Un sindicato endeble con lideres caciquiles

Por Martín Galvez Loreto

Un sindicato de burócratas vapuleado desde el seccional hasta el estatal en La Paz. Vapuleado por sus mismos monstruos, aquellos que aún, como los políticos, no quieren desprenderse del poder, de las canonjías, de “los derechos”, de las triquiñuelas, quienes siguen moviendo los hilos para acomodar a sus amigos, familiares y compadres en las plazas de base, sin pasar por los años laborados para ganársela, dañando los derechos de muchos, que con antigüedades de más de 6 y hasta 15 años, esperan basificarse.

El zafarrancho que se vivió en la asamblea que se efectuó el pasado jueves 29 de agosto, en las instalaciones sindicales de la Serdán, visto y oído por muchos, gracias a esas redes sociales, solo dejó ver la desunión de sus agremiados, los intereses ocultos, las tranzas tanto de los dirigentes actuales como los pasados.

1 El MesiObservamos como un presidente de los debates, un tal Mauricio Higuera, manejado desde las oficinas del cabildo por ese eterno maximato, reventaba la asamblea, ese era el objetivo, esa era la orden que le dieron, y la cumplió al pie de la letra, fortalecido por esa gran mayoría de comisionados y aviadores que cobran su nómina en el Comité Estatal, listos para golpear, sin uniforme; cómo no ver ahí, entre ellos, a familiares de Maximino, a quienes de su casa al trabajo, lo que tardó en llegar, ya tenía su plaza y basificada, arengando a la multitud para cumplir con el propósito de reventar esa reunión a fin de perpetuarse en las lides sindicales como directivos.

Desde la regiduría, cargo al que llegó Maximino Iglesias Caro, que por su “trabajo” al frente del seccional La Paz, apenas pudo lograr en las lides políticas, cuando anteriormente gozaban de una curul en el Congreso, se veían esos hilos invisibles empujando a sus esquiroles a cumplir con la “encomienda”.

También estaban ahí, los ahijados del ex dirigente Frías, quienes desde la primera fila, fueron quienes “reclamaban” pagos no recibidos, la mutualidad sindical y las elecciones que lo tomaron como bandera de guerra, para tratar de imponer junto con el “Mesi”, a su marioneta, que como presidente de los debates, ya solo le faltaba pronunciar esa frase “prometo cumplir y hacer cumplir, etc, etc.”, sintiéndose ya “respaldado” por esos caciques que tienen secuestrada las dirigencias tanto seccionales como estatal, pero con esa soberbia que a plena luz.

¿Quiénes son Maximino Iglesias Caro y Francisco Javier Osuna Frías?, fueron dos dirigentes seccionales de La Paz, que por su ambición desmedida se ampliaron el término de una dirigencia, pasándose por alto leyes y reglamentos que rigen la vida sindical, pasando por encima de los derechos de los trabajadores, y quienes en lo oscurito, negociaron con los patrones para que los basificados perdieran derechos ganados, y que ahora, sabiendo lo que significa estar al frente o tener ahí a sus marionetas, saben que pueden regresar a beneficiarse de esas “prerrogativas” solo para unos cuantos en detrimento de toda la base trabajadora, pero qué raro, en esa asamblea, ninguno de los presentes notó o protestó por eso, parece que la historia no les ha enseñado nada y siguen repitiendo sus errores, el no denunciar, el no acusar, el no transparentar, por ejemplo, ¿a dónde se van las cuotas sindicales?, que no es poco dinero, es mucho, ¿en qué lo gastan?. De eso, no piden cuentas claras.

3 Eduardo ValdezY regresando con el presidente de los debates ese tal Mauricio Higuera, al que por cierto hubo de sacar protegido de la mesa principal por el actual dirigente seccional de La Paz, Eduardo Valdez, porque por poco y lo linchan, ni siquiera fue para agradecer que lo protegían, pero eso, aprovecho en ese momento el cargo para presentar “su postulación” como seguro dirigente del cargo en La Paz. Un presidente de los debates, que solo fue un pelele, como lo es el también dirigente estatal cachirul el tal Sergio Salgado, al que por cierto no estuvo en la asamblea porque estaba más preocupado por atender su nuevo encargo en la administración municipal de Loreto, y que nunca estaba en las oficinas sindicales, envío a su “abogada” como su representante, pero al igual que los seguidores del Mesi como de Frías, solo llegó para alterar el orden y tratar de imponer sus condiciones, decimos trató, porque solo la observamos agitar de manera molesta las manos luego de que esos ex dirigentes a través de sus marionetas, reventarán la asamblea.

