La paz

Por  Mónica Camacho López

La Paz.jpg

La paz interior es la búsqueda intensa de millones de personas.

A veces una probadita de ella es respiración profunda que permite clarificar los pensamientos, tranquilizar los sentimientos o relajar los músculos del cuello.

¿Es la paz la ausencia de la violencia?

¿Es acaso el momento en que finalmente nos libramos de una presión o de un compromiso largamente cargado a cuestas?

¿Es casarse con el ser amado?

¿La ruptura de una relación infructuosa?

¿Un aumento salarial?

¿Liquidar las tarjetas de crédito?

Los términos genéricos y de connotación absoluta, también son subjetivos e imprecisos.

Los psicólogos dirán que “la paz” es un estado de ánimo, las religiones opinarán lo propio y las filosofías antiguas le dan un peso específico fundamental en el desarrollo humano.

Recuerdo a un Maharishi decir que la paz no es la ausencia de la violencia, si no la posibilidad de todo.

En el budismo se insiste en alcanzar la vacuidad, que casi sería sinónimo de la paz.

Mientras más se someta a una definición con nuestros términos occidentales, nos será más difícil entender que es la paz, por eso tal vez sea mejor recurrir a la descripción de las conductas que no son favorecedoras de tan anhelado fin, para tratar de saber lo que no es. No es el sentimiento desbocado, ni el ego invasivo. La opulencia no es garantía de la paz; ni tampoco el poder concentrado. La juventud, ni la vejez, la belleza relativa ni la habilidad física abonan definitivamente al camino de la paz.

Hemos escuchado frecuentemente a personas afirmar vehementemente que alguien más con sus palabras o acciones les ha quitado la paz. O bien a madres o padres de familia que se lamentan diciendo que la preocupación por la conducta de alguno de sus hijos no les permite estar en paz.

Vacuidad o paz… paz o vacuidad.

Tal vez sean tan similares que no habría que estarlos encasillando en términos que atienden más a un contexto cultural que a una definición universal. Tal vez habría que seguir el método astronómico que permite detectar a los poderosos agujeros negros en el universo, que por poderosos; son invisibles a nuestros aparatos y es solamente por las alteraciones que causan en su entorno y por la cantidad de rayos x que emanan de ellos (luz) que los astrónomos determinan su existencia y su ubicación.

Tal vez lo mismo suceda con nosotros y nuestra paz.

Tal vez será nuestra conducta, nuestros caminos personales los indicadores que permitan deducir que solamente a partir de una paz interior es que logramos disparar el ímpetu para conducirnos bien, amar intensamente y hacer sentir a los demás que nos sonreímos aunque estemos de espaldas.

Tal vez la vacuidad, ese enorme espacio dentro de nosotros, no sea un salón vacío si no un lugar de paz, que nos comunica con todo y con todos. Que nos permite ser inmensamente creativos porque nada nos distrae. Que nos permite ser amorosos; porque allí no hay resentimiento que cargar a cuestas; que nos permite ser poderosos porque nada nos distrae para empoderarnos de nuestras cualidades.

Solamente a partir del silencio emerge la más hermosa sinfonía; solamente del lienzo en blanco se logra la más sensible pintura; solamente de la quietud se nutre la danza.

De la mirada serena se logra dar forma a pedacitos de tela, madera color, cristal y hacer obras de arte.

Tal vez LA PAZ, (con mayúsculas) sea el conjunto de momentos acompañados de nosotros mismos, nuestra creatividad y tal vez una mascota fiel que nos hace compañía porque siente que somos una manifestación sincera de paz interior.

Contáctanos en Facebook   1000px-F_icon.svg  Centro Mosuo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s