LOGO Micrópolis 3

La unidad no significa sumisión

La imposición, no significa unidad

 Todo inició con los malos resultados que el Partido Acción Nacional obtuvo el pasado primero de julio al quedar como la segunda fuerza política del país y por ende, en Baja California Sur. El mea culpa surgió por todos lados y con muchos responsables, y la inmediatez del asunto al parecer, estriba en el cambio de dirigencias tanto en lo nacional como en lo local, y para ello, el pasado 11 de agosto, el Consejo Político Nacional del PAN, integró, por medio de su Consejo Político Nacional, la Comisión Organizadora para la elección del Comité Ejecutivo Nacional y por ende, el de la entidad el pasado 13 de agosto. En el primero, destaca como integrante, el profesor Héctor Jiménez Márquez, quien con esta nominación, lanza un mensaje a los panistas sudcalifornianos que buscan, en esa reflexión y de profunda discusión, saber cuál será el futuro de este instituto político.

1Los miembros de la Comisión Organizadora nacional como estatal, tendrán la responsabilidad de llevar cabo la conducción del proceso de renovación de ambos comités, las que deberán efectuar, según expresiones de la militancia, en completa institucionalidad y pensando siempre en bien del partido”, para lo cual tienen “la confianza de los activos panistas.

En cuanto a Baja California Sur, la comisión responsable de ese proceso de elección estará presidida por Claudia Méndez Vargas y será apoyada José Alfredo Ontiveros, Félix Carballo, Abraham Arvizu y Lucrecia Arzola Godínez.

De acuerdo a Javier Bustos Alvarado, aún dirigente estatal del PAN, “el partido entra en una etapa en nuestra vida institucional, en la que se van a renovar el Comité Ejecutivo Nacional y Directivo Estatal, nuestros militantes, que se han distinguido siempre por su participación democrática, elegirán a sus dirigentes nacionales y estatales en total libertad y responsabilidad”.

2La conformación de la Comisión Organizadora Estatal de la elección del Comité Estatal, se efectuó el pasado 13 de agosto, en la sede de dicho partido, donde el Consejo Estatal determinó a los panistas responsables de ese proceso interno. Sin embargo, dicha reunión política, no fue lo que esperaba la dirigencia estatal, que fuera sumisa, entregada y que aceptará todo lo que ahí dictaban.

Del resultado electoral del pasado primero de julio, los panistas sudcalifornianos echaron culpas, porque apuntaron, hubo responsables de esa derrota inesperada, aunque en algunos casos esperada, como lo que le pasó a la doctora Aracely Niño, que desde el momento de su nominación, ya estaba perdida la elección, o como en el caso de la diputada federal Jisela Páez, que buscaba por segunda ocasión ser diputada local, mismo caso de Norma Peña, el propio Alfredo Zamora, o la exsecretaria general del Ayuntamiento de Mulegé, Edith González Villavicencio, por citar solo unos casos. Es decir, se equivocaron de candidatos.

Pero mejor vamos a escribir lo que los integrantes de ese Consejo Político Estatal no guardaron en sus respectivos pechos y aprovecharon la reunión de este Consejo para señalar, denunciar y acusar.

3Tan no se quedaron callados que la mayoría de los asistentes a esta reunión de Consejo, a la que por cierto negaron todo acceso a los representantes de los medios de comunicación, fue el rechazo total a la actual como a las anteriores dirigencias estatales del partido, por su falta de liderazgo, y sobre todo, acusaron, porque se robaron la democracia interna.

Este, fue uno de los principales reclamos a Alfredo Zamora García, a Herminio Corral, a Rigoberto Mares Aguilar y a Javier Bustos Alvarado, contra quienes se dijo, fueron los principales responsables de esa derrota por su soberbia y por no proceder de manera democrática a elegir a los candidatos a los diferentes cargos de elección popular, sobre todo, para este proceso comicial del pasado primero de julio.

Los miembros del Consejo Político Estatal, que representaron a 2,600 militantes efectivos del Partido Acción Nacional en el estado, denunciaron que hay, después del pasado proceso electoral del primero de julio, “un panismo dolido, molesto, agraviado y dividido”.

4

Todo ello hace pensar que para la elección del próximo comité estatal, su proceso no será nada fácil porque los 2600 militantes con derecho a votar, quieren una dirigencia que entienda, se amolde a las nuevas circunstancias, pero que regrese a sus orígenes democráticos para los procesos de elección de candidatos, que sea una dirigencia estatal y las cinco municipales -también habrán de elegirse a los comités de los cinco municipios-, con arraigo panista, que sientan los colores y que suden la camiseta.

Quieren también que se acabe con las imposiciones en las dirigencias, que si existe unidad, ésta no significa sumisión de nadie, porque la imposición, tampoco significa unidad de los panistas, por lo que exigirán un proceso limpio, democrático, transparente y sin mano negra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s