Ese presidente de los debates, que presentó su aspiración para suceder a Eduardo Valdez, en vez de llevar a cabo su papel como lo exigen los estatutos sindicales, y que no pudo ni organizar ni controlar a sus propios compañeros de teatro, fue más su preocupación, denunciando al líder seccional y exigiéndole el “por qué no había instalado ventiladores en la cancha, porque el calor superaba los 36 grados centígrados”, si así como actuó en ese encargo momentáneo, ya me imagino como dirigente de la sección La Paz, claro, así lo quiere Maximino, así lo desea Frías, moldeable, manejable, para que atienda solo las necesidades de estos dos caciques sindicales, aún y cuando el mismo Mauricio “se haya desprendido de ellos” como de su dirigente estatal, con quien se le ha visto muy seguido “atendiendo asuntos” de Sergio Salgado, por eso nadie le cree.

Repito, un secretario estatal cachirulo, made un china, ausente, porque hay que decirlo, lo premiaron con un cargo en la administración municipal de Loreto, gracias a “su honroso papel como dirigente estatal de los burócratas”.

Ese zafarrancho, solo nos muestra que no hubo ganadores, como equivocadamente se dijo ahí, todos, perdieron, se perdió el respeto, se perdió la credibilidad, pero sobre todo, se perdió esa unidad sindical de antaño.

2 Sergio SalgadoEsos siniestros personajes que sosteniendo sendas pancartas exigían transparencia, rendición de cuentas, cuando ellos han sido los principales beneficiados generales de líderes que sin recato alguno negociaron posiciones políticas, sacrificando el bienestar de la base sindical. Secretarios generales han ido y venido, y las demandas de la base, siguen siendo las mismas, transparencia y rendición de cuentas, reclamos de mutualidad sindicales, retenciones que se hacen a los trabajadores y que los patrones no reportan, deudas históricas que crecen como la espuma, y que no se ve, para cuándo se solucionarán.

Con estos arranques revanchistas y protagonistas, como lo pudimos observar, solo debilitan al ya de por sí endeble sindicato de burócratas. Y de esta situación, los que salen ganando, son los patrones, porque ven un gremio dividido, con dirigentes manejables, marionetas pues, para decirlo más claro.

Pero esos que exigieron “transparencia y rendición de cuentas”, se olvidaron de las negociaciones que en lo oscurito y que realizaron líderes pasados, perdieron la negociación contractual, que por años, habían ganado, como es la plaza heredable a los 40 años y que los patrones la redujeron a los 35, y esto, es parte de ese Maximato.

Bien lo dice un amigo del Valle de Santo Domingo, “se insiste en crear una atmósfera tóxica y un ambiente enrarecido para que los trabajadores más que exigir, solo protesten para lograr que tanto siguen deseando y haciendo, conservar el poder rancio y manipulador”.

Y si los trabajadores no se ponen las pilas, y no exijan sus derechos, esto va a seguir sucediendo, es decir, van a seguir perdiendo sus derechos.

Y reafirma, en esa asamblea, “se descubrió la trama y los propósitos de seguir confundiendo y hundiendo al gremio. Por una parte, Valdez tendrá que explicar las situaciones que se le imputaron, con ello no se dice que sean ciertas las cosas que le achacan”.

“Por otra parte, este grupo encumbrado que encabeza Sergio Delgado, el Bloque del Norte, Abogados del diablo y Sicarios Digitales pretenderán replicar su desmadre en Comondú y Los Cabos para lograr sus fines. Ya se sienten dueños de la situación y se estarán repartiendo su botín simulado”.

4 Osuna Frías¿Tendrá razón el sindicalizado de Comondú? Cuando afirma que “todo fue todo una farsa, una burla, las marionetas de Mauricio llegaron listas para tronar la asamblea, para empezar impusieron de escrutadores al delegado de DIF y a la hija de Maximino. Mauricio queda como presidente de debates, el responsable de conducir con ORDEN Y RESPETO la asamblea, y fue el primero en empezar a atacar sistemáticamente a Valdez, con simplezas cuando la problemática tan grande que atraviesa el sindicato y él, indignado por “la falta de abanicos”, que según Valdez se había comprometido a llevar. Pancartas demandando rendición de cuentas, y casualmente, las sostenían los hijos y sobrino de Maximino, la sobrina cree que ya nos olvidamos de como entró a la escuela de música con base automática, sin tocar baranda, de su casita al sindicato, cuando hay compañeros que esperan AÑOS la oportunidad de obtener una.

“Un Mauricio que fue a presentar su propuesta para dirigente y al que sólo le faltó pronunciar la frase “juro cumplir y hacer cumplir… etc, etc. Y lo más triste, la actitud cerrada de muchos compañeros de VIOLENTAR nuestros estatutos, queriendo primero votación, sin importarles convención, negociación contractual ni nada. Un secretario estatal “patito”, ausente, más interesado en asumir su cargo en la administración municipal de Loreto, valiéndole el desbarajuste que deja a su paso. No todo fue bizarro. El patrón feliz, con el sindicato más desunido y debilitado que nunca, los chicos de la prensa encantados, con la de ocho. Pero TODOS perdemos. En resumen, fue una cena de negros”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s