pasajes de avión, porque en la gran mayoría de los casos, necesitan viajar primero a la Ciudad de México y en otro vuelo, a La Paz. ¿Qué el objetivo principal no es gastar lo menos posible?

Pero es la Reforma Educativa, la que me deja más desconcertada todavía. ¿Está mal que se establezcan reglas y exámenes de oposición para ingresar y ascender dentro del gremio magisterial? ¿Acaso toda la reforma está mal? ¿No hay nada positivo que se pudiera dejar  para no partir de cero?

Al parecer no lo hay, al menos eso declaró públicamente la expresidiaria y millonaria Elba Esther Gordillo, con un desplante y una fuerza preocupantes.

¿Regresaremos a la venta y herencia de plazas? ¿Seguirán nuestros niños sin la enseñanza del inglés? ¿Habrá alguna votación para ver si la encierran de nuevo?

Verdaderamente, cada momento entiendo menos. Por favor, y no es broma, qué alguien me explique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s