Congreso descafeinado y un presidente sombra

Logotipo de El Rincón del Chamán

Jesús Sánchez

La oposición virulenta que en los últimos 18 años cerró literalmente las puertas del Congreso a los presidentes del PAN y PRI, hoy experimenta una realidad totalmente distinta, la de ser mayoría casi absoluta, que la perfila a cambiar la crítica y el cuestionamiento feroz por la comodidad de una fuerza legislativa a modo, descafeinada.

1 Los cocodrilos vuelan, el rincón del chaman 1

La fuerza legislativa de acompañamiento a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador llega al Congreso en condiciones radicalmente diferentes ya que no tendrá una oposición de gritos y sombrerazos, sino legisladores de partidos derrotados que aspiran a convertirse en contrapeso real del poder.

Pero también se espera madurez de la nueva mayoría que no la haga actuar como poder avasallador y proclive al mayoriteo porque sí, pues los haría caer en la tentación del totalitarismo.

Para empezar preocupó el súbito cambio en la composición de la bancada de Morena en San Lázaro, pues aunque ya tenía asegurados 191 diputados federales, le quitó al PT y PES 56 curules para aumentar el volumen de su bancada para quedar a cuatro curules de convertirse en mayoría absoluta, con 247 diputados. ¿Agandalle o rudeza innecesaria?

Por fuerza de este recortón al PT y PES, el PRI quedó como tercera fuerza política con 47 legisladores, después del PAN que es segunda fuerza con 80 legisladores.

En el Senado los morenistas no cantaron mal las rancheras y la bancada de Morena quedó finalmente con 55 senadores, a 10 escaños de distancia de ser mayoría absoluta.

Con este panorama y con una oposición que todavía sigue noqueada, de acuerdo a la percepción de Aristóteles Núñez (declarado en el programa de TV “Si me dicen no vengo”), pierde fuerza lo que juran y perjuran los líderes de las bancadas del nuevo partido en el poder, que no habrá cheque en blanco para el jefe del Ejecutivo. ¡Ajá! Exclamación a coro de Melita Peláez y Aquiles Baeza.

Por tanto está en veremos la capacidad de la aplanadora de Morena para admitir la crítica y echar abajo las ocurrencias.

¿Los cocodrilos vuelan…?

El trabajo legislativo tan cuestionado en los últimos años hoy ofrece un panorama más cómodo y holgado para el nuevo gobierno. Los presidentes de la República de los últimos 30 años se quejaron amargamente de no poder avanzar por no tener un Congreso que les permitiera disponer de leyes para impulsar sus programas de gobierno. Las escenas de los gritos, tomas de tribuna y caos se repitieron durante muchos años.

Hoy todo es distinto. El arranque de la nueva legislatura fue suavecito y seguramente la toma de posesión de ya saben quién le dará continuidad a esta transición de terciopelo o de peluche.

Quedaron para el anecdotario los estertores de los años en que a Vicente Fox le hicieron el feo cuando llevó su informe a San Lázaro; lo mismo las escenas patéticas de cuando a Felipe Calderón rindió protesta gracias a que los priistas lo protegieron aunque tuvo que salir rápidamente por la puerta trasera.

Entre gritos, rechiflas, insultos, Peña Nieto recibió la banda presidencial pero nunca jamás pudo rendir un informe de gobierno en la tribuna del Congreso.

Hoy nadie se imagina que la oposición se le ocurra siquiera repetir las escenas cotidianas para los que hoy son mayoría y le hicieron la vida imposible a los otros ex presidentes.

Andrés Manuel López Obrador rendirá protesta y es muy posible que le cedan los micrófonos de la tribuna más alta del país para dar un mensaje a la nación. Aunque usted no lo crea.

Desconcierto opositor

La oposición en el Congreso estará liderada por tres ex dirigentes nacionales en desgracia: el del PRI, René Juárez, hoy diputado federal; el del PAN, con su muy criticado senador Damián Zepeda, en tanto que Dante Delgado por el Movimiento Ciudadano -el mismo de la tonada la la la la la, la la la-, ya comenzó a coquetear con los de Morena.

Ver para creer. La bancada del PRD en el Senado será coordinada por un político sin partido y que ganó su escaño vía el PAN, el ex jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En tanto que los del PVEM vive lo que el guanajuatense José Alfredo Jiménez calificó como “un mundo raro”. Manuel Velasco Coello quien es el jefe de la bancada de los verdes en el Senado nos cautivará con un salto mortal triple, media vuelta y aterrizaje de espaldas sin rasguños. Esto porque pedirá licencia al Senado para regresar como gobernador sustituto (de él mismo) y terminar su gobierno el 8 de diciembre. Ah, todo apegado a la ley, para eso son los Congresos a modo como el de Chiapas.

Arturo Escobar Vega, ex subsecretario de Gobernación y jefe de la bancada del PVEM en San Lázaro, se cambió la camiseta y anunció que su partido ya no será aliado del PRI, serán independientes. Ajá, doble.

A quien le toca rearmar desde las cenizas un nuevo partido es a Miguel Ángel Osorio Chong.

Lo mismo pero…

El trabajo legislativo, tiene muchos asegunes, le resulta muy caro a los mexicanos pero ya nadie se acuerda de la propuesta de reducir el número de senadores y diputados.

Pero ya en serio, ¿qué pasará con la Glosa del Informe y otros eventos que forman parte de la tradición política mexicana?

Después de que @EPN presente su Sexto y último Informe de Gobierno, seguramente se enviará a comisiones para su análisis y se programarán algunas comparecencias ante el pleno legislativo.

Aristóteles Núñez, ex encargado del SAT le quitó el maquillaje a la Glosa. En un programa de televisión del teacher Joaquín López Dóriga comentó: “Las comparecencias siempre han estado arregladas, lo mismo que las preguntas y las respuestas”. ¿Ton´s? ¿Continuará la simulación?

El nuevo sexenio arranca formalmente el 1 de diciembre, por tanto además de los nombramientos del Fiscal General de la República, el Fiscal Especial Anticorrupción y el Fiscal Especial para Delitos Electorales, en el intermedio se espera que se proponga la creación de la Secretaría de Seguridad Pública que ya todos sabemos quedará a cargo de Alfonso Durazo, quien hoy es un virtual secretario sin Secretaría.

Presidente sombra

La expectativa, o mejor dicho las apuestas, van en el sentido de que una de las últimas iniciativas de Enrique Peña, hoy como presidente sombra, será la reforma a la Ley de la Administración Pública para revivir la Secretaría de Seguridad Pública que él mismo desapareció. El costo político es muy elevado, pero seguro que así asegura que le perdonen todo. Todo.

2 El presidente sombra, el rincón del chamanEl punto serio tiene que ver con las propuestas y aprobación del Presupuesto que tiene que quedar listo a mediados de diciembre: esto implica además los recortes ya anunciados a los salarios y a las plazas de la alta burocracia, la eliminación de programas y algunas dependencias. Todo para juntar 500 mil millones de pesos que financiarán los compromisos de campaña de ya saben quién.

A @EPN le quedan todavía tres meses, que dedicará a su mudanza.

Lo único que le queda a Peña es esperar que los acuerdos comerciales con Estados Unidos y Canadá los firme antes de irse. De otra manera ni siquiera eso le quedará para presumirle a sus nietos.

Lo único que ha hecho el mexiquense es ponerse flojito y coopelando.

En los hechos @EPN mantiene un perfil tan bajo que actúa como un presidente sombra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s