Del decreto en ciernes y sus focos rojos

Texto y fotos Emilio Arce Castro *

Oteamos hacia el cielo sin vislumbrar ni una pizca de nube. Bajamos la mirada alrededor y vemos solamente la tierra seca de nuestro suelo y un paisaje evanescente bajo el sol ardiente. Una brisa caliente mezclada con el polvo del desierto nos golpea el rostro y nos arropa, y el sudor salobre baña nuestra frente y nos enchila los ojos. Aún así, continuamos sin aminorar el paso, caminando por veredas apenas perceptibles entre las quemantes piedras, conduciendo nuestro rebaño hacia los cegados ojos de agua que para apagar nuestra sed nos regalan a cuentagotas las entrañas de la tierra. Llega el tiempo de la lluvia y enseguida todo se transforma. Los colores y la humedad entintan el entorno y la escasez desaparece como por magia. Es el arduo trabajo de la gente. Somos agradecidos; nosotros sólo pedimos subsistir un día más, sólo un día: un día a la vez…”

AA 1 GIGANTA 1

Así hemos vivido los rancheros en la sierra sudcaliforniana durante generaciones. Antes no era tan difícil. No teníamos sobre nosotros la realidad de los cambios de temperatura del planeta, y la ambición aún no nos cercaba como a un animal de presa. Vivíamos una realidad distinta a la que hoy nos enfrenta, y para hacerle frente, cuando apenas estamos forjando nuestras armas y escudos, nos encontramos con que algunos de nuestra propia gente, desde sus cargos públicos, embozados, nos confrontan, dividen y enfrentan. Llevamos un recorrido de más de ocho años y aún no columbramos un camino despejado.

AA 3 GIGANTA 2

Grandes empresas mineras llevadas por la ambición, con la complicidad o indiferencia de autoridades en la materia, realizan prospecciones de manera furtiva, hollan nuestro suelo en busca del codiciado filón de plata y oro para explotarlos a costa de despilfarrar y contaminar los escasos y ya no tan generosos mantos acuíferos que dan vida a los seres vivos que poblamos este desierto. Durante ocho años hemos estado luchando por se le dé a este suelo y sus habitantes la protección que les asegure un futuro sin sobresaltos por escasez de agua que ya nos golpea; por procurar activar e incrementar los mecanismos de producción rural tradicionales, históricos; eficientarlos de tal manera que se vea el progreso de las familias de nuestro campo sudcaliforniano.

Buscamos una protección que revierta el daño que sin saberlo, estamos causando a la naturaleza con la sobre explotación que se hace tierras abajo, de los mantos de agua, que aún estamos a tiempo de remediar.

AA 5 GIGANTA 4

Hay quienes sabemos y estamos de acuerdo en que una de las formas de protección que en sí misma logra integrar las actividades productivas sustentables, el manejo eficiente y responsable de los recursos naturales, el patrimonio histórico y el patrimonio cultural único de los sudcalifornianos, es la declaratoria de las sierras La Giganta y Guadalupe, como área natural protegida. Fueron muchos años de labor de investigación para concluir un estudio previo justificativo donde se presenta una caracterización y diagnóstico que integra elementos físicos, biológicos, sociales, culturales y económicos que justifican la necesidad de conservar las Sierras la Giganta y Guadalupe, por medio de un área Natural Protegida en la categoría de Reserva de la Biosfera. El siguiente paso fue la publicación de un Aviso de Decreto que viene a ser como un llamado a las personas que tienen intereses jurídicos en el área que se propone, para que revisen la documentación que se presenta. De manera inmediata, grupos de intereses económicos bastante fuertes empezaron a hacer labor en sentido contrario, tratando de impedir en base a embustes y amedrentamientos, que se protejan nuestras sierras. Es tal la cantidad de oro y plata que resguarda el interior de nuestras montañas, que toda la cantidad de agua acumulada en nuestras sierras será insuficiente todavía para la extracción y explotación de dichos minerales, amén de la contaminación y cordones de miseria que este tipo de industrias va dejando tras de sí: rastrojos y muerte. La ambición por la plata y el oro, va de la mano con el saqueo indiscriminado del agua, y el envenenamiento de los mantos friáticos.AA 6 GIGANTA 5

En días pasados, los ejidatarios, que somos propietarios de la tierra, tuvimos unas pláticas con el Dr. César Sánchez Ibarra, director general de Conservación para el Desarrollo de parte de CONANP, en cuyas pláticas sostuvimos, entre otras cosas, que en dicho decreto no permitiríamos bajo ninguna circunstancia que se permitiera la minería metálica extractiva, la minería tóxica. Que lo que como ejidatarios buscábamos era la protección legal para la conservación de los humedales, que no tuviéramos ningún tipo de restricción para realizar nuestras actividades económicas tradicionales e implementar nuevas actividades. Reiteramos que la tierra es nuestra y nuestra es también la decisión del destino que le queramos dar a la misma, sin más restricciones, con estricto apego a la Ley Agraria, que está por encima de cualquier otro decreto: poder venderla, rentarla o conservarla. Que las decisiones que hayan de tomarse en cuanto al manejo de dicha reserva, el voto de los ejidatarios en el consejo tenga el peso de más del 51% para tomar cualquier decisión.

AA 4 GIGANTA 3

Que los planes de manejo de la reserva y el seguimiento de los mismos sean propuestos por los propios ejidatarios. En fin, somos nosotros, los propietarios de la tierra, quienes finalmente con nuestras propuestas estamos elaborando tal decreto. En días pasados, personal de las oficinas centrales de la CONANP están realizando reuniones con los ejidos para presentarnos el borrador de dicho decreto, en el cual se contemplan todas las peticiones y modificaciones propuestas por los propios ejidatarios. Ante lo avanzado del proceso, empresas mineras con fuertes intereses económicos y una gran ambición por explotar nuestras tierras, mismas empresas que de manera clandestina, sin contar con las autorizaciones correspondientes ya se encuentran excavando y haciendo pruebas geológicas, se pusieron el huarache y por medio de servidores públicos de primer nivel del Gobierno del Estado, redactaron sendas cartas dirigidas a SEMARNAT firmadas por algunos representantes de mesas directivas, sin el consenso de la Asamblea, mostrando su total desacuerdo con el decreto en ciernes, argumentando textualmente que “afectará la vida económica y social ya que se les están condicionando las actividades cotidianas y económicas. Que no consideran correcto que dicho decreto venga a privar los derechos del uso y explotación de sus propiedades, así como se les limite a una probable enajenación de dicha propiedad, ya sea en tierras de agostadero o el derecho a tierra que se tienen en colindancia con playa, de manera que reiteran el total rechazo a dicha imposición”.AA 7 GIGANTA

Nada más fuera de la realidad: ese argumento lo vienen esgrimiendo personas como Ramón Alvarado (ex diputado local priísta y “dirigente” campesino de la C. N. C.), algunos informantes sicarios del periodismo y gente de la misma ralea que desde el principio de este proceso están viendo afectados sus propios intereses que de seguro ya contrajeron. Lo que llama la atención es la dualidad con que se conduce el gobierno del estado. Por una parte es promotor de dicha iniciativa y por debajo de la mesa está utilizando todos los peones a su alcance para impedir que el decreto, hoy en revisión, oficialmente se decrete. Lo que nos preocupa no son estos tipos en el poder que juegan doble cara y que finalmente van de paso: lo que realmente nos mortifica es que en estos momentos se juega el futuro de nuestras próximas generaciones. La naturaleza no nos necesita. Nosotros a ella, sí.

 

* Emilio Arce. Ejidatario Ejido Tepentú. B.C.S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s