¿Razonables, racionales o todo lo contrario?

“El razonamiento puede servir para demostrar con alguna apariencia de solidez las tesis más absurdas”.  (André Maurois) 

Condenarro

 A escasos dos meses de ejercer nuestro derecho ciudadano al voto, que desde mi particular, o tal vez compartida perspectiva, no podemos decir de elección puesto que los candidatos fueron elegidos por cúpulas partidistas y en, al menos tres casos, por alianzas que resultan hasta paradójicas, en sentido estrictamente a la supuesta ideología de cada partido, esto en el ámbito nacional, en las entidades federativas, al menos en la que nos toca, la situación, a decir una verdad incierta, no es muy diferente, con la peculiaridad de que las alianzas de las “instituciones nacionales”, no funcionan en lo local. Un razonamiento bastante irracional, creo yo.

Razonable

Todos los días y todo el día en redes sociales leemos cómo los seguidores, los reales y los pagados se acusan entre sí de todo tipo de atropellos, corrupción, engaños, tropelías, injurias… mi diccionario de editorial Océano de sinónimos y antónimos ofrece 71 sinónimos de engaño. En lo personal creo más en Gabriel Zaid que nos menciona que los sinónimos no significan lo mismo entre cada uno, pues según el sentido de la oración será el significado del enunciado. Aun así, creo que todos tienen cabida en las publicaciones que leemos y vemos en redes sociales y en los medios impresos, radiofónicos, virtuales y televisivos. Todos contra todos a favor o en perjuicio, como ya es tradición de la gran mayoría de los contribuyentes y votantes.

Por lo anterior, es que me gustó el título del intento de ensayo, y es así porque, de acuerdo a uno que firma el filósofo y escritor español Fernando Savater en el que explica qué:

“Es preciso no confundir lo racional con lo razonable. Lo racional busca conocer las cosas para saber cómo podemos arreglárnoslas mejor con ellas, mientras que lo razonable intenta comunicarse con los sujetos para arbitrar junto con ellos el mejor modo de convivir humanamente. Todo lo racional es científico, pero la mayor parte de lo razonable ni es ni puede serlo: no es lo mismo tratar con aquello que sólo tiene propiedades que con quienes tienen proyectos e intenciones”.

En tal sentido, nos resultará, como simples ciudadanos, un tanto complicado razonar una serie de acciones que nos parecen irracionales. El simple hecho de que se acusen de las mismas fechorías y errores cometidos a lo largo de la historia del país, desde que se reconoce como tal, principalmente y para las generaciones que hoy padecemos sus efectos más crudos, al parecer y dado que será el proceso electoral más grande e importante de nuestra historia, resulta histérico y ridículo pensar que alguno de ellos, candidatos, partidos y alianzas, merecen nuestra confianza. Incluso me atrevería a decir que nosotros mismos como ciudadanos que no ejercemos nuestro derecho como tales al no reclamar su productividad en la administración de los recursos del país, no merecemos ni el beneficio de la duda, ya no el voto de confianza.

Se pelean la presidencia y el congreso de la unión -con minúsculas por idem-, mientras el país está siendo “legalmente saqueado” en sus tesoros naturales, cuando no son energéticos son minerales superfluos y subterráneos, o bien los naturales renovables como el entorno, disfrazado de progreso turístico, como se padece en San José del Cabo, Cabo San Lucas en gran escala ya, y se empieza a percibir, de forma alarmante en la costa del Golfo de California, desde La Playa hasta Los Barriles y más allá…

Qué podría añadir, en tanto, al parecer la lucha será vencer o impedir que AMLO y su pandilla llegue a Palacio Nacional y/o Los Pinos, la ciudadanía se polariza en esos señalamientos si aquél es más corrupto que éste, o aquella que se ratifica como independiente se registra aún con firmas apócrifas -así de irracional nuestro razonamiento-, nosotros seguimos pagando impuestos para que privaticen el agua y la salud también… no me extrañaría que las mismas elecciones fueran concesionadas a una empresa tranza-nacional. Tan sólo pensarlo sería políticamente incorrecto, aun cuando esto me resulte un pleonasmo.

La ciudadanía marcha por la falta de seguridad, por los desaparecidos en Jalisco por los 43, por tantos miles de muertos -ejecutados, colaterales, levantados, asaltados con violencia y todas las etc., que quiera-, y escucha los planteamientos de los candidatos que son más acusaciones y señalamientos que propuestas y éstas últimas resultan no sólo utópicas, sino imposibles por su naturaleza, incluso las plausibles tardarán en lograr cambios en una comunidad con una idiosincrasia de corrupción generacional; no quiero decir que cada uno seamos corruptos, pero sí que el sistema de gobierno y de vida nacional por ende, parte de la corrupción. Tal vez me lea muy demagógico, pero nuestra inocencia ha sido corrompida por nuestra propia ingenuidad social. O peor aún, por nuestra negación a compartir la responsabilidad que como ciudadanos tenemos en lo que estamos permitiendo nos hagan nuestros gobernantes “electos” por nosotros y sujetos a una Constitución de papel.

Mientas razonamos esto mi es timado lector elector y contribuyente, hare acopio de mi racionalidad y optaré por retirarme hasta la siguiente edición como un simple y pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que la razón le da a la irracionalidad real.

“En un mundo donde ya no impera la certidumbre, restablecemos también la noción de valor. Sin duda en el siglo XXI veremos el desarrollo de una nueva noción de racionalidad donde razón no estará asociada a certidumbre y probabilidad a ignorancia. En este marco, la creatividad de la naturaleza y sobre todo, la del hombre, encuentran el lugar que les corresponde”. (Ilya Prigogine)

 

Un comentario sobre “¿Razonables, racionales o todo lo contrario?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s